Rolando Gallego
14/05/2019 14:29

Con una segunda película terminada (Matar al dragón) y una tercera en proceso de escritura de guion, la realizadora Jimena Monteoliva estrena Clementina (2017) una película que cruza géneros para hablar sobre violencia de género y puerperio. Protagonizada por Cecilia Cartasegna, EscribiendoCine pudo dialogar con la cineasta antes del estreno “pensé qué es lo que tengo y qué historia cuento con lo que tengo. En realidad debería ser al revés, pero acá se dio así”, afirma en exclusiva.

Clementina

(2017)

¿Cómo fue pensar el proyecto hace tiempo y que se estrene hoy con el actual lugar que la mujer tiene en la sociedad?
La terminamos en 2017, la filmamos en 2016, no estaba el movimiento tan drástico, es rarísimo, siento que entré sin querer en una movida que me encanta ser parte y siento que todas las mujeres tenemos que poner nuestro granito de arena para esto.

¿Cómo surgió la historia de Juana (Cecilia Cartasegna)?
Primero quería hacer una película y tenía limitaciones de producción, así que enseguida tomé la idea de casa embrujada, luego me sentí muy influenciada por Refugiado (2014) de Diego Lerman, quien es socio de mi marido, y un día nos contó anécdotas de su investigación, en donde recorrió un submundo sobre la violencia ejercida en mujeres y qué les pasa a ellas cuando sucede. Nos relató detalles de las entrevistas y en la mayoría se daba eso de echarse la culpa y creer que eran merecedoras del castigo. La escena de sexo que incluimos fue porque el “sexo de reconciliación” según estas mujeres, era buenísmo, es perturbador. Siento que a las mujeres nos ha pasado que siempre hemos estado en situación de vulnerabilidad, algo muy cercano de estas situaciones y psicología. Por suerte ahora la mujer ha comenzado a darse cuenta.

¿Fue difícil unir el universo del género fantástico con el tema?
Fue lo más fácil, casa embrujada, niños espíritus, eso me gustaba, era más aterrador aún, pensé, violencia de género, espíritu infantil, y jugar con la psicología de Juana, que se estaba volviendo loca.

¿La escritura del guion fue más complicada?
Tenía ideas, la sinopsis, mujer, volviéndose loca, casa embrujada, violencia de género, el que escribió el guion fue Diego Andrés Fleischer, el metió las escenas, armó todo. Cuando lo hicimos teníamos decidida a la actriz y la locación, ha sido fácil trabajar con ella, rápidamente entendió puerperio de un bebé que no existe, y le dije vuélvete loca, y lo hizo. Ensayamos mucho antes, también con Emiliano Carrazzone, que hace de marido de ella, con el guion nos juntamos con Cecilia y Lerman a investigar y al rodaje, de siete días, llegamos preparados.

Y acá era clave, porque si la actriz y la casa no funcionaban…
Claro, pero nunca tuvimos miedo de hacerla, otra referencia fue Repulsión.

¿Qué sabías que no ibas a hacer?
No sé si lo pensé así, como estaba limitada de producción, fui muy preparada a todo y como nunca pude llegar a volar, porque esto es lo que hay, no me permití nada distinto. Para las próximas películas ya he armados otros castillos. Con Clementina pensé qué es lo que tengo y qué historia cuento con lo que tengo. En realidad debería ser al revés, pero acá se dio así.

¿Cómo es estrenar la primera película, rodando una segunda?
Es muy loco, la terminé en 2017 y quería estrenarla en Capital, no interesaba, no es comercial, a espacios INCAA no les sirve, no les interesará la temática o Avengers: Endgame tiene todo copado, por fin Mariano Oliveros y su distribuidora Vi-Doc consiguió salas, que tenga visibilidad, y después de tanto deseo de estreno ahora estoy con sensación de pérdida, y creo que a Cecilia le debe pasar lo mismo, ella quería que se la viera, está muy bien. Esto siempre pasa. De la segunda no tenemos fecha pero quisiera que esté por festivales, la semana que viene estoy haciéndoles sonido, y creo que se estrenará a fin de año.

¿Cómo sigue el año?
El estreno de Matar al dragón, con un elencazo, Guillermo Pfening, Justina Bustos, y muchos más, me cuesta hacer una sinopsis de ella, pero es un cuento de hadas de terror, una mujer que regresa luego de haber estado en un mundo distópico, donde fue sometida y ahora regresa al paraíso donde está su hermano y debe adaptarse, es un híbrido, y estoy escribiendo la tercera, con Camilo De Cabo, y nos estamos permitiendo volar. Hay algo en las películas que necesito sentir porque no sé si me saldrían, son muchos años, y creo que me tengo que involucrar. Autor y terror no funciona mucho a nivel comercial, lo sé, pero también estoy yendo por ahí. Las películas que más me gustan son las que mezclan esos géneros, más de nicho.

Comentarios