Rolando Gallego
30/08/2017 14:23

El nuevo largometraje de Pablo Leónidas Nísenson (Los espíritus patrióticos, Ángel, la diva y yo) La mirada del colibrí (2016) desanda los pasos de Francisco Javier de Amorrortu, un ambientalista que fue muchas veces pensado como un loco pero que sigue una lucha plagada de denuncias e información. “Francisco sin su proceso de esquizofrenia no es Francisco, y la locura tiene muy mala prensa, pero para él fue la salvación y lo convirtió en lo que es, por eso había que ponerlo sin espantar”, sostiene el cineasta en diálogo con EscribiendoCine.

La mirada del colibrí

(2016)
6.0

¿Cómo llegaron a Francisco y cuál fue la primera impresión al conocerlo?
Llego investigando sobre el desastre ambiental y como estos mega barrios privados impactan en el medioambiente de la zona baja de la cuenca del Río Luján. Ponés su nombre en la web y te aparecen todos sus trabajos y demandas. Yo vivo en Escobar, le pido verlo y quedo fascinado por el personaje, aún en etapa de investigación, y a partír de ahí tenía que pensar cómo contar la película. Podría haber sido un documental más clásico o de cabezas parlantes de todos los investigadores y organizaciones ambientalistas.

Por eso por momentos lo dejás a él sólo…
Claro, para contarlo desde un punto más poético y hablar de su vida, porque su lucha y su vida eran una misma cosa. Fue un proceso de cuatro años, de acompañarlo.

¿Fue complicado ordenar todo el material?
Fue una tarea titánica, porque cubre tantas áreas cuando habla, de sus musas, de sus tareas ambientales, y conecta todo, y para que un espectador lo siga, hubo un trabajo muy fuerte de edición, comenzamos a hacerlo a poco de iniciar, por eso terminamos la primera etapa del rodaje y al mes y medio editamos, y si faltaban cosas nos permitía volver a filmar y volver a ordenar, porque había una multiplicidad de temas.

¿Por qué decidiste ponerte vos también delante de cámara?
Fue de a poco, por una decisión dramática-narrativa, no pensado de entrada. Nos interesaba volverlo verosímil e integrarlo al relato, la mayoría de las partes son recreadas, no somos actores, pero queríamos que sea verosímil o real, o muy parecido a eso.

¿Qué devolución hizo Francisco?
Teníamos mucho miedo, porque podían pasar dos cosas, y le gustó mucho, fue al estreno en Mar Del Plata con su familia, eso que él no sale de El Campito, donde vive. A su familia la película le cambió la percepción que tenían sobre él, incluso a su ex mujer.

Es decir que tuvo otro objetivo la película…
Sí, pero no era la función, pero sirvió para comprender también para algunos su esquizofremia desatada a los 37 años.

Que es algo, que a mí entender, no queda del todo claro en la película ¿fue una elección esto?
La decisión fue no desarrollarlo demasiado porque era toda una nueva línea completamente diferente y compleja, pero si era necesario tocarlo porque Francisco, sin su proceso de esquizofrenia no es Francisco, y la locura tiene muy mala prensa, pero para él fue la salvación y lo convirtió en lo que es, por eso había que ponerlo sin espantar.

¿Quedó mucho material afuera?
No te puedo decir, muchísimo, muchísimo, y fue muy difícil ordenar los discursos de él, sobre el agua, la info dura, y ver cómo organizar las líneas narrativas.

Porque además está su propio trabajo audiovisual…
Claro, y hay una cosa muy interesante de híbrido entre ficción y realidad, sus auto testimonios tienen más de siete años, tiene mucho, e incluso el bruto de la película por un pacto él lo puede usar, de hecho más allá de nosotros hay gente que lo filma.

¿Los Power Points que se muestran fueron hechos por él para la película?
No, esas son sus demandas, saca las fotos, vuela o no vuela, las interviene y los manda a los juzgados, el día que la ciencia diga que las aguas se mueven Francisco será Newton.

El documental tiene cierta esperanza en el sentido que se ve a una persona con determinadas pruebas ante algo inevitable…
Sí, y además si Francisco sólo puede hacerlo, varios lo pueden hacer, y se puede evitar el discurso ecológico de los mega barrios, con los desastres que traen.

¿Te interesaría seguir con una línea de documentales de temática ecológica o ambiental?
Cuando lo conocí a Francisco le pregunté cuántas películas se habían hecho sobre él, y no había, no sé si seguiré con la problemática, pero me gustaría que la película no sea sólo leída como ecológica, sino como algo más grande.

Comentarios