Rolando Gallego
27/12/2020 17:47

El experimentado realizador Juanma Pachón (Los misterios de Laura), vuelve al universo de Física o Química, serie generacional que marcó a fuego al público español, en FOQ: El reencuentro (2020), miniserie que recupera a parte del equipo original y los posiciona en medio de un presente diferente. El especial, que podrá verse en todo el mundo por AtresPLAYER PREMIUM, cuenta con las actuaciones de Andrea Duro, Maxi Iglesias, Angy Fernández, Adrián Rodriguez, Andrés Cheung, Javier Calvo y Adam Jezierski, entre otros. “Durante el confinamiento mucha gente la vio, la que ya la vio la vio de nuevo y los que no la conocían, por diferentes motivos, se interesó. Y ahora están deseando ver el reencuentro”, dice Pachón a EscribiendoCine.

Siendo parte del fenómeno hace tiempo ¿cómo ves el presente de las series españolas?
Inmejorable, es un momento increíble, la verdad. Llevo 25 años en la profesión y no he vivido un momento igual, si bien es diferente a cuando yo empecé, pero es inmejorable y notamos que la ficción española y en español gusta mucho. Aquí llevamos mucho tiempo intentando hacer series lo mejor posible, con el mayor cariño posible, y ahora es inmejorable el nivel de producción y por eso lo vivo desde dentro con un nivel inmenso de entusiasmo.

Vienen explorando diferentes géneros, repasando tu carrera has hecho casi todos los formatos, entonces, el fenómeno ¿tiene que ver más con la llegada de las plataformas y la inyección de capital que otra cosa?
Supongo que sí, evidentemente los últimos ocho o diez años ha sido una revolución, y las plataformas, no sólo en España, sino en todo el mundo, ha sido una revolución, pero creo que es una cuestión de confianza, evidentemente aquí lo es, y que yo haya “picoteado” en varios géneros, tiene que ver también con que la gente responde a ellos. Y más este año, que se ha transformado en algo de primera necesidad, la tecnología se ha convertido en nuestra segunda piel y los contenidos sirvieron para pasar el año mejor. La inyección de capital tiene que ver con el interés por los talentos de aquí, valoro el talento creativo de los equipos de aquí, asociado a la revolución de dejar la televisión lineal, que sigue teniendo contenidos, pero la manera de consumir ya ha cambiado.

O producciones que antes eran para televisión y ahora son un suceso en plataformas, como FOQ…
Claro, es una democratización de todo, brutal, y lo importante es hacer lo mejor para que la gente la vea cuando quiera, cómo y dónde quiera, porque esa decisión es del espectador. FOQ la hicimos hace más de diez años y hoy es otra manera de contar a nivel tecnológica, eso es la revolución y es buena para los creadores y profesionales del medio.

¿Cómo fue el reencuentro con los personajes, en el set, con los actores?
Yo tengo mucha vinculación emocional, y muchos dirán que somos una familia y que nos queremos mucho, y es la realidad. El diferencial es que FOQ es una serie generacional, y está más allá del bien y del mal, y cuando el público la ve está más arriba del proyecto, y la transforma en algo de sus vidas. Cuando terminamos de hacerla, durante muchos años, siempre estaba el rumor de la posible vuelta.

Había un interés…
Sí, porque la serie generacional arrastra mucho interés, es una realidad. Cuando terminamos FOQ empezaba Twitter, y recuerdo el primer año y era una revolución, y empezamos a ver el comienzo de esa red social, parece que fue ayer y pasaron 10 años. Volver después de tantos años fue porque había interés. Fue un viaje para mí y para los actores también, porque hoy me encontrado con ellos con otra edad y ha sido increíble cruzarnos y hablar en otro código, como con Javier Calvo que hoy es un monstruo del audiovisual. Ha sido muy divertido el reencuentro y el rodaje superdisfrutable. Yo que soy un romántico de mi profesión, creo que esa energía de disfrute trasciende la pantalla, noto el deseo de la gente y la expectativa que hay sobre el reencuentro. Hace mucha ilusión que la gente quiera verlo y no vamos a defraudarlos.

Lo interesante también es que el especial puede ser visto por gente que nunca vio FOQ y los impulse a ver la serie entera…
Durante el confinamiento mucha gente la vio, la que ya la vio la vio de nuevo y los que no la conocían, por diferentes motivos, se interesó. Y ahora están deseando ver el reencuentro. Y se puede entender por qué estamos aquí viendo el origen.

¿Cómo imaginaron el disparador del reencuentro y el futuro de los personajes sin perder la esencia?
Eso fue lo primordial, Carlos García Miranda hizo un gran trabajo, imaginando, desde la esencia, cómo fueron evolucionando y hacia dónde habían ido sus vidas, con inquietudes de los 30 que nada tienen que ver con las de los adolescentes. Lo mejor también fue que la edad es la misma, la tenían en el programa original y también ahora, por eso la evolución era clave.

Algunos no evolucionaron (risas)…
Claro, pero para nosotros era fundamental que no evolucionaran porque nos daba mucho juego, y ha sido un trabajo muy interesante de escarbar en los personajes e imaginar hacia dónde había que ir. Cuando me llamaron ya había un guion y le aportamos credibilidad y sensatez. Los actores conocen muy bien a los personajes, los hicieron muy suyos, y se encontraron nuevamente con ellos, y aportaron, porque esto fue un trabajo de todos. Era vital para nosotros eso. Nos reunimos, leyeron el primer guion, nos dijeron qué les parecía, aportaron, reescribimos el primer guion y el segundo. Así entraron al rodaje y cada uno era su personaje. Ha sido estupendo que sean parte.

Los que no están, como Úrsula Corberó, tiene que ver con compromisos previos y exclusividad ¿verdad?
Claro, cuadrar una agenda de tantos actores era difícil, y desde la génesis se quería contar con la pandilla clave del Instituto Zurbarán. Hay alguna ausencia y claro fue por esto de no poder cuadrar. Ojalá haya otra ocasión. Igual creo que los que están son los que están y lo han hecho maravillosamente bien y la gente lo va a recibir muy bien, y los que no, fue por compromisos contractuales.

¿Expectativas por el estreno?
Lo espero todo, quiero que la gente lo disfrute como yo lo disfruté haciéndolo, el cariño y el entusiasmo lo hemos puesto, y la sensación que tenemos es que hay muchas ganas de verlo. Y en un año tan nefasto y triste como el 2020, y tan duro, si podemos por lo menos dejar un par de regalitos para que la gente lo disfrute, pues bienvenido sea, porque hay mucha emoción. Ojalá puedan reencontrarse con lo que fue para ellos esa serie.

¿Estás trabajando en algún nuevo proyecto?
Estoy haciendo una comedia, se estrenará el año que viene, pero ahora super ilusionado con el estreno de FOQ: El reencuentro, esperando que la gente la vea, y me consta que los actores están emocionados y nerviosos, porque la reacción del público será al momento. Algo que no teníamos anteriormente. Yo seguiré ayudando a contar historias, porque además hay pocos sitios en los que yo me siento feliz como en el rodaje.

Comentarios