Matías E. González
06/06/2019 11:04

Los viajes no solo representan el traslado físico de la persona ya que, en determinados casos, también implican un recorrido introspectivo que permite reflexionar sobre múltiples cuestiones. Este es el caso de Laura, interpretada por Florencia Torrente, quien parte de Argentina rumbo a España para descubrir la verdad en torno a su historia familiar y, al mismo tiempo, para encontrarse a sí misma. EscribiendoCine dialogó con la actriz sobre su trabajo en la película española Cuando dejes de quererme (2018), los retos de su primer protagónico en la pantalla grande y las emociones en su vida, entre otros temas.“Conectaba con la fuerza y el poder de Laura para irse a buscar su historia sin importar lo que pudiera llegar a encontrar”, señaló.

Cuando dejes de quererme

(2019)

CAMINO A LA VERDAD

El relato tiene como protagonista a Laura (Florencia Torrente), quien llegó a Argentina siendo una niña junto a su madre, que abandonó el País Vasco tras, supuestamente, ser abandonadas por su padre Félix. Un día, Laura recibe una llamada desde España: el cuerpo de su progenitor ha sido encontrado bajo tierra y las pruebas forenses indican que murió hace más de 30 años asesinado de un disparo. La joven regresa al país europeo para enterrar a Félix y cumplir el último deseo de su madre: esparcir sus cenizas en su tierra natal. Allí, Laura, con la ayuda de su padrastro (Eduardo Blanco) y un agente de seguros (Miki Esparbé), investiga quién mató a Félix.

“Pensás toda tu vida que tu historia era de una manera y, de pronto, de un día para otro, cambia rotundamente. La imagen de tu padre ya no sabés cuál es, quizás es peor, o mejor. Se trata de un punto de tanta vulnerabilidad que no sabés dónde estás parada y te deja en un limbo, flotando”, planteó la actriz.

LA ELEGIDA

Hay oportunidades únicas que aparecen de manera instantánea y no hay demasiado tiempo para analizarlas, por lo que la corazonada, la experiencia y la intuición se convierten en los parámetros para aceptar, o rechazar, la propuesta. Con esa rapidez apareció la noticia del casting de Cuando dejes de quererme en la vida de Torrente. La actriz estaba en una reunión de prensa por su trabajo en la película Soldado argentino, sólo conocido por Dios (2016), cuando la llamó su representante para comentarle sobre la audición del film español, que consideraba el indicado para ella. Un detalle no menor era que el casting se realizaría a la mañana siguiente.

“Este personaje es mío”, se dijo a sí misma tras leer y preparar las dos escenas que requería la audición. Si bien Torrente asistió a muchos castings en su camino artístico, sentía y visualizaba que la película dirigida por Igor Legarreta era para ella y podía afrontar el desafío.

“El casting estuvo buenísimo, salí re contenta y tranquila como nunca en la vida. Una ya se va acostumbrando con el tiempo a audicionar, pero, es muy incómodo en algún punto, porque estás exponiendo lo que supuestamente podés hacer, mientras que, cuando uno construye un personaje es mucho más lo que puede dar respecto a lo que hace en un casting”, señaló.

Al llegar a su casa, el representante volvió a llamar, pero, esta vez, para notificarle que había quedado preseleccionada. La noticia posterior se trataba de su selección para integrar el reparto del largometraje por lo que, la semana siguiente, viajó a San Sebastián, España, para instalarse allí durante dos meses y medio.

“Si lo siento voy a donde sea. Esto sentía que estaba buenísimo, pero no era muy consciente de la situación. Llegué el domingo de los Premios Oscar y estaba todo cerrado, no entendía nada ni sabía dónde estaba. De pronto, se dieron todas las dudas y me pregunté si estaba bien lo que estaba haciendo. Pero fue una experiencia increíble”, describió.

DEBAJO DE LA CORAZA

La mayoría de los personajes previos Florencia los construía tras la lectura completa del guion, mediante la búsqueda de subtextos, el armado del pasado y la historia detrás de la persona de la ficción, sus sentimientos, sus aromas y sus gustos musicales, entre otros aspectos. En el caso de Laura, la actriz hizo la búsqueda y la construcción a medida que iba transitando la experiencia cinematográfica.

