Rolando Gallego
11/09/2019 19:02

Dolores Fonzi regresa al cine con Claudia (2019) de Sebastián de Caro, en la que interpreta a una obsesiva planner que tras la pérdida de su padre se embarca en la tarea de reorganizar una boda, a la que le agregará, sin muchas consultas, aditamentos que la convertirán en un verdadero desastre. Enfundada en un traje que la presenta como una versión actualizada de la Pam Grier de Jackie Brown (1997), con vestimenta y peinado similar, EscribiendoCine dialogó con la actriz para conocer más detalles de la propuesta. “Quiero dirigir una película, mi primer largo, con un guion ya escrito con Laura Paredes, nos revela en exclusiva.

Claudia

(2019)

Estás desde muy temprano dando solita notas por la película ¿qué haría Claudia en este preciso momento? ¿Seguiría después de ocho horas de notas?
Sí, seguiría acá y diría “dame más notas, dámelas todas”.

¿Qué tiene Claudia de vos y qué le pusiste de vos a Claudia?
Creo que tenemos en común el cuerpo (risas), cierta inteligencia resolutiva (le sopla el director De Caro), sí, algo de eso, no como ella que no tiene vida privada, yo sí, ella se resguarda en el trabajo para no tener vida y yo al contrario, trabajo mucho mucho para después poder tener una vida.

¿Sos en tu vida privada de hacer cosas en eventos, tipo cumpleaños, reuniones?
Re, lo hago, no es que me gusta, pero lo hago, si es un cumpleaños sí estoy en los detalles, mínimos, porque es algo que me gusta que me hagan.

¿Cómo es volver a la comedia?
Me encanta, es verdad que tiene mucho texto, Claudia fue muy demandante, pero la pasé muy bien.

Venías de hacer cosas fuertes y cargadas…
Me gusta actuar en una comedia pero sin hacer comedia, sin el gag, ver el personaje atravesado por la comedia y la historia, eso es lo que causa gracia, que se le va todo de las manos.

Algo que Claudia nunca va a asumir, que las cosas se le van de las manos…
Claro.

¿Ayudó estar rodeada por amigos para el rodaje?
Sí, creo que el tono actoral de la película es un bálsamo, que todos los actores están bien, un grupo actoral genial y que Sebastián le da un espacio al actor, habiendo sido actor conoce, y es distinto, no agotaba el tiempo, no fue una cosa explotada por miedo a que falte material, que te puede pasar que un director filme desde las siete de la mañana hasta tarde porque no sabe bien qué, él sabe lo que quería, se la pasaba bien, y se filmaba hasta horas razonables porque había que ir a casa a estudiar el texto del otro día.

¿Ayudó el vestuario? ¿Te para frente a personajes de otra manera para interpretarlos?
Sí, todo el artificio sobre un personaje es fundamental, pelo, vestuario, es un porcentaje importante de la composición, leí una vez a Meryl Streep que decía que leía el guion y pensaba qué pelo tenía el personaje y sobre eso armaba, y es verdad que está bueno salirse de lo que uno es, modificarlo y utilizarlo en función del personaje.

¿Hay algún soporte que te gusta más que otro?
El cine, soy fanática del cine, veo cine, me gusta, tengo una pantalla en mi casa, veo cine, me gusta el proceso creativo del rodaje, me gustan las esperas, me gusta el equipo técnico, estoy acostumbrada a ese desarrollo, más que teatro y televisión.

¿Te gusta verte?
No, no chequeo materiales, no controlo como una loca, casi que veo mis películas porque se estrenan y casi ni siquiera.

¿Estás rodando ahora una serie y venís de Chile?
Ya la terminé, se estrena ahora Claudia, después Así habló el cambista, después Distancia de Rescate, que rodé en Chile para la Netflix gringa, se estrena Puerta 7, de Pol-Ka y Netflix, sobre la primera mujer dirigente que fue a un mundial como jefa de seguridad de un club y se pone en contra a los barrabravas, y después quiero dirigir una película, mi primer largo, con un guion ya escrito con Laura Paredes, para el año que viene.

¿Podés adelantar algo?
Es sobre una maternidad compleja, es una comedia, una mujer que fue madre a los 15 y que tiene un hijo de veintipico, viven juntos, son roommates, es como una Big Lebowski mujer que es más inmadura que su hijo y él más maduro que la madre.

¿La vas a dirigir y protagonizar?
Sí.

¿Ya imaginaste pelo y vestuario?
Algunas cosas.

Sos una de las referentes del feminismo en las actrices, ¿qué balance podés hacer desde el momento en el que la marea verde copó todo hasta ahora?
Creo que el balance es poder comprender que lo colectivo es más fuerte que cualquier cosa, que el movimiento de mujeres unidas de la Argentina, no sólo actrices, es enorme, y es imparable, que tenemos que seguir unidas y fuertes y que cualquier cosa que venga a romper o fraccionar eso está mal y es funcional al patriarcado, hay que saberlo y entenderlo con responsabilidad, y que todas las mujeres que hagan algo por la igualdad de derechos para mí están bien, desde donde sea, desde la trinchera que cada una quiera elegir para participar, me da lo mismo, siempre y cuando sea a favor de las mujeres en general, y no desde el individualismo.

Estrenás Claudia y el mismo día llega Todo por el ascenso con Tomás Fonzi, tu hermano como protagonista, van a competir…
No es competir, se puede ir un día a ver una y otro la otra. No somos "obses" del trabajo y me entero más por default de estas cosas.

Comentarios