Noticine
17/10/2010 16:40

Superando con creces las expectativas del estudio y de los analistas, la tercera entrega de la saga fílmica del actor-presentador Johnny Knoxville Jackass, surgida de un show televisivo de muy dudoso gusto pero notable éxito entre adolescentes, se ha convertido este fin de semana en la nueva líder de la taquilla norteamericana, con un espectacular resultado: 50 millones de dólares en poco más de 3000 salas, con la inestimable ayuda del 3D que incorpora a su colección de locuras masoquistas protagonizadas por atrevidos jóvenes en busca de notoriedad... o de hacer simplemente el gamberro ante una cámara.

Jackass 3-D

(2010)

La cinta de Knoxville logró los mejores ingresos de toda la saga, cuyas anteriores entregas arrancaron respectivamente con 22,8 y 29 millones de dólares.

No fue Jackass 3D la única agradable sorpresa del fin de semana, porque también debutó mejor de lo esperado la cinta de maduros ex agentes del servicio secreto USA Red, que obtuvo 22 millones y medio en un número casi igual de salas que la primera. La propuesta de Summit Entertainment, la misma compañía de La saga Crepúsculo, por captar una audiencia adulta se ha saldado así positivamente. El atractivo estelar de su reparto (Bruce Willis, Helen Mirren, Morgan Freeman, John Malkovich...) ayudó a captar a un público que de ninguna manera se sentiría interesado por Jackass.

Tras dos semanas de liderazgo, Red social se bate honrosamente en retirada bajando al tercer puesto con 11 nuevos millones que elevan su balance total en más de 63 millones en tres semanas. Ha perdido respecto del anterior fin de semana un más que razonable 29%.

Dos películas con gancho debutaron en unas pocas salas de Los Angeles y Nueva York con muy buenos resultados, especialmente Hereafter, primera incursión del veterano Clint Eastwood en el mundo de la fantasía paranormal. En sólo seis salas consiguió 231 000 dólares, con la mejor media de ingresos por pantalla de todas las películas en cartel: 38 500 dólares. Por su parte, más moderado, en 11 salas, el film protagonizado por la ganadora del Oscar Hilary Swank Conviction recaudó 110 000 dólares.

Entre las veteranas, las que sufrieron una más aguda pérdida de espectadores fueron Wall Street: El dinero nunca duerme, que pasó de la séptima a la décima plaza (con un 49% menos de ingresos), y sobre todo la terrorífica My soul to take, que pierde otros tres puestos y se deja casi un 54%. Por el contrario, la que desciende más suavemente resultó ser Campeón / Secretariat, con sólo el 25%.

Comentarios