Victoria Duclós Sibuet
26/09/2018 12:39

La actriz argentina Soledad Villamil (El Secreto de sus Ojos, Las grietas de Jara) se pone en la piel de una psiquiatra en La noche de 12 años (2018), la película de Álvaro Brechner, que representará a Uruguay en la próxima entrega de los premios Oscar y Goya, inspirada en la historia real de José Mujica, Mauricio Rosencof y Eleuterio Fernández Huidobro. "A través de la película, de las escenas y de las imágenes uno ve realmente lo que fue el camino de ellos, ese hundirse en una oscuridad tan profunda y con esa fuerza interior tremenda poder resurgir", comenta en una charla con EscribiendoCine.

La noche de 12 años

(2018)

¿Cómo llegó la propuesta a vos y qué fue lo que te llamó del personaje?
La propuesta me llegó con el guion, que me envió Álvaro, el director. Primero me emocioné muchísimo con la lectura, con la historia y sentí que era una película que tenía que ser hecha, tenía esa sensación de que era importantísimo que se contara esa historia, me emocionó mucho. Inmediatamente pensé que quería participar, colaborar con la película, mi participación es eso, una colaboración. Me parecía importante no solo en términos artísticos, sino en términos históricos y políticos. Como un apoyo en el que también me encanta el personaje y la escena.

Tu personaje tiene una única escena que al mismo tiempo es un punto de quiebre para el personaje que interpelas, ¿cómo trabajaste tu rol ahí?
Si, la verdad es que creo que está muy bien escrita la escena y en un momento muy clave de la película porque además como espectador produce mucha identificación la situación de desear que aparezca alguien que abra una ventanita de esperanza y es un poco lo que mi personaje viene a hacer. Esa cosa de decir “aguantá que falta poco y tené la fuerza para salir, confía en tu propia fuerza”, eso fue algo muy convocante y me encantó como estaba escrita porque no es una situación de lugar común. Es alguien que también está muy “hecho mierda” mi personaje ¿no? (risas), eso me parecía rico; no aparece como alguien que la tiene re clara que le viene a decir al otro lo que tiene que hacer con la autoridad del que sabe, sino alguien que comparte un momento también de sufrimiento.

¿Cuál es el anclaje en la historia real de la situación que representas?
Sucedió como se cuenta en la película, Mujica empezó a tener cada vez más episodios de alucinaciones y eso hizo que en un momento decidieran llevarlo a revisar por una psiquiatra, él relata que cuando la vio pensó “esta está más loca que yo” (risas) y también relata ese momento como un punto de inflexión que creo que la película cuenta muy bien.

¿Cuál es el vínculo que creaste vos con la película?
A mí me pasó desde la lectura del guion y hoy hasta viendo el afiche me resulta tan conmovedora, no sé ni cómo poner en palabras lo que me pasa con la película, con la historia… es muy emocional. La vi por primera vez hace unas semanas y cuando terminó no me podía levantar de la butaca, vino la productora, se sentó al lado mío y yo lloraba y lloraba y sentía lo tremendo de la historia y lo tremendo de que se cuente algo así en este momento social y político. Tengo un cariño enorme por la película a pesar de esta participación acotada, estoy muy contenta de haber podido ser parte.

Tu interacción es con el personaje de Mujica, ¿te modifico o marcó tu visión sobre su persona el haber indagado en un momento tan doloroso de su vida y ponerlo en carne propia?
Si absolutamente, la película me redimensionó la figura de Mujica… a ver yo tenía el título “estuvo preso mucho tiempo” era esa la imagen que yo tenía de él junto con todo su recorrido político y como presidente. También es algo por lo cual la película es clave, porque el cine tiene esa capacidad de hacerte vivir, sentir y empatizar con la historia de una manera completamente diferente. Es ver a esos seres humanos a quienes intentaron humillar y reducir (porque además lo que cuenta la película es justamente que no lo lograron y eso me emociona mientras lo digo), es la dimensión de lo humano que aparece en la película de esos personajes. El de Mujica como uno de ellos a mí me cambio muchísimo la visión, no porque no fuese un personaje al que yo respetaba y admiraba, siempre me parecía emocionante escuchar sus discursos o sus reportajes, pero realmente a través de la película, de las escenas y de las imágenes uno ve realmente lo que fue el camino de ellos, ese hundirse en una oscuridad tan profunda y con esa fuerza interior tremenda poder resurgir.

Comentarios