Juan Pablo Russo
06/09/2019 19:45

Luego de su paso por el [21] BAFICI Lucas Bucci y Tomás Sposato llegan al Malba con Los Payasos (2019), documental sobre las desventuras de tres jóvenes en un Festival de cine en Florianópolis que son invitados a participar con el corto que le da título al film. "No sabemos si es pura realidad o ficción pero tratamos de mostrar que nunca nadie lo sabe", dice el binomio de directores en diálogo con EscribiendoCine.

Los Payasos

(2019)

¿Siempre vieron en ese viaje al Florianópolis una película?
Lucas Bucci: No, lo cierto es que yo siempre pensé en hacer un corto con el viaje. Sin embargo a medida que pasaban más y más cosas, Tomás me decía "esto es una película, un largo" y yo lo negaba porque no me quería enfrentar a lo que venía después, una edición titánica y demencial. Creo que el tiempo le dio la razón a Tomás. Y a mí. Ambos tuvimos una victoria pírrica.

Me imagino que filmaron y filmaron pero no fue fácil encontrar la estructura ¿Cómo fue ese proceso?
Tomás Sposato: Tanto Lucas como yo somos guionistas. Trabajamos y damos clases sobre la escritura de cine y televisión, muchas veces con una perspectiva estructural de tres actos. Esto fue como salir eyectados de nuestra zona de confort. No había estructura, no había plan, no había clímax, no había nada. Solo nos dedicamos a filmar y mientras lo hacíamos, nos preocupábamos por cómo íbamos a hacer en la edición. Luego de volver, visionamos todo el material y empezamos a trabajar con Rocío Blanco, que nos hizo una primera versión de la película y la estructuró en base al viaje. Luego de esto se sumaron Néstor Frenkel y Sofía Mora y la película tomó otra dimensión, ya buscando cosas en particular y entre ellas un editor que no nos conozca. Así estuvimos trabajando con Manuel Margulis muchos meses hasta que logramos una estructura que nos guste y después Frenkel hizo unos toques mágicos y terminó de convertirla en lo que es. Podemos decir que es una película escrita más que nada en montaje y que su estructura se armó ahí, pero al mismo tiempo, fue la estructura de la misma realidad la que nos daba la pauta.

¿Lo que vemos es pura realidad o hay partes ficcionalizadas?
Lucas Bucci: Es un documental sobre un proyecto de ficción. Sin embargo, muestra la ficción sin aviso previo, de sopetón. Así que también es un falso documental. Pero también muestra cómo se hizo ese falso documental... En fin, no sabemos si es pura realidad o ficción pero tratamos de mostrar que nunca nadie lo sabe, de este documental y de nada.

¿Cuáles fueron las dificultades a las que se enfrentaron con respecto al cortometraje?
Tomás Sposato: Las dificultades están bastante mostradas en la película. Al no haber distribución de cortometrajes en salas, para verlo en pantalla grande debemos recurrir a los festivales de cine y eso es una odisea tal como filmar. Distribuir un cortometraje no es moco de pavo. El corto no quedaba en ningún festival y todo parecía estar perdido. Pero por suerte pudimos sacarle bastante jugo al único festival que decidió pasar el corto, el Short Cup de Florianópolis, un lugar que diría que es simplemente...mágico. Pero mejor que describirlo sería que lo vean en la película, sobre todo para verlo a través de los ojos de Jeronimo Freixas.

Cuando parten al festival piensan en una especie de Cannes y cuando llegan se dan cuenta que no es nada de lo esperaban, sino más bien lo contrario. ¿Buscaron desmitificar ese falso glamour que muchas veces rodea a los festivales de cine y que en la realidad solo es atribuible a unos pocos? ¿No había un poco de ingenuidad o inocencia de parte de ustedes?
Lucas Bucci: Sí a todo. Los festivales que nos gustan no son sobre glamour, son sobre cine. Quisiéramos que el espectador se enamore de ese festival brasilero como nos enamoramos nosotros. Un festival desastroso con birra barata y asientos de plástico pero dónde todos miraban las películas. Aun así, nuestro ego infantil sigue soñando con ser estrella y pisar la alfombra roja encandilado por flashes. Como es imposible convencerlo de lo contrario, nos queda reírnos de él.

¿El estreno de película es un cierre de ciclo que empezó con el corto Los Payasos?
Tomás Sposato: Definitivamente estrenarla parece cerrar un ciclo largo, larguísimo. Al mismo tiempo, ahora existen las redes (en Instagram @lospayasosok) y filmamos algunas cosas. Además de esto, tenemos muchísimo material que no usamos y algún día verá la luz. En cierta forma, cuando una película trata sobre la realidad y toma hechos “reales”, es imposible que termine.

Comentarios