Rolando Gallego
14/04/2019 11:39

Invitada por el [21] BAFICI, la actriz sueca Christine Libndberg (foto), desplegó su carisma a los fanáticos que se acercaron a ver algunas de sus películas programadas en la muestra.

Con un pasado asociado al cine soft porn, tapas de revistas eróticas y luego películas de venganza, la actriz de Thriller: A Cruel Picture, Black Circle, y objeto de discurso en Christina Lindberg: The Original Eyepatch Wearing Butt Kicking Movie Babe, dialogó en exclusiva con EscribiendoCine. “Estoy muy sorprendida por la invitación al BAFICI porque me di cuenta que el festival era tan grande y me emociona que la gente esté conectada con propuestas que hice hace más de 50 años, es una experiencia muy extraña. Tras la proyección de Thriller: A Cruel Picture (1973) vinieron muchas chicas que me abrazaron y me manifestaron su cariño.”

Quentin Tarantino la ubicó en un lugar de exposición con Kill Bill: Vol. 1, sus personajes femeninos fuertes en una época donde los roles asignados en cine a las mujeres eran otros “para Thriller: A Cruel Picture tuve lecciones de artes marciales, conducción, y el parche, que me complicaba todo, por eso creo que el público la tiene tan presente y se acercan a mí de una manera tan especial. El personaje de Lisbeth Salander de la saga Millenium tiene mucho de esta heroína".

La actriz también fue conocida como parte del boom del porno soft con Emmannuelle “fui chica de poster en revistas para hombres como Penthouse o Lui, que hoy nadie lee porque tiene todo en internet.”

La realizadora y fotógrafa de culto Friedl Vom Gröller llegó al [21] BAFICI para presentar una retrospectiva de su obra y formar parte del programa Talents Buenos Aires. Innovadora, reflexiva, austera, analógica, su obra permite redescubrir formas y maneras de hacer un cine que hoy ya se ha descartado “tengo presentaciones en varios lugares del mundo, y eso continua permitiéndome no adaptarme a la sociedad, porque aun cuando me dicen que lo tengo que hacer, no lo hago”

Influenciada por Jonas Mekas a quien reconoce como referente en su obra, la realizadora afirma que sólo trabaja con analógico y no le interesan mucho los avances tecnológicos “hay excelentes películas que se filman en fílmico y se pasan a digital y es un lenguaje completamente distinto, yo no conecto con ese estilo de hacer cine. No me gusta, hay muchos realizadores que realizan buenos y malos proyectos, hay excepciones, pero al dejarse seducirse por la industria pasa eso, porque se digitalizaban los contenidos y la calidad de la imagen no es buena. Me pasó en el Talents que los alumnos me decían ‘es la primera vez que veo algo en fílmico’, eso me sorprende. Me gusta mostrar mis films, no mis fotografías, no hago esto para vivir, he vendido alguna película a museos, pero nunca intenté vivir de esto, desde el principio, porque veo a colegas sufriendo por esto y haciendo concesiones para lograr vivir.”

El mítico realizador musical Julien Temple llegó a Buenos Aires invitado por el British Council y el [21] BAFICI para presentar una retrospectiva de su obra que incluye películas con David Bowie, The Kinks, Ray Davies, Keith Richards, entre otros.

Segunda vez en Argentina y estrenando Rio 50 Degrees:Carry on carioca (2014), Keith Richards: The origin of the species (2016) y Habaneros (2017) en el marco de la muestra, habló sobre su trabajo con rockeros y ser hoy el “rockstar” de BAFICI “Antes lo era, mis videos me pusieron en ese lugar, haciéndolos uno se da cuenta rápidamente que no es fácil ser un rockstar y no queres serlo, de hecho muchos rockstar no quieren serlo, y se alejan de ese lugar. Admiro a Keith Richards, que se expuso a la fama y siempre mantuvo su conciencia clara, aun como un drogadicto loco mantiene su esencia.”

Una película asociada a la música debe respetar al sujeto para poder reírse de y con ellos, es “muy importante que al comienzo de un film el público se ría para mantener la atención, también crear un golpe de cine que produce algo similar a la risa es necesario. El golpe es un momento intenso que hace que la gente se vislumbre y se cuestione lo que está viendo. La idea es poder hacerlos volar, provocarlos, pasa generalmente en los documentales que te disparan como balas cuando los ves.”

A Julien Temple le gustan los desafíos, y comentó los escollos de descubrir en la sala de edición que falta material para completar el film “Es una situación interesante porque te esfuerza a contar de otra manera la historia, me pasó con grandes grupos, que luego llegaba a la edición y tenía que crear otra cosa en la ausencia del material. De hecho puedo reutilizar el material mío y de otras películas para crear un nuevo sentido.” Pero el verdadero desafío de este tipo de trabajos es encontrar la financiación “El problema hoy es conseguir financiación para filmar, aun existiendo chances de conseguirla por crowfunding,” Por último deja una recomendación para que un espectador se reencuentre con su obra “quien quiera conocer mi obra que vea primero The Great Rock 'n' Roll Swindle, una mezcla en tiempos en los que no existía internet y tuvimos que ser muy creativos, en la que filmé con una cámara especial videos de la televisión que no registraban las barras, una experiencia inaudita para entonces”.

Comentarios