Rolando Gallego
08/11/2018 11:55

Por tercera vez en su carrera, Osmar Núñez vuelve a encarnar a Juan Domingo Perón, en este caso el del exilio español en Arde Madrid (2018) la serie que para Movistar ha escrito y dirigido Paco León (Carmina o Revienta, El amor se hace). Con el franquismo de telón y la sospecha que todo el mundo era comunista, la serie de ocho capítulos aborda, con ironía, humor y una impecable recreación de época la vida de un grupo de personas en la mansión de Ava Gardner (Debi Mazar), vecina, en este caso de Perón y su mujer Isabelita (Fabiana García Lago). "Arde Madrid tiene otra mirada, extranjera [...] con Ava Gardner a la cabeza, no se cuenta a Perón, sino un marco bastante ajeno para él",  dice en diálogo exclusivo con EscribiendoCine.

Punto muerto

(2017)

¿Cómo es volver a interpretar a Perón?
Es extraño volver a interpretar a Perón, primero porque pensé que se terminaba con Juan y Eva (2011), después hice algo para televisión, cuando Eva se enferma, son momentos vulnerables de él, cuando se enamora, cuando la mujer se enferma y ahora en el exilio. Nunca es fácil interpretar a personajes, y me asusta que me llamen de nuevo para hacerlo, pero Arde Madrid tiene otra mirada, extranjera, pude hablar con Paco para ver cómo se lo iba a imprimir en la miniserie, es un personaje secundario, el protagonista es el franquismo, ves cómo esa bohemia o farándula de aquel entonces en el marco madrileño, con Ava Gardner a la cabeza, no se cuenta a Perón, sino un marco bastante ajeno para él.

En el segundo episodio Perón tiene un encuentro particular con Gardner, y se lo ve muy vulnerable ¿a esa fragilidad te referís?
Sí, absolutamente, porque él es Perón y siente, pasa con los grandes líderes, que los hemos hecho, que tiene que tener un lugar, así como ella tiene su lugar para hacer ruido él quiere tenerlo para descansar y estar en silencio, casi se desquicia, lo persiguen, quieren matarlo, él quiere volver.

¿Cómo fue la experiencia de rodar en el exterior esta historia?
Fue maravillosa, te sentías un poco ese bicho raro, como Perón también, un lugar que no es tu país, aun trabajando, y tratándonos como nos trataron, no estás con tus técnicos, y me convocaron porque ya había hecho a Perón. Es raro estar fuera, hice teatro afuera, pero nunca filmé.

Debi Mazar encabeza y también es foránea, así que esta sensación se debe a haber replicado en varios…
Es encantadora, gran actriz, e intentó siempre dialogar, con su poco español y mi nada inglés nos encontramos y dialogamos como podíamos, tal vez en italiano hablábamos y nos comunicábamos más.

Paco León es un innovador, transgresor, fresco, distinto ¿qué conocías de su trabajo y qué fue lo que más te atrajo de Arde Madrid?
La osadía, el atreverse a contar lo que se le canta y en rodaje fue aún más osado que en el guion. Como actor también es osado, se anima a hacer lo que se le ocurre, tiene cierta anarquía en el trabajo pero con criterio, te saca de lo convencional. Es riguroso con el trabajo del actor y hasta que no confía no dice hecha la escena. Fue fácil trabajar con él y su mujer que era parte del equipo. Fueron claros, precisos, si improvisabas algo te decían que sigas y lo dejaban. Fue una experiencia hermosa, aún no he visto nada, sí algunas cosas que Paco nos mostró después de rodar. Es alguien muy generoso, no todos los directores hacen esto, además escucha y fue muy rico trabajar con ellos. De hecho hablé con él y ya me dijo que quiere hacer una segunda temporada y que estemos con Fabiana García Lago en ella.

Es que los “Perón” son un poco la continuidad de Ana Mari (Inma Cuesta) esa “espía” que ponen en la casa de Ava Gardner, así que no es muy desacertado continuar con los personajes…
Claro, allí todos miran y observan a aquellos que se creían con impunidad. Fue y será muy fuerte estar en la segunda, porque la pasamos muy bien y además Paco es alguien que escucha, porque no es fácil hacer de Perón en el exilio contado por otros, es ficción y comedia, pero tiene algo de verdad, y también creación porque si no sería aburrido hacer algo real.

Un punto a favor de tu Perón, en Arde Madrid y anteriores veces, es que no utilizas prótesis, máscaras, nada…
Nunca me gustó eso a mí, en Juan y Eva no estaba en mis intenciones, veía muchos documentales y materiales, pero no para imitar, quería ver qué le pasaba a este hombre, como un gran padre, que habla mucho, protector, que sabe lo que quiere, aun equivocándose, no estando de acuerdo, es un líder y si no tiene convocatoria al hablar lo que dice no sirve. A mí me sirvió eso, e intentar construir sin narices, patillas, cosas exteriores, sí me tuve que teñir, porque en el blanco y negro de Arde Madrid se iba a ver que era rubio, me tuve que matizar

Estrenás Arde Madrid, llega al 33 Festival Internacional de Cine de Mar del Plata Punto muerto (2018) de Daniel de la Vega ¿y después?
Empiezo a filmar, con un elenco increíble Lo habrás imaginado (2019) de Victoria Chaya Miranda en donde hago un personaje maravilloso, estoy con una participación en una miniserie de Victoria Galardi, y el año que viene haré con Luis Machín en el Teatro San Martín dos obras de Ronald Hardwood y algunos proyectos de teatro personales que siempre tengo.

Arde Madrid estrena el 8 de noviembre en Movistar Series de Movistar TV. Se podrán ver todas las semanas dos nuevos episodios a las 23 horas.

Comentarios