Rolando Gallego
28/12/2018 11:27

Rich Moore, uno de los directores de Wifi Ralph (Wreck-It Ralph 2, 2017) estuvo en Argentina para promocionar el lanzamiento de la película. En la secuela de Ralph el Demoledor (2012), los personajes se revolucionan ante la llegada de “internet” y las posibilidades que ofrece. EscribiendoCine dialogó en exclusiva con el director, que además de dirigir Zootopia (2016), ganadora del Oscar a la mejor película animada colaboró con Matt Groening en Los Simpsons y Futurama.

Wifi Ralph

(2018)
8.0

¿Cuándo fue que decidiste dedicarte al universo de la animación?
Muy temprano en mi vida, una de las primeras películas que vi en el cine fue El libro de la selva, tenía cuatro años y me di cuenta que la animación era lo mío. También de muy joven me di cuenta que podía ganarme la vida haciendo animación, entonces entendí que era lo que quería hacer, soy muy afortunado por entender esto desde muy temprano y saber que era el norte que tenía que seguir.

¿Cómo fue pensar el aggiornamiento de Ralph e introducir temas que están en discusión en la sociedad?
Creo que es muy importante en este tipo de películas no hablarles solo a los niños indicando lo que tienen que hacer o sólo a los adultos, sino que hay que ampliar las audiencias, convirtiéndola en una más universal. Para mí es muy importante ubicarme en el lugar del niño y pensar yo cómo niño ¿estaré disfrutando esto?, yo como adolescente, ¿me gustaría?, yo como adulto ¿disfrutaría esta película?

¿Cómo se detectan los tópicos para incluir en cada proyecto y que estos atrapen las audiencias para que vayan a las salas?
La idea no es estar pensando qué es lo que le gusta a las audiencias, sino abordar verdades que son universales, que apelan a todo el público, niños, adolescentes, adultos, a las personas en términos generales, a todo el mundo.

¿Cómo seleccionan los temas más allá de la superficie de la propuesta?
En Zootopia la verdad era el racismo, en Wifi Ralph es relaciones tóxicas. Pensamos en cómo hacerlo, y lo hacemos tomando puntos de vistas auténticos, pero sin dar lecciones sobre los temas, sino tomando y mostrando a los personajes como receptores de las situaciones, o ver cómo se involucran en esas situaciones, y de esa manera capturamos a las audiencias.

Comentarios