Victoria Duclós Sibuet
05/05/2019 22:39

Rosendo Ruíz es una figura habitual del Festival Internacional de Cine Independiente de Cosquín, en esta novena edición presentó Minievo, realizada con alumnos de un colegio primario de Córdoba "Yo había pedido en esa ocasión hacer una película con el primario y no con el secundario, entonces escribí un guión con niños de once años y por suerte salió una historia bastante loca así que podíamos divagar", comentó el realizador.

Minievo

(2019)

¿Cómo nace este proyecto?
Primero me parece importante poner en perspectiva que es una película dentro de un modelo de producción que tenemos que es con colegios. Aparte de películas con el INCAA e independientes, ya hemos hecho varias con colegios secundarios. El proceso lleva un año desde que yo llego el primer día al taller hasta que se termina todo y al año siguiente la edito. Yo había pedido en esa ocasión hacer una película con el primario y no con el secundario, entonces escribí un guión con niños de once años y por suerte salió una historia bastante loca así que podíamos divagar. Después resultó que la abuela de uno de los chicos tenía un castillo medieval en Unquillo, después de ir a verlo fuimos para ese lado con la historia. Es básicamente una película infantil pero por lo que estoy viendo los adultos también la disfrutan.

¿Cómo trabajaste con los chicos la conciencia sobre el cine?
Es un proceso educativo y yo no vengo de la educación. Cuando tuve la oportunidad de estar en la docencia me di cuenta que puedo transmitir mejor lo que sé haciendo una película y no desde la teoría y lo más académico. Entonces en ese caminar con los chicos hacia la realización concreta de la película les vamos explicando lo que es para nosotros el cine y no solo el cine que ellos conocen.

¿Cómo implantaste dentro de tu estilo, el elemento mágico y el género más fantástico?
Fue todo un trabajo ese, Minievo por más que es para chicos no es el lenguaje típico de mucho ritmo, mucha imagen y mucha acción sino que sí es una peli dentro de mi estilo. Fue ver algunas películas de referencia y entender cómo funcionan los cuentos infantiles y fantásticos y luego arriesgarnos. Creo que un elemento nuevo que incorporé que antes no usaba tanto es la música extradiegética. Tiene mucha música que acompaña a la acción. Sentimos que necesitábamos darle ritmo y atmósfera con más uso de la música.

¿Cómo fue la reacción de los chicos al ver materializado de lo que ellos crearon?
Hemos tenido una sola proyección con los chicos que ha sido una avant premiere interna del colegio y fue en un cine. Quedaron muy sorprendidos, primero les dio vergüenza verse en pantalla pero cuando se relajaron pudieron disfrutarse. Antes sentían que hacer una película era algo muy lejano a ellos y que solo estábamos haciendo un video. Vieron que pudieron hacer una película con factura de película, todos llorando al final de la peli y muy emocionados.

¿Cómo es tu concepción del espacio en el cine descentralizado de Buenos Aires?
Yo antes que cineasta o director soy espectador y me encantan las películas que además de contarte una historia, la anclan en un lugar. Siento que el cine es una forma de conocimiento maravillosa y que conozco Corea, Japón, China, India o Tailandia gracias al cine. Con los directores que me muestran como son esas ciudades, las costumbres, o los pueblos. Corea con Hong Sang-soo, Kiyoshi Kurosawa en Japón… no solo te cuentan la historia sino que te la muestran en el contexto en las costumbres, como comen, como se relacionan y a partir de ahí en mis películas trato de abrir un poco el plano (para decirlo de una manera cinematográfica) para que se vea donde sucede, como es el lugar, como es la gente, como habla…

Es cierto que está todo muy centralizado, se filman películas en otras regiones pero hay predominancia de equipo técnico o directores de Buenos Aires, o que estudiaron en Buenos Aires, y son todas formas válidas en verdad, hay películas extraordinarias que se hicieron de esta forma. Pero la diferencia con lo que está pasando en Córdoba, creo, que es que nosotros somos el centro. Desde nuestro espacio estamos filmando nuestras películas sin necesidad de referencia de Buenos Aires. De caravana tuvimos que terminar la copia 35mm en buenos aires y la mezcla de sonido, pero las otras están todas hechas en Córdoba, pero no por un espíritu separatista, o sea vivo en Córdoba, las hacemos acá y después las mandamos a todos lados. Nos movemos desde nuestro centro hacia otras plazas.

¿Cuál es tu relación con los géneros cinematográficos?
Amo el cine de género, mi próxima película, que a nivel producción es la más grande que hemos hecho, se llama
Tunga, (en Córdoba al cuarteto se le dice “tunga tunga”) y nos metemos en un policial negro de época. Son los inicios de la Mona Jiménez en los años 70 cuando él tenia 18 años. Policial negro, film noir, Córdoba del 70 y un pibe que canta cuarteto y como se termino convirtiendo en una leyenda viva años después.

Después creo que en todas la películas los géneros se vienen mezclando y según la historia que vayamos a contar vamos tomando cosas de los géneros. No interesa pensar el cine, la imagen y el sonido y acudimos a herramientas del género con mixturas.

¿Cómo sos como espectador?
Soy un cinéfilo, en un momento cree un cine bar que se llamaba “cinéfilo” y duro siete años, después nos mudamos al cineclub municipal donde sigue existiendo el “ciclo cinéfilo”, también una revista que escribimos como veinte números sobre crítica de cine, amo el cine y veo mucho. Lo que más hago es ser socio del cineclub municipal de Córdoba porque creo mucho en los programadores de ahí entonces veo sin preguntarme qué película es ni de qué director, en la medida que puedo veo todo. Consumo todo tipo de cine: clásico, contemporáneo, mudo... Tengo una agenda semanal en la que varios días voy al cine y cada vez que puedo me gusta ir al BAFICI, a Mar del Plata, acá mismo en el FICIC estuve viendo un montón de películas. Siento que es un placer y además es una forma de aprender y saber, creo que el cine enseña muchísimo.

¿Te acercas a distintos formatos de cine y series?
No me acerco aún ni como espectador ni realizador a las series, he visto alguna en algún momento (vi Stranger Things como referencia para Minievo) pero tengo muchas películas para ver. El cine en casa también veo, tengo un proyector en casa. Creo en las dos formas de ver. Me gusta más ir al cine pero tirarme en mi cama a ver una película es otra forma y la hago, tengo Netflix y lo uso para ver películas.

Comentarios