Matías E. González
05/11/2018 12:11

En el imaginario colectivo circula la afirmación: 'Los opuestos se atraen'. La misma se suele aplicar en el amor para aquellas parejas cuyos integrantes son diferentes en muchos aspectos, sin embargo, el aprecio y la atracción entre ellos son más fuertes y, por dicho motivo, funciona la relación. La misma “fórmula” se traslada al terreno de la amistad en la película Mi mejor amigo (2018), donde los personajes protagónicos, Caíto y Lorenzo, tienen más diferencias que puntos en común, no obstante, nace entre ellos un estrecho vínculo. ¿Existe una barrera invisible que separa el amor de la amistad? ¿Puede una amistad convertirse en amor? Esos son algunos de los interrogantes que plantea la historia cinematográfica, según como el espectador la mire. EscribiendoCine habló con el actor Ángelo Mutti Spinetta sobre su personaje Lorenzo, su trabajo en el largometraje de Martín Deus y el valor de los amigos, entre otros temas.

Mi mejor amigo

(2018)

EL DESPERTAR SEXUAL

El relato pone el foco en dos adolescentes con más diferencias que semejanzas: Lorenzo (Ángelo Mutti Spinetta), un joven aplicado y responsable que vive con sus padres (Guillermo Pfening, Moro Anghileri) y su hermano (Benicio Mutti Spinetta) en una cálida casa de la Patagonia, mientras que, Caíto (Lautaro Rodríguez), es un chico misterioso y rebelde, de su misma edad, que no ha tenido su misma suerte en la vida. Caíto es hijo de un amigo del papá de Lorenzo que viaja al sur por un grave conflicto y se aloja en la vivienda de la familia. Desde ese momento, surge una singular amistad entre los adolescentes que, por momentos, resulta semejante a una relación de amor.

El ingreso de Ángelo Mutti Spinetta al proyecto cinematográfico fue a partir del contacto directo por parte de Martín Deus, quien lo invitó a charlar acerca de la historia y del personaje que tenía para proponerle. Ambos se reunieron en una cervecería de Palermo, aledaña al Teatro El Piccolino, ya que el actor hacía allí la puesta escénica La burbuja.

“Me re copó todo lo que me contó Martín. A mí me gustan los desafíos actorales y yo sentí que este era otro reto en mi camino, y eso me atraía. Lo sentí como una prueba a superar”, destacó Mutti Spinetta. “Por suerte, se pudieron pasar todos los retos y salió todo como esperábamos”, agregó.

ROMPIENDO ESTRUCTURAS

En el largometraje, Ángelo personifica a Lorenzo, un adolescente introvertido y estructurado que está radicado en la Patagonia junto a su familia. Al llegar Caíto a su casa, descubre en su polo opuesto un impulso para atreverse a dar grandes pasos en su vida, en lo emocional y hasta en el descubrimiento de su sexualidad.

“Fue uno de los proyectos más duros que hice porque hubo varios obstáculos fuertes que tuve que superar”, expresó el actor. “En principio, el desafío que presenta un protagónico, de ir todos los días y estar siempre en una misma línea. Después, el calor de la filmación porque nosotros rodamos las escenas de la casa durante el verano, pero, teníamos que estar con sweaters y camperas dentro del lugar porque la película se enmarcaba en invierno. En el sur, el reto estuvo cuando nos metimos en el lago con agua del deshielo del Glaciar Perito Moreno, era un frío tremendo”, describió.

Para la construcción de los vínculos entre los diferentes personajes, Deus organizó varios ensayos y juegos entre los integrantes del reparto, quienes llegaron con mayor conocimiento grupal al rodaje. “Martín es un director muy meticuloso que se interesa en los detalles y, a mí, me parece perfecto. Me encanta que me corrijan y se busque lo mejor para cada escena, así todo sale lo mejor posible”, halagó el protagonista del film.

Un actor presenta ciertas similitudes y diferencias con el sujeto ficticio al que le toca dar vida. En el caso de Mutti Spinetta consideró: “Mi personaje es muy estructurado, muy apegado a las normas y yo siento que tengo eso en algún sentido, aunque, también me gusta salirme de las reglas y hacer de las mías. Soy muy respetuoso y organizado como Lorenzo y Martin quería ver eso. Él buscaba algo muy específico desde esa sensibilidad del ahogo, eso es algo que se charló mucho y se presentó como un desafío fuerte que estuvo bueno”.

