Juan Pablo Russo
03/07/2018 15:54

La primera Edición del Festival de Cine Colombiano se realiza del 2 al 8 de julio de 2018 en el Cine Cosmos UBA y El Cultural San Martín. Allí se presentan las producciones cinematográficas originarias de Colombia más representativas de los últimos años que muestran la complejidad y la riqueza de la cultura colombiana. Mónica Castellanos y Daniel Saldarriaga, co-directorees del festival hablaron con EscribiendoCine.

Todo comenzó por el fin

(2015)

¿Qué se va a encontrar el público en esta 1 Edición del Festival de Cine Colombiano?
En la primera edición del Festival de Cine Colombiano tenemos muchos atractivos. Lo primero a remarcar es que nos acompaña Luis Ospina con algunas de sus películas, uno de los padres del cine colombiano, y al cual le estamos rindiendo un homenaje desde la retrospectiva que organizamos. Además de las proyecciones de largometrajes, presentamos antes de cada uno, cortometrajes de directores emergentes que están formándose hoy en día en Argentina y Colombia. A eso se le suma El taller de “Mujer: Imagen e Industria” donde estaremos estudiando las diferentes visiones de la mujer en el cine, como representación y como partícipe de la industria, con panelistas reconocidos en el área que van a complementar este debate. No sin olvidar, el primer foro de coproducción de cine ARCO.

¿En una cinematografía tan amplia como realizaron el recorte para que la programación sea representativa?
Consideramos que lo más importante para remarcar es el enfoque de género. Queríamos presentar una programación equilibrada entre directores y directoras, pero además, que la temática fuera mucho más diversa, emocional y representativa desde diferentes puntos, donde la mujer es protagonista enfocada en diferentes visiones de narrativa.

En los últimos años el cine colombiano creció mucho en cuanto a su repercusión internacional, ¿lo mismo sucedió en el país?
Respecto a este tema, tanto el estado como entes privados empezaron a apoyar e invertir más en la producción audiovisual, apoyado por Ley de Cine que busca aumentar la cantidad de producciones. Esto a generado que en los últimas años el cine colombiano esté “despegando” generando solamente el año pasado un total de cuarenta y cuatro largometrajes, haciendo un récord histórico si consideramos que la media era de alrededor de cuatro producciones anuales. Proimágenes, fiel a su carácter de Promotor Cinematográfico en Colombia está realizando y apoyando fuertemente la divulgación del cine a nivel nacional e internacional.

Una de las apuestas del festival es el foro de coproducción, ¿que se busca desde lo artístico con este tipo de iniciativas?
El foro de coproducción ARCO, nace desde el interés que se está fomentando hoy en día desde Colombia de acrecentar la producción de más películas a nivel nacional. Teniendo como base que desde 1984 existe el convenio de coproducción entre los dos países, ARCO pretende ser este punto de encuentro, donde Argentina, con su riqueza histórica en temas audiovisuales generan una visión mucho más rica y llena de experiencia, y hace que junto con Cine Fértil, nuestro coproductor y fiel impulsor de esta iniciativa, estemos buscando generar más y mejores enlaces desde el arte audiovisual. Cine Fértil además cuenta con el precedente de generar el primer foro de co-producción entre América Latina y el medio oriente el cual fue una novedad a nivel regional.

¿Cuáles son las películas imperdibles del festival?
¿Qué no perderse? Es difícil de decir, la actual grilla de películas es muy variada y tiene tantos diferentes puntos de vista para disfrutar, para analizar, para debatir, que lo recomendamos todo, Sin embargo hacemos énfasis en las películas de Luis Ospina. Tener la oportunidad de ver esas joyas en pantalla grande es algo que no todos los días se tiene la oportunidad. de igual forma el 90% de la programación es estreno absoluto en Argentina, por lo cual es difícil elegir una estrella favorita en el cielo. La apertura con Señorita María, la falda de la montaña, de Rubén Mendoza, es muy interesante.

¿Qué esperan que pase con el público argentino y el cine colombiano?
Las expectativas que tenemos son muchas. La principal es aumentar la cantidad de espectadores y permitir mucha más visibilidad del cine colombiano, no solo con nuestros coterráneos sino que también el público argentino se interese en el cine que producimos y coproducimos (los colombianos). Nuestra meta a largo plazo es que las pantallas colombianas y argentinas estén en sintonía y se puedan realizar más y mejores producciones en conjunto que acompañen el crecimiento del cine en los dos países, y, porque no, que se expanda a todo Latinoamérica.

La programación del Festival está conformada por películas como El gurú y las FARC de Paula Schargorodosky, Señorita María, la falda de la montaña de Rubén Mendoza, Las flores son para los muertos de Nicolás Jiménez, Matar a Jesús de Laura Mora, Sin título. Tercer movimiento de Ricardo Perea y Julio Lamaña, La vaca de Juan Jiménez, Alirio de Camilo Andrés Guerrero, Nain de Felipe Paredes, La fotografía. Memoria, comunicación y poder de Diego Buenaventura, Epifanía de Anna Eborn y Oscar Ruiz Navia, Amazona de Clare Weiskopf, Elemento de Nina Paola Marín Díaz, Siembra de Angela Osorio y Santiago Lozano, 4 estaciones de Sergio Nicolás Pulido, La luz que nos queda de Gloria Isabel Gómez, Mariana de Chris Gude, La mujer del animal de Victor Gaviria, Huevitos al microondas de Daniela Castillo, La madre de las madres de Wilson Arango, Jericó, el infinito vuelo de los días de Catalina Mesa, y Paisajes de Isolda de Gloria Isabel Gómez.

Como parte de la retrospectiva a Luis Ospina se presenta Acto de fe, Oiga vea!, Agarrando pueblo, En busca de María, Ojo y vista: peligra la vida del artista, Nuestra película, Soplo de vida, La desazón suprema: retrato incesante de Fernando Vallejo y Todo comenzó por el fin.

Comentarios