Rolando Gallego
17/06/2019 15:33

Jorge Román y Mauricio Paniagua encabezan el elenco de Monzón (2019) de Jesús Braceras, una cuidada producción que desanda los pasos del boxeador, que se transformó en el primer femicida mediático del país, tras asesinar a Alicia Muñiz, su pareja del momento. EscribiendoCine dialogó en exclusiva con Mauricio Paniagua, Soledad Silveyra, y Diego Cremonesi antes del estreno del programa de 13 episodios de Disney Media Distribution Latin America, Pampa Films y Turner con el apoyo del INCAA que estrena en SPACE el lunes 17 a las 22 horas.

Monzón, es la serie biográfica del boxeador argentino Carlos Monzón dentro y fuera del cuadrilátero desde su infancia, su creciente fama y el suceso que marcó su vida: la muerte de Alicia Muñiz, su última pareja y madre de su hijo menor, por la cual fue condenado por el delito de feminicidio.

La dirección corre a cago de Jesús Braceras quien llevará esta historia protagonizada por Jorge Román (El bonaerense) y el debutante Mauricio Paniagua, actores que darán vida a Monzón en dos diferentes etapas de su vida.

“Tengo mucha ansiedad, nervio, no tenía idea del resultado y la dimensión que iba a cobrar el programa y ahora veo las gráficas en la ciudad y el trabajo que hicimos con los compañeros es como explosivo, pienso “hice esto el año pasado sin pensar en todo esto”, dice Paniagua entre tímido y eufórico días antes del estreno de la serie.

“A mí me sirvió no juzgarlo, y fui viendo con una coach por dónde tenía que ir, porque además un días hacía de Monzón de 17 años y otros día de 32, creo que si lo hubiese hecho solo no podría. Las escenas del ring fueron super intensas, en una semana tuve cinco peleas, me sirvió el trabajo que venía haciendo con Fernando Muñoz y Diego “La Joya” Chávez”, suma. “Es una historia argentina que merecía ser contada, más allá de lo que pasó, sigue siendo argentino y debía ser contada”, concluye.

El programa consta de 13 episodios de una hora de duración, a través de los cuales se reconstruyen no solo los hitos en la carrera del “campeón” sino su infancia, su llegada al mundo del espectáculo y el jet-set internacional; profundizando además en las derivaciones del caso policial que mantuvo en vilo a la sociedad de la época.

Las mujeres clave en este entramado trágico son interpretadas por Celeste Cid (Susana Giménez), Carla Quevedo (Alicia Muñiz), Paloma Ker (Pelusa) y Florencia Raggi (La Jueza).

Por su parte Soledad Silveyra interpreta a Alba, la madre de Alicia Muñiz. “Yo quedé marcada con el personaje, hubo una cuota de estudio del odio, que luego de haber interpretado a esta mujer y conocer el caso a través de ella me hizo pensar que no es odio, es justicia, es pensar “me la mató”, eso aumentó mi dolor, para nada dramático, diría mi consciencia, mi defensa, mi compromiso social, otra vez de nuevo a esta cantidad de años, me potencia, me potenció, no de ir a las marchas, pero sí desde mi parte de comunicadora social, ver lo que se está viviendo hoy en día que es brutal, pareciera que a mayor lucha mayor muerte. Esta mujer, que me enteré el otro día que vive, me dio el dato gente uruguaya, estando allí, me enteré de varias cosas, que no las usé para componer el personaje, por eso no las voy a decir, pero que las sé. Trabajé en una cosa muy dura, muy concentrada”, comenta la actriz acerca de la sensación de la construcción de su personaje.

Jesús (el director) me parece un tipo muy talentoso y había un clima en el trabajo increíble, jóvenes muy preparados, iban y venían con buen trato. Fue una experiencia maravillosa, sabiendo que es un producto argentino que se verá en todo el mundo, con una calidad visual e interpretativa de los dos monzones increíbles, Mauricio es una revelación, de una gran humildad, y creo que a ellos se les abre un gran futuro”, agrega.

Diego Cremonesi fue quien se puso en la piel del fiscal que llevó adelante la causa, y que tuvo que juzgar a Carlos Monzón por la muerte de Alicia Muñiz, cuando al mismo tiempo era un fanático suyo por sus logros deportivos. “Generacionalmente pertenezco a esa juventud que vivió el caso, es emblemático desde muchos lugares porque nos pone como sociedad ante un espejo, toca muchos íconos simbólicos, de la cultura argentina, el tipo endiosado, el más grande. Cuando comencé a preparar el personaje lo encaré desde la contradicción del tipo común que juzga a su ídolo. Me pareció que lo más fuerte que me pasó haciéndolo fue sentir esa diferencia de época, es algo que no sucedió hace tanto y sucedió hace tanto, es el caso que nos permite cuestionar el machismo, la violencia machista amparada socialmente, se le gritaba campeón y asesino a la vez”, comenta en diálogo con EscribiendoCine.

“Lo que me gusta de la serie es que no es panfletaria, para que nosotros tomemos decisiones. No tenía mucha documentación para componerlo, pero a la vez es una ficción, no es documental la biopic en sí, pero sí hay un énfasis en los personajes desde la ficción más que traer la historia tal cual es, no hice al fiscal Pelliza real, sino lo compuse en base al relato ficcional. Lo más importante es ver cómo nos interpela la serie, con nuestras contradicciones, él era un tipo seductor, por eso me puse a pensar quien sería Monzón en este momento, sentir esa contradicción al juzgarlo, y pensé en Maradona, tan contradictorio y contundente de por sí. Me siento muy bien de ser parte de la serie porque creo que aporta al debate, no se idolatra a un femicida, sino que se lo pone en evidencia con todo, un femicida juzgado con el avance de la justicia. Me parece que está bueno verse a uno en lugares incómodos, aceptando contradicciones, deconstruyendo cuestiones y machismos. Como espectador me atrae eso más, cuando hablan los relatos de los seres humanos, las contradicciones, la figura del ídolo es siempre muy falsa, muy decorado, como vestido de fiesta de quince, entiendo que nos es así, aún acá, que hay una mirada de los productores, director, intérpretes, pero sirve para interpelarnos. Eso es lo que a mí me gustó del proceso, leer sus declaraciones como “les pegué a todas mis mujeres pero con la única que tuve problemas fue con ella”, cosas que decía sin que sorprenda a nadie, eso habla mucho de nosotros. Además estamos ante un producto televisivo increíble, con una factura técnica impecable, en un momento del país que la producción está complicada”, termina.

Monzón se rodó en 150 locaciones a lo largo del país y es una serie de suspenso/policial que estrena en SPACE el lunes 17 a las 22 horas los episodios 1 y 2 sin cortes. Repite martes y sábados a la medianoche, jueves a las 23.00 y domingos a las 22.00.

Comentarios