Rolando Gallego
06/06/2019 11:23

Con un presente plagado de cine, televisión y teatro, Luciano Cáceres (El hijo, Happy Hour) presenta Blindado (2019), de Eduardo Meneghelli, protagonizada por Gabriel Peralta y en donde encarna a un compañero del personaje central que lo ayuda en un momento clave de su vida. A punto de ingresar a la telenovela Argentina Tierra de Amor y Venganza (El Trece), participando de El mundo de Mateo (TV Pública/Flow), con varios proyectos de teatro, el actor dialogó con EscribiendoCine. “Para las películas que hacemos nosotros hay que moverse mucho, y por suerte hay un espectador cautivo”, afirma.

Blindado

(2019)

¿Cómo fue ingresar al universo de Blindado?
Me interesó el mundo, si bien uno tiene un imaginario, me dí cuenta que desconocía mucho, hubo mucha preparación, ensayos. Mi personaje es de reparto, pero es uno de esos roles que requieren mucha eficacia, ser observador, construir y establecer un vínculo y pude robarle algunas cositas de la gente que nos venían a preparar. Después encontrarme con un colectivo de compañeros, con Lautaro Delgado Tymruk, estudiábamos juntos, él 9 y yo 10 años, toda la vida conociéndonos, trabajar con Luis Ziembrowski, con Esteban Menis, gente que en la diaria era un placer trabajar y entender que cada uno cumplía un rol en esa diaria de los personajes que se juegan la vida por el dinero.

Tu personaje es el sostén de Luna (Gabriel Peralta)…
Sí, y la historia de salvación, por esa especie de sueño/pesadilla además le toca al personaje de Aline Jones, él siente que tiene una misión, y los dos acompañamos al nuevo Luna, más religioso, tratando de entender qué le pasó, después de pasar algo tan doloroso, como la pérdida de la mujer y el hijo.

¿Es más difícil cumplir algo tan específico?
Es otra cosa, acá sabemos poco de la historia del personaje, lo que sabemos es por el vínculo que mantiene con Luna. Tiene otro grado de dificultad, requiere mucha eficacia, a veces es más difícil, construís en función tuya y en consenso con el director. Lo importante es la historia y lo que le pasa al protagonista.

¿Qué películas del género te han marcado?
Acá es muy particular porque va para un lado y luego es una historia de salvación, yo acá la viví como una de “intriga internacional”, como una aventura de jugársela diariamente, y algo de tener el arma integrada como algo más, conviven el arma y el mate en el mismo espacio.

Has tenido varios estrenos en continuado ¿cómo vivís el momento del cine en el país?
Creo que la crisis nos atraviesa a todos, el cine es un lugar de resistencia, he hecho películas sin el INCAA, me gustaría una Industria más activa, con más distribución para el cine nacional, es nuestra identidad, y siempre voy a estar en defensa de esto.

¿Qué sentiste cuando estuviste del otro lado al producir?
Sentís que la competencia es desleal, hay un mercado muy grande dentro del cine comercial y la tienen muy fácil. Para las películas que hacemos nosotros hay que moverse mucho, y por suerte hay un espectador cautivo, que también se tiene que mover mucho para vernos, también en teatro, no es fácil, de un tiempo a esta parte y no es por nada que hemos padecido una dictadura en el medio y un vaciamiento cultural histórico, y no hay un espectador nuevo, vas al cineclub y hay espectadores mayores, entonces hay que pensar en cómo hacer crecer a la industria y crear nuevos espectadores acercándole posibilidades, haciéndosela más fácil.

Volvés a la televisión…
Sí, por tres meses, a Argentina Tierra de Amor y Venganza, hago de comisario, voy a jugar con los personajes de Fernán Mirás, Gonzalo Heredia y Eugenia Suárez.

La historia trabaja sobre trata de mujeres… en medio de esta oleada feminista ¿cómo te parás y qué análisis haces?
Para mí es muy interesante lo que sucede a nivel movimiento, mis compañeras actrices movilizando por muchas cuestiones, como la legalización del aborto libre y gratuito, por la igualdad, muchas veces lo catalogan como extremo, pero creo que los grandes movimientos deben llevarse a extremos para tener mucha visualización, en lo personal, siendo padre de una niña, siendo criado por mi madre, teniendo una hermana, y relacionándome diariamente con muchas mujeres, me alegra, me hace bien, me ha hecho repensar muchas cosas, no de tener cuidados particulares porque siempre he sido muy respetuoso, hay que lograr la igualdad de derechos salvando las diferencias, con cuidados para todos, para que sea más sano, detalles de convivencia, que hacen una gran diferencia, sino todo se va al pozo, sistemas económicos y cibernéticos que no resisten, ecología, naturaleza, hay que estar conscientes de todo y no ser egoísta, hay que unirnos en causas que nos van a hacer mejor a todos, porque si no esto va a explotar en poco tiempo.

¿Por qué la gente tiene que ver Blindado?
Porque es una linda sumergida a un trabajo que desconocemos y además ver una historia de ficción, de un sobreviviente que tiene un objetivo de salvación, y por el director, Eduardo Meneghelli, que lo conozco hace años por el teatro y ahora se sumerge en el cine.

Comentarios