Rolando Gallego
06/09/2017 16:17

Siguiendo con su línea de películas documentales, en las que trabaja con la cultura popular y la música, el director Rodrigo Vila (Mercedes Sosa, la voz de Latinoamérica, 2013) avanza en otro mito a 25 años de su muerte, el de Astor Piazzolla. Tango en París. Recuerdos de Astor Piazzolla (2017) bucea en el particular vínculo entre el artista y José Pons, para hablar, en realidad, del desarraigo, la locura, la amistad y el exilio. "Esta película es un relato intimista, muy simple, acerca de la relación de dos amigos, que resulta ser que uno de ellos es Astor Piazzolla, dice en una charla con EscribiendoCine.

Tango en París. Recuerdos de Astor Piazzolla

(2017)

¿Cómo surge la idea de contar la historia de Piazzolla y Pons?
Filmando la película de Mercedes Sosa conocimos a Jacqueline Pons en Paris. Sabíamos que tanto ella como José habían sido amigos de "La Negra" y que la habían ayudado mucho en los tiempos difíciles del exilio. Al entrar a la casa de los Pons, un lugar simple y maravilloso en pleno corazón del Barrio Latino de Paris, nos encontramos con un tesoro, un sinfin de fotografías inéditas de Astor Piazzolla, Atahaulpa Yupanqui, Mercedes Sosa, Jairo, Horacio Ferrer, Amelita Baltar y todos los artistas argentinos que te puedas imaginar, desde Bruno Gelber hasta Ariel Ramírez. También películas Super 8, cintas de audio y correspondencia entre Astor y los Pons. Le pregunté a Jacqueline si me esperaba a que terminase la película de Mercedes y regresara a Paris a hacer una película acerca de todas estas historias, y con mucha generosidad aceptó. Un año después regresé y empezamos con este camino.

¿Fue complicado qué material mostrar y cuál no en la pantalla?
Fueron tres años de trabajo. Lo más difícil siempre es que una película debe durar un tiempo limitado, y nunca es posible usar todo el material que uno encuentra como en este caso. Igualmente creo que en la película está lo mejor, lo más lindo y lo más emotivo. Son muchos años de historia.

¿Accedieron rápidamente los protagonistas vivos al rodaje/entrevistas?
Por suerte sí. Lamentablemente Horacio Ferrer falleció unos meses después de la entrevista. También participaron Jairo, Amelita Baltar y por supuesto Jacqueline. Y la presencia a través de archivo de Astor Piazzolla, José Pons, Atahualpa Yupanqui y el neurólogo Oliver Sacks.

¿A nivel producción fue difícil rodar acá y en París?
Fue un proceso largo, viajamos varias veces, tuvimos que hacer un arduo proceso de digitalización y restauración de todo el archivo. Foto por foto, las películas más antiguas a pesar de que estaban bien guardadas y conservadas había que tratarlas con mucho cuidado y sobre todo lo más complicado era las grabaciones en cinta abierta, donde tenías cintas de más de 40 años y con el solo hecho de manipularlas se deshacían.

La música, los mitos populares, ¿qué es lo que te atrapa de ellos?
Creo que tenemos un patrimonio cultural enorme, con artistas que se destacan y se han destacado en todo el mundo. Eso me atrapa de los argentinos, tener un Jorge Luis Borges, una Martha Argerich, Barenboin, Piazzolla, Gardel, Berni, Silvina Ocampo, Julio Bocca... y la lista es interminable. Creo que todos se merecen el reconocimiento y sobre todo que su obra sea transmitida a las nuevas generaciones.

¿Qué diferencias encontraste entre la realización de tus anteriores películas y ésta?
Creo que esta película es un relato intimista, muy simple, acerca de la relación de dos amigos, que resulta ser que uno de ellos es Astor Piazzolla. El material es una joya y hace a la película muy emotiva y reflexiva. Quizá sea la película más intimista que hice.

¿Te es más fácil luego de transitar en la industria y tener varios largos y premios, conseguir financiación para tus películas?
Es una buena pregunta, porque en esta industria todo cuesta mucho trabajo y esfuerzo, sobre todo en el mundo del documental donde se trabaja mucho a pulmón. Pero como dijo Piazzolla "la vida es lucha, lucha y más lucha, el día que dejemos de luchar será porque estamos muertos".

¿Creés que ahora con la situación del INCAA es peor?
Hacer cine siempre fue y es una tarea difícil y arriesgada, no solo en Argentina, sino en el mundo. El INCAA es importantísimo para la industria nacional, una pieza clave para los realizadores independientes.

Mercedes Sosa, Astor Piazzolla, Boca Juniors 3D, La Película (2015), ¿cómo sigue tu carrera ahora?
Tuve mucha fortuna de poder trabajar con íconos de nuestra cultura. Ahora acabo de terminar mi primer largo de ficción, El último hombre (2017) una coproducción internacional con Harvey Keitel, Hayden Christensen, Marco Leonardi, Fernán Mirás, Rafael Spregelburd y Liz Solari, algo bien diferente, una película de género.

¿Algún nuevo proyecto por delante?
En lo relacionado al mundo del documental estamos empezando un trabajo muy lindo con Jairo, acerca de su vida y obra, un artista extraordinario, basado en una autobiografía que que saldrá publicada pronto. Y también estamos adaptando un libro al cine para filmar el primer semestre de 2018.

¿Cómo llega Tango en París. Recuerdos de Astor Piazzolla a las salas? ¿Qué tipo de apoyo y convenios de exhibición?
La película tendrá un estreno comercial en la cadena Hoyts, empezando con el Abasto. Luego tendrá un recorrido por Córdoba, Santa Fé, Rosario y Mendoza, y esperamos llegar a todo el país.

Comentarios