Noticine
31/01/2011 13:42

El multipremiado compositor musical John Barry, falleció este domingo 29 de enero, en Nueva York, a los 77 años de un ataque cardíaco. Desde Rusia con amor, Goldfinger, Solo se vive dos veces o Diamantes para la eternidad son sin duda algunas de las películas de James Bond a las que Barry les dio su música. Sin embargo, su actividad y éxitos llegaron mucho más allá de 007. Ganó cinco Oscars, por las bandas sonoras de Nacida libre (1966), El león en invierno (1968), Africa mía (1985) y Danza con lobos (1990), y el quinto por la canción de la primera de estas películas.

Otros de sus mayores éxitos fueron La jauría humana, Cowboy de medianoche, María, reina de Escocia, Robin y Marian, El abismo, En algún lugar del tiempo, Frances, Cotton Club, Chaplin, Una propuesta indecente o la música de la teleserie de Roger Moore y Tony Curtis Los persuasores.

Aunque el tema principal de James Bond, que sonó desde aquel primer Dr. No, en 1962, fue originalmente compuesto por Monty Norman, Barry le realizó sus propios arreglos y orquestaciones, lo que no evitó que el primero, hoy en el olvido, se llevara los derechos de autor. A partir de ahí y en casi la mitad de las cintas de 007, Barry musicó las aventuras de Sean Connery, Roger Moore o Timothy Dalton.

Nacido en York, el 3 de noviembre de 1933, John Barry llegó al cine desde la música popular, y especialmente el jazz, a finales de los años 50. Compartió piso en Londres con el aspirante a actor Michael Caine -quien le recomendó para componer la música de su film Zulú-, y en aquello época se relacionó con numerosos profesionales del Séptimo Arte británico, lo que le abrió las puertas de la industria. Se casó cuatro veces, una de ellas con la actriz y cantante Jane Birkin (antes de que ésta se relacionara con Serge Gaingsbourg).

Su última banda sonora fue para la cinta de espionaje Enigma, que protagonizó Kate Winslet.

Comentarios