“Me ayudó muchísimo hacerlo en San Sebastián, porque Laura era muy cerrada, fría e introvertida y San Sebastián es hermoso, pero, el invierno es muy frío, y eso me servía para armar la frialdad del personaje”, explicó y, a su vez, marcó: “Recién tuve el guion completo a una semana de rodar, entonces, confié en que lo que había leído, para mí, estaba buenísimo y era un personaje súper interesante. También lo trabajamos con el director cuando hacíamos la lectura de guion”.

Cada papel tiene diferencias con quien lo interpreta, pero, al mismo tiempo, puede que presente algunos puntos en común. En su caso, Florencia señaló: “Conectaba con su fuerza y poder para irse a buscar su historia sin importar lo que pudiera llegar a encontrar. En ese aspecto, de lanzarse a lo que venga, soy bastante parecida a Laura, quizás no tan cerrada como ella. Todo lo que le pasa es muy interno y poco visible, casi imperceptible, ni siquiera podés ver qué le ocurre y, eso, fue un trabajo enorme”.

VIVIR EN SOCIEDAD

Cuando dejes de quererme aborda diferentes temas que invitan a la reflexión del espectador luego de visualizar el film en la pantalla grande. Entre los tópicos, está la importancia de los vínculos en la vida de todo ser humano. Respecto a esta cuestión, Torrente planteó: “No se puede concebir la vida sin relaciones. Si uno no tiene relaciones y vínculos no existe, el ser humano no podría vivir solo en el mundo”.

Sólo el amor justifica un pecado. Ese es el leit motiv que atraviesa la historia de la obra cinematográfica. En cuanto al peso de dicho sentimiento en su vida, Florencia expresó: “Soy muy sensible y permeable, muy abierta a las emociones. Estoy aprendiendo a reservarme algunas cosas para mí porque, a veces, cuando uno es tan permeable y sensible da demasiado”. Asimismo, se refirió al perdón: “No soy una persona rencorosa. Creo que todas las cosas suceden por algo y cuando alguien hace algo no es en contra de alguien más sino para uno mismo. A veces, el no poder procesar lo que nos pasa hace que nos comportemos de manera errónea con otras personas, y creo que esa manera de ver hace que el perdón esté mucho más cerca y liviano”.

SIN BARRERAS

El cine es un mundo en sí mismo, en el que no hay fronteras que imposibiliten el trabajo conjunto de artistas de diversos orígenes. Este fue el caso de la actriz, que protagonizó un film español y logró adaptarse a la dinámica cinematográfica del país europeo.

“Fue una hermosa experiencia. En producción, en sonido y en otros rubros había mucha gente argentina y estuvo buenísimo porque uno siente que tiene alguien de casa cerca. El profesionalismo es el mismo en Argentina y en España”, destacó.

Cuando dejes de quererme contó con diversas nominaciones a los Premios Goya y, entre ellas, estaba “Actriz Revelación”, categoría que integraba Florencia. “Fue una locura, presentar la peli en los Goya y vivir la experiencia de estar ahí”.

VOCACIÓN ARTÍSTICA

Antes de su protagónico en la película de Igor Legarreta, la actriz ya había participado en los largometrajes Hipersomnia (2016), dirigido por Gabriel Grieco y Soldado argentino, sólo conocido por Dios (2016), de Rodrigo Fernández Engler.

“Me encanta el cine. Es una de las cosas que más me gusta, tiene una sensibilidad y una particularidad que hace que cada frame sea arte. A mí me flashea que, de pronto, paren una escena para correr medio centímetro un libro, eso me parece una locura porque yo soy así de obsesiva en mi vida”, comparó.

La agenda artística de Florencia presenta múltiples proyectos. Hoy en día, actúa en La noche que conocí a mi hermana, en Microteatro y concursa en el Bailando 2019. A su vez, espera el estreno en la pantalla grande de la película Sola, la serie Derecho viejo en la TV Pública Argentina y prepara una ficción junto a una amiga.

“Para mí lo más importante cada vez que me aparece un proyecto o un personaje es sentir que me cautiva, que hay algo en lo que quiero indagar y construir. Yo dibujo, entonces, si ese personaje me inspira a dibujar ya está, si conecto directamente voy como sea y me guío por el instinto”, concluyó [#Persona,24884.Torrente].

Comentarios