Adrián Monserrat
02/10/2017 11:47

Luego del éxito en el circuito off de Sonno Profondo (2013) Luciano Onetti estrena comercialmente Francesca (2015), producida por su hermano Nicolás Onetti, en la que aborda el género giallo. "Cuando todos decían que el género giallo murió con Tenebre de Darío Argento, nosotros quisimos no darle muerte ahí. Es un género que no debe morir. Lo que pasa que actualmente hoy en día hacer una película de género pasado u olvidado es como hacer un tributo u homenaje", confiesa en una charla con EscribiendoCine.

Francesca

(2015)

¿Qué sentimientos presentan a horas del estreno de Francesca?
Realmente es una sensación hermosa poder estrenar en cines nuestra película independiente en la gran ciudad capital. Al ser del interior de la provincia quizás uno sienta que es inalcanzable lograr esas cosas. De hecho, nos pasó cuando Francesca pudo recorrer muchos festivales internacionales. Imagínate nuestra felicidad. Hasta el momento Francesca había tenido más repercusión afuera que en Argentina, por lo que ahora la felicidad aun es mayor, siendo conscientes de que muchas veces jugar de local no es tan favorable. Cosa distinta que ocurre con el futbol.

¿Cuáles son las expectativas que tienen?
Tenemos grandes expectativas. Ya las críticas han sido muy favorables, considerando que es una película independiente pero que llama mucho la atención por su estética tan particular que hace que Francesca sea única. Es una película hecha con mucho amor y creemos que eso se nota en cada segundo. Más allá de que ahora estamos en plena etapa de reproducción y difusión de nuestra nueva película Los olvidados, creemos que valía la pena mostrar nuestra película anterior, tan opuesta a la actual, tanto en lo visual como en el presupuesto que tuvieron ambas.

¿Con qué se va a encontrar el espectador al ver la película?
De movida se van a encontrar con algo que seguramente no hayan visto antes. Quizás las personas de nuestra edad y más grandes van a reconocer el género, ya que es uno que se dio en los 60s, 70s y 80s. Por lo que creemos que el espectador que conoce se quedara sorprendido y vibrara en nostalgia, mientras que el espectador normal se encontrara con una película "rara", deberá sentarse y jugar a disfrutar de los visual y sonoro, ya que muchas películas actuales no suelen animarse a jugar con eso. Finalmente una película es arte, por lo que es objetivo. Uno siempre debe ser objetivo con el arte. Dependerá también del estado de ánimo del espectador y de las ganas que tenga de disfrutar una película distinta. Imagínate ver una película hecha en estos años, ambientada en los 70s, hablada en italiano, y ambientada como si fuera en Roma por ejemplo...un delirio.

La influencia del giallo es notoria. ¿Hay algún director que los haya marcado?
Totalmente. La influencia está presente. De hecho, es una película puramente Gialli. Nuestros referentes fueron Sergio Martino y Darío Argento. Los máximos exponentes del género.

¿Qué sienten al brindar homenaje a un tipo de cine que se extinguió en los años 70?
Como confesión personal te puedo decir que no vimos todas las películas de este género. Imagínate querer hacer una película ambientada en esa época. La utilización de elementos de esa época, como decir, un pasacintas, una navaja de afeitar antigua, una muñeca tétrica, etc., es escaso, por lo que siempre se utilizaban en esas películas. De hecho en algunas críticas mencionaban que hacíamos homenaje a ciertas escenas de otras películas y por Dios te juro que lo hicimos sin saberlo. Y creo por mi parte, que fue esa utilización de elementos que se reiteraban en muchas películas de ese género y nosotros desconocíamos por no ver toda la cinematografía gialli.

El homenaje se siente puramente al género en lo visual. Tanto en la música, o como en la tipografía clásica de esa época, en la forma de narración, en los planos de tempo lento, en la fotografía, en los colores y estamos felices de intentar renacer el género. Bah, renacer no, sino lograr que Francesca sea una película más del género. Como si el tiempo no hubiera corrido. Cuando todos decían que el género giallo murió con Tenebre de Darío Argento, nosotros quisimos no darle muerte ahí. Es un género que no debe morir. Lo que pasa que actualmente hoy en día hacer una película de género pasado u olvidado es como hacer un tributo u homenaje. Lo mismo pasa con la música. Por eso es muy difícil, porque siempre te comparan con lo que ya se hizo antes. Es decir, siempre va haber referencias con el pasado. Hoy todo es más difícil por ese "pasado". Porque hoy todo está hecho. Con la música pasa eso. Es el mejor ejemplo. Si queres armar una banda y sacas un disco es probable que la crítica sea algo como: Banda = Beatles + Artick Monkeys.

