Rolando Gallego
29/09/2020 11:14

El realizador Martín Parlato presenta online en la plataforma Posibl 5 corazones (2020) película documental que denuncia el fuerte negocio tras la faena equina y la exportación de carne de caballo a países europeos. Tres años de investigación, imágenes potentes y la denuncia con nombre y apellido de aquellos que negocian con los animales, son el fuerte de esta propuesta. EscribiendoCine dialogó con el director para conocer detalles de su película. “El ADN de consumo de alimentos está muy asociado a lo rural, estamos evolucionando y hay nuevas formas de producción que pueden ser adoptadas, y prácticas culturales que no van más”, dice.

5 corazones

(2020)

En la actualidad, Argentina exporta el 60% de la carne de caballo que se consume en el mundo; sin embargo, está prohibido su consumo interno y no existen lugares específicos adonde se críen caballos para tal fin. ¿Entonces, de dónde provienen la carne de los más de 200.000 caballos que se faenan y exportan anualmente a la Unión Europea?

Con material revelador, exclusivo y un acceso único a sus personajes, el film documental 5 corazones narra la verdadera y cruel realidad detrás de la vida de los caballos argentinos que sufren todo tipo de abusos desde su nacimiento hasta el momento de su muerte, exponiendo al desnudo practicas culturales, deportivas, actos de corrupción y de negocios oscuros que perjudican severamente la salud de estos animales convirtiéndose en diferentes violaciones de maltrato animal.

¿Sensaciones tras tanto trabajo de mostrarla al mundo?
Mucha emoción, porque nos emocionó desde el primer día de una manera fuerte, la investigación fue también una emoción, porque sabés que estás haciendo desde el momento cero algo para cambiar una realidad, mostrando un costado muy negativo de nuestra impronta en el mundo que hay que cambiar de manera urgente. Sabemos que tendrá un fuerte impacto, por instancias judiciales que ya disparó, y ahora se encontrará con la gente.

Desde La hora de los hornos que se muestra el maltrato hacia los animales, cuando uno ve que esto no cambia y además tenes que generar un proyecto nuevo ¿cómo logras objetividad con todo lo que sentís?
Nosotros sólo trabajamos con temas de impacto social y por eso lo difícil es encontrar la verdad, y fue difícil de ver por dónde iba, pero cuando te encontras chequeando hechos y avanzando va apareciendo la verdad, te das cuenta, por el rigor informativo que manejamos. Para nosotros en Posibl fue doloroso ver cómo industrias y cuestiones culturales están tan metidas en la sociedad, como el polo o la doma, que tienen un detrás tremendo.

En la película además avanzan sobre la no distinción de clases de ese daño, la más alta en el entretenimiento y el negocio, la más baja con la tracción a sangre…
En uno de los pasajes reflexionamos sobre cómo el maltrato al caballo en Argentina atraviesa todas las clases, en las más alta maquillada como deporte, pero que esconde que cuando un caballo queda maltratado, o ya no sirve más por una lesión, es descartado y se lo envía a la faena y se lo convierte en carne de exportación, o caballos drogados para que consigan una mejor performance, entrenamientos horribles, alguien dice por ahí que el polo en Argentina es lo más parecido a la guerra con reglas, para entender lo trágico que es para estos animales participar de esto. La política ha normalizado la pobreza y la miseria, con negocios asociados a esto, como la tracción a sangre, que uno está acostumbrado, y hay hasta sindicatos tras ellos, que la regulan. Esto atraviesa a todas las clases sociales y el caballo siempre se asocia a la libertad y nobleza, y si hay algo que no tiene desde que nace hasta que muere es tener eso, es sometido de alguna manera para terminar como comida para los seres humanos.

Tres años de investigación ¿tuviste miedo en algún momento? ¿recibieron amenazas?
Fue complicado y de hecho hubo lugares inaccesibles, y hay personas, que denunciamos y les ponemos cara, que a uno de ellos no pudimos, hay muchas complicidades, políticas, económicas, y tuvimos un infiltrado que decidimos protegerlo. Pero sabemos que al final la verdad saldrá a la luz, y necesitamos que esto termine, porque desde que San Martín cruzó los Andes con su caballo siempre se lo reguló por decreto. Queremos que termine la faena equina, porque conlleva un maltrato muy grande y queremos que se termine.

En una sociedad donde está tan enraizada la práctica ¿cómo se la puede eliminar?
Con educación, nos falta invertir en eso, porque la cultura es el resultado de eso. El ADN de consumo de alimentos está muy asociado a lo rural, estamos evolucionando y hay nuevas formas de producción que pueden ser adoptadas, y prácticas culturales que no van más, creo que hay que abordarlo por fases, porque no puede un país cambiar su cultura y formas de producción de la noche a la mañana, pero sí se puede evolucionar. Creo que no es necesario el sufrimiento de estos animales, que en el documental se muestra que es horrorífico, primero hay que eliminar eso para luego cumplir con el objetivo de cortar la faena equina, atacando la oferta y la demanda. Ya este trabajo será utilizado como prueba por diputados en Europa. No puede seguir esto así.

¿Estás trabajando con algún nuevo proyecto?
En Posibl trabajamos con temas de alto impacto, estamos trabajando en Caravana, sobre el maltrato animal, con ella buscamos liberar a todos los elefantes que viven en cautiverio de la región, la elefanta Pelusa de La Plata, que recientemente falleció, es una de sus protagonistas.

¿Expectativas con el estreno?
Creemos que el impacto será en millones de corazones, no sólo cinco, como el nombre, pero creemos que el cambio es posible y podemos empoderar a la gente para que la acompañe, y esperanzados que en el Parlamento Europeo pueda pasar algo con alguna acción asociada, si no es por el lado de la oferta, que sea por el lado de la demanda que se termine esto.

Comentarios