Matías E. González
15/08/2018 13:03

La primera experiencia en la pantalla grande es un momento inolvidable en el camino de todo actor y de toda actriz. El hecho artístico deja una huella, aún mayor, cuando el trabajo realizado es valorado por el público y la crítica. Cada año, la Asociación de Cronistas Cinematográficos de la Argentina, destaca el desempeño de la primera labor de los artistas en cine, por medio de los rubros Revelación Masculina y Femenina en los Premios Cóndor de Plata.

Temporada de caza

(2017)

En la edición 2018, la categoría Revelación Femenina la integraron: Loren Acuña por Madraza (2016), Isadora Ardito por Sinfonía para Ana (2017), Mercedes Funes por Yo soy así, Tita de Buenos Aires (2017), Iride Mockert por Los decentes (2016) y Cumelén Sanz por No te olvides de mí (2016). Mientras que, la categoría Revelación Masculina la conformaron: Lautaro Bettoni por Temporada de caza (2017), Nahuel Cano por Zama (2017), Juan Grandinetti por Pinamar (2016), Esteban Masturini por Esteros (2016) y Patricio Penna por El corral (2017).

Loren Acuña

“Vivo esta noche con una alegría inmensa y mucha fe, tengo muchísimas ganas de llevarme el Cóndor”, deseaba la actriz en la previa a la velada, hasta que fue nombrada como la ganadora de la estatuilla, por su trabajo en el film Madraza. “Este premio tiene un valor increíble. Agradezco el reconocimiento de los cronistas cinematográficos, así como también, el cariño de mis pares y de la gente”, destacó.

Sobre su paso por el largometraje dirigido por Hernán Aguilar, Loren resaltó: “[#Pelicula,4296,Madraza] me deja lo mejor. Tengo muy latente la idea de que cuando se quiere, se puede. Lo mío es pura perseverancia, mucho esfuerzo y paciencia, hace bastante tiempo que vengo remándola”.

En la película, Acuña encarna a una mujer porteña de clase media-baja, que se convierte en una asesina a sueldo para buscar justicia, así como también, pelear su situación económica y superar sus vacíos emocionales. En cuanto a similitudes con su personaje, distinguió: “Me reconozco en la parte buenaza de ella” y, al mismo tiempo, marcó las diferencias entre risas: “Por momentos le sale la bestia, ahí yo no llego”.

Lautaro Bettoni

“Estoy un poco nervioso. Por lo pronto, estar acá ya es muy divertido, esperemos que salga todo bien”, expresaba el actor minutos antes de la ceremonia, hasta que fue distinguido con el premio por su desempeño en el largometraje Temporada de caza. “Estoy muy agradecido y emocionado”, afirmó.

Respecto a su primera experiencia cinematográfica en el film a cargo de Natalia Garagiola, Lautaro destacó: “Es muy lindo que el primer trabajo que hice en la pantalla grande haya tenido tanta repercusión. Lo vivo como algo muy positivo, me parece que es mucho más de lo que podría haber esperado”.

En el largometraje, Bettoni interpreta a Nahuel, un adolescente que, tras la muerte de su madre, viaja a la Patagonia para reencontrarse con su padre, quien es un respetado guía de caza que vive en el sur junto a su nueva familia. Padre e hijo descubren poco a poco el vínculo que los une, marcado por el rechazo, el silencio y la tensión constante. “Hay un poco de lo apático de mi personaje con lo que me identifico, pero, por suerte, hay algunas diferencias, porque sería denso ser ese muchacho”, describió entre risas.

Mercedes Funes

“Estoy muy contenta de estar acá porque los Premios Cóndor de Plata son una institución en sí misma, que hace muchos años que acompañan a las personalidades del cine nacional. Las nominaciones nos colocan a los artistas de esta industria en un marco de excelencia y buena onda entre nosotros”, halagó la actriz.

En Yo soy así, Tita de Buenos Aires, Mercedes personifica a la emblemática artista del tango argentino, Tita Merello, durante el siglo XX. “Siento una gran admiración por Tita, fue una mujer absolutamente avanzada en su época, transgresora, que hablaba y peleaba por los derechos de las mujeres”, elogió Funes.

En cuanto a su labor en el film dirigido por Teresa Costantini, la actriz consideró: “Para mí, formar parte de una película tan hermosa me genera mucho amor y orgullo, particularmente por la cantidad de críticas maravillosas y por el gran recorrido que hizo”. Por otra parte, agregó: “El cine te deja una marca importante porque uno queda plasmado en el celuloide y las películas son para siempre, entonces, resulta un obsequio para cualquier artista”.

