Victoria Duclós Sibuet
08/10/2019 16:33

César González presenta Lluvia de jaulas, película apertura del #19DOCBUENOSAIRES que del 10 al 16 de octubre de 2019 se desarrollará en la Ciudad de Buenos Aires. La película retrata un grupo de jóvenes de la villa, un tema que conoce de cerca "Respeto al que dice “no yo no puedo”, como a Godard, que le preguntaron cuando iba a filmar sobre obreros, y dijo “cuando sea obrero”, es una posición válida también", agrega.

Lluvia de jaulas

(2019)

¿Cuál es la propuesta de Lluvia de jaulas?
Lluvia de jaulas es mi quinta película, un poco retoma algunos temas que están en mis otras películas. Sobre todo la presencia del espacio de la villa de donde soy oriundo y el reflexionar sobre algunos temas sobre los que ya había reflexionado antes. Sobre todo la violencia, hay temas que se repiten pero hay una diferencia muy notoria en cuanto a la forma.

¿Desde qué lugar se retoma el mismo espacio varias veces?
Retomo sobre todo un poner en foco la población de los pibes y las pibas, esa franja etaria. Tienen un peso muy sólido en nuestra sociedad en cuanto a las estigmatizaciones, es un sector al que se le dio la potestad del mal y es una película que intenta desmoralizar eso pero llevándolo a un lugar donde no se romantice tampoco. Tratando de hacer un poco de justicia hacia adentro de la historia del cine mismo, son sectores que han sido representados, a mi entender, de una forma muy ridícula, previsible y siempre con personajes que actúan de una forma muy histriónica, respondiendo a eso que la sociedad quiere ver.

¿Cómo ves ese modo de representación?
Ponele que en la vida real existan personajes que son así, pero cuando vos lo vas a traducir a una pantalla es otra cosa, no podes decir que es la realidad, decir “mostrar la realidad” es una de las frases más cliché y a la vez más conservadora para mí. Mostrar la realidad no existe, uno muestra un fragmento con todos los filtros en el medio que nos hacen como sujetos de clase, de género, de familia, religión la tengas o no, educación… entonces cuando vos pones la cámara, así estés filmando un pedazo de cemento, hay mecanismos ideológicos. Hay que tener mucho cuidado, en esta buscamos abordarlos a esos pibes desde un lugar poético.

¿A qué crees que responde esa forma de representación?
Es un tema que vengo investigando mucho el qué se ha hecho en la historia del cine con la otredad. Los medios de producción del cine no son fáciles de alcanzar, el nivel educativo no es fácil de alcanzar, estudiar cine es caro y terminar esa carrera requiere un gran esfuerzo monetario ya eso es un condicionamiento. Pero soy de los que creen que no es absoluto, sí que es un factor casi determinante no ser del lugar que querés representar, siempre vas a tener una limitación pero creo en el trabajo. Creo en no ser vago, no terminas haciendo una película que repite estereotipos porque sos un burgués o porque no sos de ahí, es porque sos un burgués y no laburaste. Si no caemos en que si yo soy de la villa nunca voy a poder filmar a la clase alta, no creo eso, pero yo investigaría detalle por detalle en todo, yo veo que cuando se filma el mundo villero no se labura. A los pibes se les ocurre como final de tesis hacer una película sobre el narco de la villa y los profesores no los paran y les dicen que investiguen, les dicen “dale arranca la semana que viene”. También veo que se inspiran en otras películas, y tenes que ir y conocer como hace un etnólogo o un antropólogo, tomen ese modelo de ir acumular y acumular datos, confrontar esos datos como mínimo, creo que esa es la falla. Y también creo que hay ejemplos de sobra de que aunque no pertenezcas podés hacer algo genial, el neorrealismo por ejemplo o Eisenstein que es parte de la revolución soviética pero no porque fue obrero, sin embargo hizo películas que son símbolo del proletariado internacional que parecen hechas desde la sensibilidad de uno.

¿Tu vínculo con el cine es muy distinto al que tenés con la escritura?
Yo amo el cine, la mayor parte de mi tiempo está dedicada a escribirlo, pensarlo o verlo. Y me encanta ver el trabajo de los demás, lo que se está haciendo y lo que se hizo. Sé que quizás lo que esta mas instalado es el cliché del cineasta que no ve porque esta abstraído y elevado, yo todo lo contrario. Veo películas de todo el mundo: grandes, pequeñas, narrativas, experimentales y desde ahí filmo. Nunca lo vi como un paso a la literatura, yo saque mi primer libro a los 21 años y mi primer cortometraje a los tres meses, fue muy simultaneo y en cantidad había visto tantas películas como libros había leído. Hay momentos donde necesito darle un recreo al cine y vuelvo mas a los libros pero yo creo que tienen mucho en común. Buscarle la especificidad al cine no creo que lleve a ningún lado, ¿por qué el cine debería ser distinto a la poesía o la literatura?, obvio que son distintos pero generan imágenes en tu cabeza.

¿Cómo extraes, para el cine, lo poético de los espacios?
Primero hay que tener en claro que considera uno poesía. Y como yo considero que hay poesía en los sueños pero que eso lo puede decir cualquiera, trato de ver poesía en los lugares donde nadie ve poesía. Negarme a que haya un modelo de lo que es poesía. Es importante cuestionar la mimesis y a la humanidad le demando siglos animarse a romper con el modelo mimético. Y luego romper con eso llegó a un extremo que permitió una vanidad absoluta. A lo que voy es a buscarle una vuelta al realismo a lo onírico, mezclarlos, meterlos en la misma máquina y que salga lo que salga. Me importa reivindicar que es poesía para mí y un ejemplo está en una escena de Lluvia de jaulas puntualmente: sucede que se larga una lluvia torrencial, un viento maligno casi tornado y hay un grupo de pibitos que se ponen a jugar a la pelota, y si eso no es poesía no sé que es la poesía. También creo en la poesía no sé, de David Lynch, no es que digo esto es poesía y esto no, todo puede serlo, creo que es más una postura, una forma de encarar la vida.

¿Cómo es el dialogo del publico de las villas y tu forma de retratarlos en tus películas?
Me cuesta hablar de qué le genera a los demás mi película, me encantaría que se pueda preguntar a la gente y escuchar que dicen. Sí te puedo nombrar lo que surge de la experiencia de las veces que la proyecto. Siento que tengo un poco mas de cercanía y que las películas les gustan más a los mas pendejos y pendejas. Y que un público quizás más grande le produce un choque. Pero no por la forma de filmar sino por los temas y el punto de vista ideológico sobre ciertos temas. Por ejemplo sobre la violencia yo tengo una mirada de que si un pibe roba no es simplemente una decisión individual del pibe… pero en los barrios al haber tanta presencia de la religión y el evangelismo entonces les re choca, “tenés que demostrar que eso es malo” o “¡cómo Cesar mostrás que somos malos!”. No existe eso de que somos malos o buenos, ese es un debate que siempre tengo cuando proyecto. En cambo a los pendejos les encanta y se sienten reconocidos en los personajes. Siento que con la juventud estoy más cómodo, mis películas nunca tuvieron tanta afinidad con los padres y las madres y ya de por si la película propone que con los padres y las madres esta todo mal así que… (risas)

Comentarios