Rolando Gallego
15/09/2017 14:57

Bárbara Lennie es una de las actrices hispanas más ascendentes de los últimos tiempos. Protagonizando Una especie de familia (2017), quinta película de Diego Lerman, salda una deuda pendiente con el país, en donde vivió de pequeña. Recientemente vista en Contratiempo (2016) y El Apóstata (2015), ambas estrenadas comercialmente aquí, y en Magical Girl (2014), Lennie se pone en la piel de Malena, una doctora que desea ser madre y terminará envuelta en situaciones complicadas. “El proyecto en general suponía una aventura y un reto que tenía muchas ganas de asumir”, dice en exclusiva para EscribiendoCine desde España, en donde se encuentra rodando junto a Asghar Farhadi.

Una especie de familia

(2017)

¿Cómo te llega la propuesta y qué te intereso de la misma?
Me llega a través del director, Diego Lerman. Otra amiga común y también cineasta me había hablado del guion y de la posibilidad de encontrarme con Diego. La verdad es que me interesó un poco el conjunto, el proyecto en general suponía una aventura y un reto que tenía muchas ganas de asumir.

Tu dicción es impecable y no se nota el acento original, a pesar de haber vivido aquí, ¿cómo conseguiste eso?
Toda mi familia es argentina, yo viví desde los tres meses a los seis años en Buenos Aires y nunca corté el vínculo con el país a pesar de vivir a 10000 km de distancia. Así que, aunque tuve que hacer un trabajo algo más consciente sobre la dicción, es un acento que me resulta orgánico. Participar de la cinematografía argentina era algo que tenía ganas de hacer hace mucho tiempo.

¿Qué fue lo más duro del rodaje?
Fue un rodaje duro en general. Por lo intrínseco de la ficción que estábamos contando, por el clima misionero, por el volumen de trabajo que tenía que asumir, por las condiciones de filmación, por estar mejor de casa, por filmar con no actores. A la vez todo esto lo hizo excepcional y mágico.

Tu personaje nunca mide las consecuencias y daños colaterales, ¿qué influencias tomaste de otras películas y como compusiste a esta Doctora con su deseo de ser madre a toda a costa?
Llegué a la película con poco margen de preproducción, así que las pocas semanas que tuve las aproveché para estudiar, escuchar material documental que me pasó Lerman, reunirme con mujeres que habían vivido situaciones parecidas y ensayar, charlar y pensar junto a una coach espectacular que también estuvo formando a los no actores, María Laura Berch.

¿Qué diferencias encontraste entre el cine español y el argentino durante el rodaje?
Bueno, esta es una producción Argentina y superinternacional al mismo tiempo. El equipo lo formamos gente de Brasil, Francia, Polonia y Argentina. Fue una convivencia intensa y muy estimulante. Cuando participe en una producción cien por ciento Argentina, te cuento.

¿Cómo ves el momento actual del cine español?>
Entre esperanzador y deprimente.

¿Te sentís una privilegiada con los proyectos que te llegan? Del protagónico en Una especie de familia a filmar con Asghar Farhadi...
Absolutamente, privilegiada y con ganas de disfrutarlo.

¿Expectativas con Una especie de familia sobre su estreno y participación en el Festival de San Sebastián?
Todas las expectativas, por supuesto. Pero sobretodo tengo muchas ganas de compartirla y verla con gente. Ver qué genera, cómo llega al espectador. Pusimos todo el cuerpo en la película, así que deseo que algo de eso traspase la pantalla.

Comentarios