Carolina G. Guerrero
15/07/2018 15:45

El argentino Adrián Biniez, conocido por su opera prima Gigante (2009), ganadora de tres premios en la Berlinale, estrenó esta semana en la Argentina su tercer y último trabajo, Las olas (2017), un drama protagonizado por Alfonso Tort, Julieta Zylberberg y Fabiana Charlo. "Traté de que no quedara una película muy cerebral, pero también con la cuota de humor que me gusta tener, le fui quitando otras cosas, juntando cosas, y… salió esto", dice en una charla exclusiva con NOTICINE.com.

Las olas

(2017)

¿Qué buscás contar en Las olas?
La película trata de Alfonso, un hombre que está trabajando en su trabajo cotidiano y un día después del trabajo decide ir darse un chapuzón, un refresco en la playa cercana a la ciudad, y ahí, toma un poco de sol, se tira al agua, se sumerge y cuando emerge, aparece en una playa en la que estuvo hace cinco o seis años con su familia: su exesposa y demás. Esas cosas se van descubriendo a medida que transcurre la película y también lo otro que sucede es que él descubre que empieza a ir a diferentes balnearios de su vida, vacaciones, casa de amigos, etc...

¿Cómo surgió la idea? ¿Cómo llegó a hacerse esta historia?
Por un lado se me ocurrió la idea, no recuerdo muy bien como… Yo anoto como las pequeñas ideas, y algunas no sirven para nada o se agradan después, algunas no entiendo ni que quise poner… Y esta era sobre un alien que se metía al agua, salía e iba a las diferentes vacaciones con su líder… y con eso empecé. Luego quería trabajar con Alfonso Tort, que es el protagonista de la película. Quería escribirla para que él fuera el protagonista, porque es amigo mío. Ya sabiendo que iba a ser él, estaba tranquilo porque lo podía hacer, tenía ese registro y le salía muy fácil. Y después había como un espacio que de entrada sabía que con esta misma historia podía construir una narración más tradicional y clásica, con un arco dramático. Acá quería hacer algo completamente diferente, entonces fui sumando todas las cosas que quería hacer. Traté de que no quedara una película muy cerebral, pero también con la cuota de humor que me gusta tener, le fui quitando otras cosas, juntando cosas, y… salió esto.

Aparte del humor, en Las olas hay otro elemento importante, la nostalgia...
Sí, me interesaba mucho eso. Creo que ya con el material con el que he trabajado se daba naturalmente y… sí, quería jugar con eso. Para mi también es como que hay un punto en la película que era como… no lo tengo claro y nunca lo quise tener claro, y también quería generar eso, que no quedara claro si son recuerdos, si viaja en el tiempo, si son sueños, si es una duerme vela… Jugar con esa sensación en el espectador. Me interesaba todo ese registro y jugar por ese lado. Obviamente la nostalgia se desprendía al principio como algo melancólico, como una nostalgia ligera que le digo yo, como una base muy fuerte.

La película ya ha pasado por varios festivales internacionales, como los de San Sebastián, Chicago, Mar del Plata o Punta del Este ¿Cómo te sentiste con el recibimiento del público en esos eventos?
Muy bien... Es una película especial que tiene un registro y un tono que varía abruptamente. Es una película fantástica, es como una comedia con un humor y una estructura no muy convencional. La recepción fue muy linda, yo estaba con bastante… hasta diríamos a la defensiva en algún punto porque sé que presenta al principio algunos desafíos para el espectador pero… son muy lindos y son como no sé… Es algo que tenía muchas ganas de hacer.

¿Cómo creés que ha evolucionado tu carrera desdeGigante, hace casi una década?
Giganteera mi primera película y la primera vez que empecé a viajar por festivales, y estaba un poco aterrado también, porque era como… justo con Gigante viajé mucho, me fascinaba viajar pero no estaba muy relajado, porque no había salido mucho de mi país. Fue un cambio vital fuerte, porque era como la primera vez que anduve de viaje de un lado para otro, estar tres días en un festival, cuatro días en otro, después dos días en otro… Entonces lo disfruté aunque era como una cosa muy rápida. Ahora que estoy mas grande disfruto todo mucho mas relajadamente. Visitar festivales es como una alegría, como que no me tensiono mucho en los estrenos… En algún punto sí que hay alguna ansiedad, pero es mínima comparado con lo que era antes, como el pase de la película que estas intentando estar lo más relajadamente posible. Y sobre todo de ir lanzando películas me gusta disfrutar la posibilidad de hacer una película y compartirla.

No pudiste tener mejor arranque con Gigante: Tres premios oficiales en uno de los festivales más importantes del mundo, el de Berlín...
Al haber estado en la competencia oficial, lo que sentí mucho es como una cosa muy grande con mucha prensa, con mucho protocolo… Me acuerdo de que llegué, hicimos las pruebas técnicas de la película, pasamos la película y después estuve con entrevistas, entrevistas, entrevistas en un lugar cerradito… como unos dos o tres días estuve y no salí a nada. Yo me comía una hamburguesa y volvía, o un kebab y volvía. ¿Y como estaba Berlín? Qué sé yo... Después tuve la oportunidad de volver ese mismo año otra vez a estrenar la película ya en salas comerciales y ahí estuvo buenísimo, porque pude recorrer un poco la ciudad y encima era mas veranito, esto estaba lindo, no hacía frío… Me acuerdo que llegué a pillar fiebre en Berlín.

¿Pensás que el cine uruguayo está empezando a gozar de mejor salud?
Sí, el cine uruguayo es un cine chico, como el país, y por suerte los últimos años empezó a tener una especie de crecimiento a pasos cortos. Ahora hay como una regularidad. Antes era muy esporádico, pero estos últimos 10 años hay películas, hay estrenos, creo que como unos 15 estrenos entre documentales y ficción por año, lo cual es una media que esta bien. Antes eran mucho menos. Sabés, ahora todos los años hay películas uruguayas, y creo que se va creando un público, pero es paso a paso. Es muy temprano todavía para que se genere una cosa muy fuerte y contenida. El audiovisual se asienta con películas a larguísimo plazo. No es una cosa que va de la noche a la mañana. Entonces yo creo que si se va sosteniendo así se irán generando cosas nuevas.

Comentarios