En la película, Lorenzo, por momentos, permanece aislado de su entorno y se siente solo frente a determinadas cuestiones que le ocurren. Fuera de la historia del film y de su personaje, Ángelo comentó que no tiene nada que esconder y se presenta sincero frente a las situaciones que se le presentan día a día, ya que le gusta charlar las cosas. “A veces me armo una coraza y con algunas cuestiones soy un poco frio o insensible, pero en realidad es mi forma de ser”.

Sobre la huella que le dejó haber formado parte de Mi mejor amigo, reflexionó: “Esta película marca un antes y un después en mi carrera actoral. Estoy muy contento con el resultado de la peli y me llevo un montón de gente que quiero y a la que le tengo mucho cariño”.

CONOCIÉNDOTE

Ángelo comparte la dupla protagónica del film con Lautaro Rodríguez, quien debutó actoralmente enMi mejor amigo. En el primer encuentro, Martín los reunió en una especie de cuarto y les cerró la puerta, con una consigna específica: '¡Háganse preguntas, conózcanse!'. Ese fue el trabajo inicial entre los personajes principales de la historia. Luego, incorporaron diferentes ejercicios de teatro que fortalecieron el conocimiento entre los jóvenes y, más tarde, arrancaron con los ensayos.

“Con Lautaro siempre tuvimos la mejor onda, él es humilde y muy buen compañero. Cuando practicábamos las escenas, congeniábamos a la perfección. Logramos una gran conexión entre nuestros personajes”, destacó Mutti Spinetta. “Cuando estábamos en Santa Cruz, después de cada jornada de filmación, nos juntábamos con el equipo en una casita cerca del hotel y nos cagábamos de risa hasta altas horas. Con Lautaro rapeábamos y compartíamos cuarto, así que tuvimos cierta convivencia”, añadió.

AMIGOS INTOCABLES

Ante la pregunta de qué significado le encuentra a la amistad, Ángelo respondió: “Para mí, va desde cagarte de risa por boludeces hasta apoyar al otro cuando está teniendo un momento difícil. Implica hacer cosas juntos que, de alguna forma, cuiden la amistad. Yo creo que las amistades son como una planta a la que hay que regar, si la descuidas no funciona, si le tiras demasiado fertilizante tampoco funciona, por eso, hay que mantener distancia también, es decir, hay que seguir la medida justa, como todas las relaciones”, comparó el actor.

Hoy en día, los amigos de las nuevas generaciones expresan de manera más explícita su afecto, tanto personalmente como por redes sociales, superando las propias “represiones” que ejercían personas de generaciones anteriores ante la demostración de cariño a través de un “te quiero” o un “te amo”, por si alguien lo interpretaba como un mensaje “más allá de la amistad”.

Respecto a este aspecto, Mutti Spinetta opinó: “Yo veo que cada vez está más abierto ese diálogo, de que dos amigos pueden decirse 'te quiero'. Yo con mis amigos y amigas soy cariñoso, los abrazo, porque no resta para nada, sino todo lo contrario, suma. No hay que reprimirlo porque no tiene nada de malo, incluso pienso que se tiene que abrir cada vez más”.

RECONOCIMIENTO INTERNACIONAL

El largometraje ganó el Gran Premio Écran Junior, en la 71° edición del Festival Internacional de Cine de Cannes. La particularidad de la consagración, es que el jurado que reconoció el film estuvo integrado por adolescentes franceses de entre 13 y 15 años. “Estoy muy contento por ese premio, fue algo inesperado. Es un reconocimiento al trabajo y esfuerzo que hicimos, entonces, nos alegra mucho”, expresó el protagonista de la película.

“Me parece genial que, desde los festivales, se valorice estas temáticas, ya sean sobre la comunidad LGBT, el racismo, y demás. Considero importante que se las ponga en un foco de atención para reflexionar sobre ellas”, elogió Ángelo.

Tras haber encarnado El Principito en diferentes escenarios teatrales del país, el joven actor continúa con una completa agenda de producciones artísticas. Por eso, sigue en el ámbito musical con la compañía de su hermano con el objetivo de lanzar canciones de rap y trap. Además, espera el estreno en la pantalla grande del film El Bosque De Los Perros (2019), de Gonzalo Zapico, donde interpreta a través de flashbacks al personaje de Guillermo Pfening cuando era chico.

Comentarios