Rolando Gallego
14/01/2018 12:37

Tras Verdades verdaderas. La vida de Estela (2011), en la que recorrió los pasos y la lucha de Estela de Carlotto, el realizador Nicolás Gil Lavedra se vuelca al policial adaptando Las grietas de Jara (2018), novela homónima de Claudia Piñeiro. Protagonizada por Joaquín Furriel, Oscar Martínez, Soledad Villamil, Santiago Segura, Laura Novoa y elenco, la historia versa sobre un secreto del pasado vuelve sorpresivamente para desequilibrar a los personajes. " La novela es buenísima y busqué trabajar algunos temas y reflejarlos en la pantalla", dice en diálogo con EscribiendoCine.

Las grietas de Jara

(2018)

Después de tanto tiempo de trabajo en la película ¿qué sentís al estrenarla?
Liberado, hacer una película es una carrera maratónica, muchos años, mucha energía, es un trabajo que te absorbe y te involucra entero.

Hubo una postergación de estreno el año pasado…
En realidad no, estábamos muy justos para estrenarla en junio de 2017, porque terminamos de filmar el veintipico de febrero, y me vino muy bien para darle más edición, y trabajar cosas que pulimos, la música, el color, el sonido, estoy contento con eso.

¿Fue difícil la adaptación de la novela?
Yo nunca trabajé un guion propio, tampoco en documentales, lo de Estela fue la biopic o ficción de su vida, prevaleciendo el lenguaje cinematográfico, la novela es buenísima y busqué trabajar algunos temas y reflejarlos en la pantalla.

¿Te reuniste con la autora?
Sí, y le pregunté algunas cosas, no porque no las entendiera, sino para profundizar, después me dio vía libre para crear con Emiliano Torres el universo de Jara y lo que está reflejado en el libro.

¿En algún momento sentiste miedo en que los seguidores de la autora juzguen la adaptación?
Siempre va a pasar eso cuando uno lee un libro y ve la película encuentra las diferencias, algunos lo hacen mejor y otros peor, pero en la escritura me interesaba que los temas que cuando leí la novela me interesaron estén presentes, luego desarrollar los personajes.

¿Hubo varias versiones del guion?
Como 17, igual cuando uno filma puede sumar cosas, y de hecho en el montaje volves a trabajar de nuevo, ver cosas o barajar y dar de nuevo, teniendo material que te acompañe.

Tenés un elenco enorme ¿fue difícil trabajar con alguno de los protagonistas?
Ya me había pasado con Verdades verdaderas. La vida de Estela de trabajar con gigantes, acá también, Santiago Segura es una estrella, todos, pero no lo pienso, armo el personaje, busco las caras, a quién lo veo, y después me junto.

¿El elenco fue el que soñaste o hubo cambios?
Hubo algunos cambios por tema de agenda en el rodaje, pero hoy creo que Las grietas de Jara no sería Las grietas de Jara sin estos actores.

En el arte final ubicaron algo que “spoilea”, ¿por qué?
Ubica, creo que en el arranque sabés que algo anda mal, lo interesante de la película no es el secreto en sí sino cómo convivieron con él durante tres años. Hubo primero un teaser de arte y con el tráiler lo mismo, son decisiones comerciales para que se hable de la película antes del estreno.

Trabajaste en la película con gente muy experimentada y otros más nóveles, como director, ¿hay que manejar de manera diferente el trabajo? ¿Cómo lo resolviste?
Primero trabajé con cada uno de manera individual, luego en conjunto, por ejemplo Furriel con Novoa la pareja, con Zoe Hochbaum, la familia, y así, cada vez que editaba todo servía, todo daba algo.

La música es clave para generar climas, ¿cómo surgieron las melodías?
Con Nicolás Sorín ya había trabajado en Verdades verdaderas. La vida de Estela, es un genio, le mandaba escenas y él encontró, primero el leit motiv y después trabajamos juntos y decidimos qué iba pegando más con la película, qué necesitaba y qué no, en paralelo él estaba haciendo la música de Los que aman odian (2017), con orquesta y acá era más chico todo, pero funciona. Con el color estoy muy contento también, la directora de fotografía también, todos tiran para el lado que el director propone.

¿Revistaste algún clásico del género para buscar referencias?
No, películas de género, series, porque no es sólo de género, el relato va a lo familiar, vi las adptaciones que hicieron de Claudia Piñeiro, me abrí hacia dónde me llevan los personajes, la cámara te lleva sola. Hago un gran trabajo de storyboard, para llegar y tener todo planificado, ver si me equivoqué, consecuencia de todo lo que uno vio y es.

¿Expectativas?
Lo más lindo es que la gente la vaya a ver, lo que más me gusta es la charla posterior al cine, esa es mi expectativa, si después le va bien o mal, la crítica, la publicidad, yo hice lo mejor que pude, expectativa de salir y ver alguna cara que me diga que el cuento llegó, se pueden identificar con muchas cosas, quiero que la gente se encuentre con esta película.


Comentarios