No te definen como algo personal, sino como una mezcla de bandas. Por lo tanto no tenes una identidad, sino un homenaje.

Sin lugar a dudas el cine de género está, en el último tiempo, marcando tendencia en Argentina. ¿Cómo se sienten al formar parte del nuevo cine de terror argentino?
El cine de género está creciendo porque claramente la gente se está animando a contar más y a mostrar más. Como hay mucha competencia hoy en día (insisto, lo mismo pasa con la música) uno quiere hacer la diferencia, y en ese intento es donde reluce lo diferente. Claramente debe haber películas que existen y nunca se mostraron o no llegaron a una sala de cine, o a un festival, pero están. Miles de equipos de personas trabajando para hacer real una película y quizás nunca fueron valoradas como tal. Y probablemente no por ser malas películas, sino porque no tuvieron difusión, o porque esa competencia que te decía fue filtrando hasta que solo queden dos o tres en el mercado. Pero te afirmo que en el extranjero tienen los ojos puestos en el cine de género argentino. Somos el cine de guerrilla. Somos pasión. ¡Somos argentinos! y ellos lo saben. Estamos felices de ser parte de esta movida.

En el 2015 el film se presentó en Sitges. ¿Cómo resultó esa vivencia?
Fue lo mejor de lo mejor. Es un festival muy importante, mucha seriedad. Quizás estás en el bar del hotel y te estás "codeando" con grandes directores o actores y uno ni idea de tanta simpleza. Tanta humildad se vive ahí adentro y uno piensa quizás que los grandes directores son soberbios por lo que hacen. Eso fue lo que nos llamó la atención. El respeto que existe. es como si todos fuésemos iguales en una jauría de perros al ataque. Y es más simple. Todos orgullosos y felices de que nuestras películas se proyecten en ese festival. Para nosotros fue el cenit. Felicidad absoluta. Y de paso conoces el otro lado del charco, pero cuando estas allá, el charco se te hace en el ojo, porque extrañas. Y te cuestionas miles de cosas.

Ahora la van a repetir con su próxima película Los olvidados (2017), que se presentará en la 50 edición del Sitges – Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya, ¿Pueden adelantar algo de esta obra? ¿Es una especie de homenaje a algún otro tipo de cine?
Creo que el homenaje es a aquellos olvidados que vivieron allí en Epecuen, y fueron despojados de su infancia, de su vida por terrible inundación. Más allá de ser una película de terror bien al estilo de genero slasher, siempre el respeto por los ciudadanos locales estuvo presente. No es homenaje. Es realidad. y creemos que es la primer película de terror argentina con actores reconocidos como Mirta Busnelli, Gustavo Garzón, Victorio D´Alessandro, Damián Dreizik, Agustin Pardella, Paula Sartor, Paula Brasca, Chucho Fernández, Germán Baudino, Victoria Maurette...toda una apuesta al cine de género argentino.

¿Cómo es la experiencia de escribir juntos?
Es raro. Si bien el guion se escribió junto a Carlos Goitia y mi hermano, siempre fuimos un equipo con distintas ideas. Se discute mucho claro, y ahí es cuando uno tiene que sacar lo mejor y negociar. Es como la vida misma. Todos pensamos distintos. La clave está en encontrar el punto de equilibrio entre dos o más personas.

Finalizando me gustaría regresar a Francesca, ¿Con qué sensación les gustaría que se retire el espectador de la sala?
Que se retire considerando que vio una película hecha con amor, y sin aportes económicos. Pura pasión. Nostalgia. Arte.

Para que le digan a sus conocidos que aún existe la posibilidad de hacer lo que uno quiere sin barreras comerciales y que se vayan pensando que existen otros estilos de películas que no sean solo comerciales. Y que piensen. Aunque yo considero que una película proyectada en el cine es para que uno se olvide un rato de su vida cotidiana. Que se escape un rato para meterse en otro mundo distinto. No hagan críticas. Solo sumérjanse en ese mundo por un rato.

¿Podremos ver más homenajes al giallo en sus próximos proyectos?
En noviembre de este año vamos a rodar nuestro último giallo. Pero esta vez, con más personas en el equipo y actores reconocidos. Le vamos a decir adiós a este género, con la mejor de las despedidas.

Comentarios