Rolando Gallego
06/05/2020 15:01

La nueva película de Martín Basterretche (Punto ciego) Devoto: La invasión silenciosa (2020), protagonizada por Diego Cremonesi, Alexia Moyano y Gastón Cocchiarale, entre otros, propone una intrigante trama en la que un grupo de desconocidos debe salvar al mundo de una amenaza de otro mundo. El grupo de extraños además descubrirán a una misteriosa mujer como la líder de un movimiento que los ayudará a liberarse y que ejemplifica algunas ideas sobre revolución y rebeldía en una utopía fantástica. “La premiere va a ser un gran evento, con ropas finísimas, en el living de casa de cada uno de los que participamos", comenta en diálogo con EscribiendoCine  sobre el estreno que será este jueves en Cine.Ar TV (20 horas) y Cine.Ar Play Estrenos.

Devoto: La invasión silenciosa

(2020)

¿Cómo surge la idea de rodar Devoto: La invasión silenciosa?
La escribimos con mi amigo y co guionista de muchas aventuras en cine y TV, Fernando Regueira pero esta vez, si bien yo participé mucho, él es el guionista exclusivo. Creo que esta película es la suma de varios intereses estéticos y narrativos de ambos de años.

¿Cuáles fueron tus influencias y tus “homenajes” a la hora de pensar la historia y el guion?
No me gusta hablar de homenajes, pero sí de películas anteriores que nos ayudan a saber qué estamos haciendo, para qué lo hacemos y nos ponen en una misma línea de pensamiento a lo largo de la historia. En este caso creo que Devoto: La invasión silenciosa se ubica con comodidad dentro del género fantástico en general y de nuestro fantástico argentino tanto de la literatura como del cine.

¿Qué es lo más difícil de hacer cine de género en Argentina?
En estos años, mientras los géneros son cada vez más aceptados diría que la mayor dificultad, irónicamente, es la dificultad que presenta la escasez de tiempo de y recursos. Los riesgos de que algo salga mal siempre son mayores en el género.

¿Cuál fue la escena más difícil de rodar?
Las que tienen acción física, por la precisión de las coreografías y el tiempo que se necesita para que todo salga correctamente y que nadie corra peligro en el set.

¿Cómo seleccionaste al casting?
Luis Longhi, además de ser parte del elenco es el jefe de casting de mis películas. Es muy hábil y conoce muy bien el medio en el que nos movemos. Hubo mil pruebas, propuestas y contrapropuestas. Es una tarea apasionante en la que se cocina gran parte del tono, del temperamento que va a tener la película. Y desde luego, después ensayamos mucho.

De lo que habías escrito a lo que realmente terminó siendo, alguno ya estaba en la gesta, digo, ¿mientras lo escribían?
Todos salieron de casting. La única actriz que yo quería obcecadamente era Alexia Moyano. Hasta que no firmó contrato no estuve tranquilo. En 2018 ni nos conocíamos y hoy es una amiga íntima y muy querida.

Siendo película de género, llama particularmente la atención el rol o lugar que tienen las mujeres, preponderante, algo que no sucede habitualmente, por qué?
Ah, sí, es muy cierto. Me gustan las mujeres en el cine, me gusta lo que en los años 30 se llamaba "sex appeal" que por cierto no es sólo femenino, y sobre todo me gusta la heroicidad femenina. Pero no me resulta tan sorprendente, en seguida me viene a la cabeza James Cameron, John Carpenter, Howard Hawks y mucho manga japonés.

¿Cómo te sentís al estrenar en medio de este aislamiento social obligatorio?
Solemos bromear que la premiere va a ser un gran evento, con ropas finísimas, en el living de casa uno de los que participamos. Es raro estrenar en tele y plataforma. Jamás imaginé que postergaríamos el lanzamiento en salas de todo el país hasta no sabemos cuándo. Hasta la creación de emergencia de este programa “Jueves estreno”, no hubo antecedentes de películas que no se estrenarán primero en cines. Es una incógnita pero estoy lleno de expectativa. Me cuentan que la plataforma de cine argentino, Cine.Ar Play ha triplicado sus suscripciones.

Comentarios