Laura Pacheco Mora
18/07/2019 14:30

Ricardo Preve acaba de estrenar el documental Volviendo a casa (2018) sbre el laborioso trabajo de un grupo de investigadores para rescatar a quien fuera la única víctima del naufragio del submarino italiano Macalle, que se puede ver en la sala 2 del Cine Gaumont desde el Jueves 18 de Julio a las 19 45 horas.

Volviendo a casa

(2018)

¿Cuál fue su principal motivación para realizar este documental?
Reparar una injusticia. Me pareció injusto que todos se hubieran olvidado de este chico y que él hubiera quedado abandonado en la isla dada su humilde condición social, no era hijo de alguien rico o famoso, por eso quise reparar la injusticia de la única forma que podía – contar su historia, y sobre todo llevarlo de regreso a Italia.

¿Cuáles fueron los mensajes a transmitir y cuál es el principal?
El principal mensaje a transmitir fue no perder la fe, ni las esperanzas. El pueblo de Castiglione Falletto tuvo que esperar casi 8 décadas para que regresara el cuerpo de su marinero, pero al final volvió. Muchos dijeron que sería muy difícil lograrlo, o directamente que fallaríamos en el intento, pero lo logramos. Esta película es un mensaje de esperanza para todos los que tienen un anhelo que quieren realizar, pero que parece imposible.

¿Qué recepción obtuvo hasta el momento del público?
Estoy muy contento de la recepción que está teniendo, considerando que ha ganado el premio del público en un festival en Uruguay, y muchas nominaciones y premios en festivales internacionales. Veremos qué opina la gente a partir del estreno del 18 de Julio.

¿Cree en las casualidades? (Esta pregunta está relacionada con todos los factores que se dieron en sincronía, algunos se cuentan, otros están implícitos, para poder realizar el documental.)
Es la pregunta más difícil que me han hecho en toda mi carrera. No, no creo que las casualidades, puede haberlas, pero ha habido tantas en este proyecto que parece imposible. Tampoco soy creyente, siempre he sido muy racional y científico en mi pensar, por lo tanto, no sé cómo explicar todos los factores que se dieron en sincronía para que el proyecto tuviera éxito. Realmente no sé cómo contestar esta pregunta.

¿Considera que consiguió su objetivo y que se transmitió el mensaje principal?
Creo que puedo honestamente decir sí a la primera parte de la pregunta, porque el objetivo, más allá de hacer un documental, era retornar el cuerpo a Italia y eso lo logramos. No me corresponde a mí, sino al público, decidir sobre si logré transmitir bien el mensaje del proyecto.

Cuando se le presentaron trabas en el camino, ¿Cuál fue el motor que le dió fuerzas para avanzar?
Me inspiré en los tres tripulantes del submarino quienes, a bordo de un barquito de menos de 3 metros de longitud, remaron casi 200 kilómetros por casi una semana en búsqueda de ayuda para sus compañeros, con tres botellas de agua y un paquete de galletas. Me propuse inspirarme en su ejemplo, en como ellos hubieran podido abandonar la empresa y rendirse en la costa de Sudán a los ingleses, pero no lo hicieron. Y quise asumir de ellos el mismo coraje y determinación.

¿Cómo describiría la fe?
Es la convicción de que si uno quiere algo, y trabaja con paciencia y constancia para lograrlo, al final lo obtiene.

¿Cómo contaría la relación que lo une al mar?
Mi relación con el mar es íntima, visceral, emocional, y hasta espiritual. He cruzado el océano Atlántico dos veces a vela, he sido instructor de navegación a vela, surfista, buzo, fotógrafo submarino. Vengo de una familia de gente de mar, sabemos que ya alrededor del año 1.000 AD los Preve eran capitanes de mar y pescadores de coral en el Mediterráneo, así que el mar está en mi ADN.

Tengo entendido que asistirán al estreno el día jueves 18 de Julio en el Gaumont, familiares del Ara San Juan, ¿esto es así?
Sí, ya tenemos dos familias que han confirmado su presencia en el estreno, y otra que está considerando venir. Por respeto a su privacidad no voy a decir sus nombres.

Al finalizar, en las dedicatorias, está su hija Erika. Tengo entendido que falleció muy joven de una manera completamente inesperada, sin explicación alguna, poco tiempo antes de hacer el documental y que por ese motivo, dudó en realizarlo, teniendo en cuenta esto, le pregunto con sumo respeto, ¿Cómo influyó este hecho tan delicado y personal en Volviendo a casa?
Al principio fue tan devastador para mi perder a Erika que consideré abandonar el proyecto. Ella falleció en Marzo 2017, un par de meses antes que la fecha original de la expedición a Sudán a recuperar el cuerpo. Pero después decidí avanzar con el proyecto porque ella había apoyado el documental desde los primeros pasos del film. Lo que sí tuve que hacer fue invertir el orden de la filmación – rodamos primero las recreaciones históricas en las playas de Argentina en Julio 2017, luego fuimos a Sudán a buscar el cuerpo en Octubre de ese año. Hice esto porqué sentí que no tenía la fuerza psicológica de llevar a todo un grupo de gente a Sudán tan pronto luego del fallecimiento de Erika. Esta secuencia de filmación es al revés de lo que normalmente se hace en un documental, ya que no tiene sentido filmar una recreación si primero no se ve la realidad. Pero yo pensé que era entonces o nunca, si paraba el proyecto no lo iba a poder completar. Y efectivamente dos meses después que el cuerpo de Carlo Acefalo partió de Sudán a Italia, estalló una violenta revolución en Sudán que nos hubiera impedido repatriarlo.

¿Haría un documental sobre una enfermedad en particular sobre la cual, como sociedad, debamos tomar más conciencia?
Sí, sin duda. Pero no se sí podría hacer un documental sobre muerte súbita en epilepsia, que fue lo que causó la muerte de Erika. Sería demasiado difícil para mí. Pero estoy orgulloso de haber hecho tres documentales sobre el Mal de Chagas, enfermedad contra la que lucho desde el 2001, como así también algunos videos sobre el SIDA pediátrico en África.

¿Cómo se sintió durante el desarrollo cuando se habló especialmente de la madre?
Sí, tristemente, sentí que me unía con Francesca Destefanis, la madre de Carlo Acefalo, un dolor que solamente los padres que hemos perdido un chico podemos entender.

¿Cómo es su relación con la muerte ahora?
Le tengo menos miedo. Y más amor a la vida.

¿Qué lo consuela?
Saber que la memoria de Erika seguirá viva, en parte, a través de este documental.

Si tuviera la posibilidad de decirle algo a su hija Erika: ¿Qué le diría?
Le diría gracias por haber sido parte de mi vida por 29 años, te amaré por siempre.

Comentarios