Rolando Gallego
09/07/2019 19:41

Tomando la posta de Israel Adrián Caetano en la primera temporada, con quien ha colaborado en NK y Mala, y encargándose en solitario de la segunda y tercera, el director Alejandro Ciancio vuelve a ponerse tras las cámaras de El Marginal. La tercera temporada, que podrá verse desde el martes 9 de julio por TV Pública, Contar y Flow, producida por Underground, recupera la historia de los reclusos más exitosos de la televisión local y sus batallas campales dentro de los pabellones. EscribiendoCine dialogó con el director para conocer más detalles de este regreso, protagonizado por Nicolás Furtado, Martina Gusmán, Claudio Rissi, y que suma incorporaciones como Ana María Picchio y Toto Ferro.

El Ángel

(2018)

¿Cómo es volver al universo de El Marginal?
Volver es una grata alegría, y es algo que esperamos de temporada a temporada, se armó un grupo de trabajo tan lindo, e interesante, con el equipo técnico y el elenco, ya cuando terminamos la primera teníamos ganas de volver a vernos, y cuando terminó la segunda, queríamos empezar la tercera ya. A fines de octubre o noviembre de 2018, cuando me llama Pablo Culell para confirmar la tercera temporada, aunque veníamos hablando, la confirmación fue una adrenalina de saber que nos íbamos a reencontrar una vez más.

¿Tuviste la sensación de volver al set y que no haya pasado tiempo?
Sí, específicamente el primer día de rodaje, estábamos en la primera jornada y era como estar en la jornada número 24, el cambio ni se notó, aún con algunas incorporaciones era como una continuidad.

¿Se complica, en este caso, sumar nuevas personas al elenco y equipo?
Tenemos algo a favor en El Marginal que es el espacio, el set, la cárcel, automáticamente al actor o actriz los coloca en el lugar, el espacio te modifica y ese cambio de energía te da una percepción diferente que te alinea y acerca a los personajes que ya vienen con un desarrollo más marcado de temporadas anteriores. Después está la complejidad de ensamblar la dinámica de trabajo de los intérpretes que ya vienen trabajando y los nuevos, cuidando de no dejarlos fuera. Más allá de eso es un placer trabajar con el elenco.

Todos los actores quieren ser parte de El Marginal…
Es algo a favor que tenemos, el proyecto tiene un imán que agradecemos y que todos quieren ser parte, porque además hay una mirada muy positiva de la industria para con el proyecto que estimula el trabajo.

¿Sentís presión a la hora de continuar con el programa y la exigencia que se genera por estar cada vez mejor que las temporadas anteriores?
Esa vara, o deseo que sea superior, también lo tengo yo, más allá de los espectadores, me gusta seguir profundizando aspectos que venimos trabajando, pero también animarnos a contar más algunas cuestiones de personajes, introducirnos en lugares oscuros o sensibles de ellos y ese desafío está. Para mí no es una presión hacer El Marginal sino un placer. Se siente la responsabilidad propia de llevar adelante el proyecto.

¿Querés dirigir cine?
Tengo ganas, estoy escribiendo, esto tiene un poco del ritmo y el lenguaje del cine, tiene otro tratamiento con respecto a la televisión tradicional local. Estoy escribiendo algunas cosas, me gustaría profundizarlas aún más, desarrollándola. Estoy tras los pasos de la adaptación de una novela de un autor argentino, todavía son conversaciones. Tengo muchas ganas de hacer cine y esperemos que en el próximo año o año y medio se dé.

Comentarios