Esteban Masturini

“Es mi primera vez en los Cóndor, así que estoy súper feliz, disfrutando el momento. La peli se estrenó en febrero de 2017, entonces, al llegar la nominación a los premios tanto tiempo después, fue una sorpresa enorme que no me esperaba”, contó entusiasmado el actor.

En Esteros, Esteban encarna a Jerónimo, un joven oriundo de Paso de los Libres, provincia de Corrientes, que se reencuentra con Matías, un amigo de la infancia con el que vivió una íntima relación. Respecto a similitudes con su personaje, Masturini nombró: “Somos extremadamente sensibles y, también, apasionados en el amor. A su vez, coincidimos en que somos muy observadores”.

Sobre su debut protagónico en la pantalla grande, a través de la obra cinematográfica de Papu Curotto, el actor manifestó: “Me deja miles de marcas. En lo personal, protagonizar por primera vez una película, era un deseo enorme que tenía y se cumplió. Después, el impacto que tuvo el trabajo que realizamos fue muy intenso, trabajamos mucho los vínculos. Y, posterior al estreno, todo lo que pasó, y pasa, es hermoso. Hoy en día, me sigue escribiendo gente de todo el mundo sobre sus sensaciones con la peli y eso me emociona, es algo impagable”.

Juan Grandinetti

“Es muy lindo que a uno lo nominen y reconozcan el laburo. También, me pone muy contento poder reencontrarme con muchos amigos y amigas”, valoró el actor.

En Pinamar, el film dirigido por Federico Godfrid, Juan interpreta a Pablo, un joven que vuelve, acompañado por su hermano, a la ciudad en la que veraneaba cuando era chico, para tirar al mar las cenizas de su madre y lograr vender una casa plagada de recuerdos. A su vez, en dicho lugar, Pablo se reencuentra con una amiga de la infancia. El largometraje sitúa al espectador en dos momentos intensos: por un lado, el duelo que sobreviene a la despedida de un ser querido y, por otro, el súbito descubrimiento del amor.

En referencia a similitudes con su personaje, Grandinetti aclaró: “Todos los actores les ponemos algo propio a los personajes, pero, siendo más analítico, con Pablo tenemos en común la introspección. Yo no sé si la tengo tan a flor de piel, aunque, hay algunos pasajes en los que sí me identifico”, admitió.

Isadora Ardito

“Me puso muy feliz la nominación a los Cóndor de Plata, es algo muy satisfactorio. Además, valoro poder compartirlo con mi familia”, afirmó la actriz.

En Sinfonía para Ana, la película co-dirigida por Ernesto Ardito y Virna Molina, Isadora encarna a Ana, una joven alumna del tradicional Colegio Nacional de Buenos Aires, en los tiempos previos al Golpe de Estado de 1976. En el film, su corazón queda atrapado entre dos pasiones y, la realidad política, la obliga, a pesar de sus 15 años, a tomar decisiones irreversibles.

“Me puso muy feliz la repercusión que tuvo la película. Se usa mucho para la educación y me parece muy necesario, hoy en día, traer la memoria, más con el gobierno que tenemos”. Por otra parte, Ardito reflexionó: “Me pega mucho saber que Ana, si bien es un personaje ficticio, representó a muchas chicas que en su época estaban militando. Siento que me dio un compromiso que, en la actualidad, tengo que seguir manteniendo. Hoy, me encuentro luchando y salgo a las calles, como lo hice el miércoles por el aborto, para continuar con las luchas de las compañeras”.

Patricio Penna

“Es increíble, realmente no podría creer la nominación, estoy muy agradecido y emocionado. Lo que más me gusta de esto es que siento que es el honor más grande que podía pedir en este momento de mi carrera”, valoró el actor.

En El corral, Patricio personifica a Esteban, un adolescente antisocial, resentido contra sus compañeros y profesores, que se propone, junto a un amigo, provocar una conmoción en el colegio al que asisten, por medio de una serie de actos anónimos de vandalismo. “Lo más divertido es que, con mi personaje, somos muy diferentes. Él es introvertido y reservado, y yo siento que no soy así, es decir, me siento cómodo con la gente y me desenvuelvo fácilmente. Una similitud la encuentro en la capacidad de reflexión que ambos tenemos desde la introspección, pero, de todos modos, somos muy distintos”.

Sobre su paso por el largometraje a cargo de Sebastián Caulier, Penna destacó: “Siento que la película no para de repercutir en mi vida. Cuando la filmamos en Formosa, tenía 16 años recién cumplidos y trabajé con gente más grande que yo, eso me voló la cabeza y volví hecho otra persona. Cuando estrenamos la peli, fue otro flash en mi vida, después, tuve un premio en un festival y, ahora, llegó esta nominación. No para de cambiarme la vida”, celebró el actor.

Comentarios