Rolando Gallego
07/12/2019 12:10

Recientemente presentada en el 34 Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, llega a los cines El patalarga (2019) de Mercedes Moreira, película animada que cuenta con las voces de Charo López, Fabio Posca, Inés Efron, Peto Menahem y Julián Lucero, entre otros, proponiendo una mirada diferente sobre roles y estereotipos en medio de una fábula que conjuga amistad y trabajo en equipo. “Quería ir por otro lado, un lado más jugado, leía Socorro de Elsa Bornemann, ese plus que te daba para analizar más allá de lo literal”, dice la realizadora en una charla con EscribiendoCine.

El Patalarga

(2019)

Mercedes Moreira es directora, productora, animadora y guionista. Realizó numerosos cortometrajes, videoclips, mediometrajes y series. Sus cortos se proyectaron en varios festivales internacionales. En 2012 creó, junto a Edgar Roggenbau, la productora Eucalyptus.

¿Cómo surge el proyecto y cómo seleccionaste las voces?
El guion data de cuatro años y primero grabamos las voces, busqué humoristas porque sabía que iba a dar con los personajes, fueron dos años de organización y después la rodamos.

¿Fue difícil pensar la estética e imagen?
Hicimos con cutout digital todo, armamos los personajes, los articulamos digitalmente y luego animamos todo, las caras, por ejemplo, contento, triste, etc. Trabajé con un grupo, algunos los mismos de Fantasmagorías, serie que hice hace un tiempo, seguí con el mismo director de arte, de compo, son como 50 personas.

¿Cómo seleccionaste las voces?
De Charo López supe siempre que quería que esté, Fabio Posca también, siempre quise que sea Chanchurro, Peto Menahem, Inés Efron, Julián Lucero, que se improvisaron algunas escenas gracias a la locura de él.

Hay mucho de nostalgia ¿cómo pensaste el universo de la película?
Yo termino el guion y ya imagino las imágenes, por ejemplo, que jueguen a El Estanciero, hay muchos homenajes, a E.T. El extraterrestre, por ejemplo, o emulaciones. Quería llegar al público infantil de manera simple y clara.

Se revela el artificio de una manera fuerte para los niños ¿tenías miedo que te digan que no vayas por ahí?
No, siempre sabía por dónde iba.

¿Cómo llegás al mundo de la animación?
Siempre dibuje.Quería ir por otro lado, un lado más jugado, leía Socorro de Elsa Bornemann, ese plus que te daba para analizar más allá de lo literal.

¿Qué veías de chica?
En realidad no veía mucho, pero tengo muchos recuerdos de Caloi en su tinta.

Comentarios