Rolando Gallego
18/06/2019 11:16

Con dos producciones que lo tienen como realizador a punto de estrenar, Forasteras y Elefantes (2019) y El encanto (2019), varias obras de teatro y su protagónico en Astrogauchos (2019) de Matías Szulanski, Ezequiel Tronconi avanza a paso firme en la industria cultural. El multifacético actor, que en breve rodará otras dos producciones, encarna en el film a un ingeniero espacial un tanto soñador que se ve envuelto en un proyecto que busca posicionar a Argentina como potencia en materia de viajes a la luna. “Me ha tocado trabajar en proyectos distintos, y eso me gusta porque me mete en zonas de riesgo para no hacer siempre lo mismo”, dice en una charla con EscribiendoCine.

Astrogauchos

(2019)

¿Cómo es estrenar casi pegado a rodarla?
Creo que es mejor, porque a veces que pasa mucho tiempo, como estoy con El encanto, hace dos años y pico que la hice, y tengo que reconectar, con esta es medio record, nunca me pasó, a mí en general lo que me pasa cuando la veo, me cuesta, y veo las escenas y me lleva a otro lugar de la película, no al argumental, pero hoy me pude conectar más, recién en la cuarta vez que las veo me conecto con la narración, está bueno filmar y estrenar y en breve empezar una nueva película con Matías.

¿Qué fue lo que más te atrajo de la película?
Me encantó el guion, me pareció muy delirante, dudaba del tono, pero se trabajó e investigó en el rodaje, hubo un tiempo de ensayo y después rodamos.

¿Es más difícil trabajar en proyectos con un tono así?
Es un desafío, no sé si muy difícil, había que estar atentos y confiar en Matías y sus marcaciones, no había trabajado en este registro, si en comedia, pero no así, había algunas referencias de actuación, con cierta neutralidad, al personaje le pasa de todo, pero no explota, es como medio soberbio, engreído, la mujer se lo echa en cara. Estaba muy metido en su proyecto y se corre del entorno, metido en sus ideas, estuvo muy bueno hacerla.

Es algo distinto…
Yo la veo y es algo ganado, me ha tocado trabajar en proyectos distintos, y eso me gusta porque me mete en zonas de riesgo para no hacer siempre lo mismo, siento que Astrogauchos tiene algo muy original, arriesga algo particular y es loable con un trabajo de arte, de música, de vestuario increíble.

¿Eso ayuda a componer?
Sí, y son cosas que nunca dejo librado al azar, porque cuentan a la actuación y al personaje, estuvieron muy atentos a cosas que tal vez yo creía que no iban, estaban todos atentos a potenciar la película y tenés que contar con todo lo que está alrededor, y confié en que eso también contaba la película y el personaje.

Año complicado de la Industria ¿cómo hacés para generar tantos proyectos?
Me junto con gente y grupos afín, y me llaman por suerte más que lo que genero, tengo algunos proyectos para más adelante, con Matías vamos a hacer en julio El gran combo, con Luis Fontal un guion que escribimos juntos, El fuego que hemos construido, espero el estreno de El Maestro, con Diego Velázquez y Ana Katz, en Chascomús estrenamos Forasteras y Elefantes, mi otro proyecto, estamos cerrando algunas cosas de sonido, y también con El encanto. Trato de no detenerme, con La fiesta del viejo nos vamos de gira por Europa, es algo que está pasando en el medio artístico que todos impulsan y crean sus proyectos, en cine es más difícil porque sin recursos es complicado, tal vez podés hacerlo como acá, rodar en ocho días, medio magia para poder filmar, porque además los tiempos del cine son muy largos. Tengo proyectos en paralelo por si no sale uno sale otro, eso genera más trabajo. Soy un apasionado del cine y me encanta.

¿Qué fue lo más divertido de rodar?
Manejar el autito fue muy divertido, trabajar con Alberto Suárez, me encantó trabajar con compañeras que no conocía, y la escena de la luna me encantó, me pareció muy lindo rodarla ahí con las astroindias. Todos los días de rodaje fueron divertidos, había muy buen clima, a mí me gusta siempre trabajar así.

Comentarios