Matías Ezequiel González
Noelia Monte
09/08/2017 02:43

Generar un buen guión, lidiar con aspectos de índole financiera, encontrar la estética adecuada y reunir al equipo de trabajo correcto, son algunos de los cientos de desafíos con los que se deben enfrentar a diario los directores que deciden emprender el camino hacia la realización de su primer película. Sin embargo, a pesar de que parezca un sueño casi imposible de alcanzar, el esfuerzo y la perseverancia son los dos eslabones principales que permiten que este proceso pueda llegar a concretarse.

Camino a La Paz

(2015)

En el día de ayer, el mundo del cine celebró la entrega número 65 de los Premios Cóndor De Plata 2017 en el Centro Cultural Kirchner, lugar en donde la Asociación de Cronistas Cinematográficos de la Argentina reconoció a las mejores producciones cinematográficas nacionales estrenadas durante la temporada del 2016.

El evento funcionó como el lugar perfecto para que EscribiendoCine tenga la oportunidad de dialogar con tres cineastas, cuyos trabajos fueron nominados como “Mejor ópera prima”: Francisco Varone por Camino a La Paz, Martín Shanly por Juana a los 12 y Emiliano Torres por El invierno, siendo esta última la gran ganadora.

A su vez, vale destacar que dentro de esta categoría, también estuvieron ternadas La noche, de EEdgardo Castro, Miss de Robert Bonomo e Hijos nuestros de Juan Fernández Gebauer y Nicolás Suárez.

El primer paso hacia el objetivo

“A nivel financiamiento, es el desafío que enfrentamos todos”, sostuvo Emiliano Torres, director de El invierno, un film que fue realizado a través de una coproducción entre Francia y Argentina.

Tras ver materializada la película, el cineasta reconoció: “por primera vez, tuve la sensación de que estaba contento, de que era suficiente y de que era parte mía. Era como parte de mi cuerpo, no la juzgaba y ya no me importaba si era buena o no, era una parte mía. Ese fue mi mayor aprendizaje”.

Asimismo, destacó la experiencia vivida durante el rodaje: “filmar en la Patagonia, tan aislados, a más de de tres horas y media de buenos aires, y sin los servicios básicos, también fue muy complicado y estimulante. La verdad que filmar un poco a la antigua, sin celulares, sin energía eléctrica, sin monitores, y teniendo que hacer cine de la manera más esencial, haciendo que ocurran cosas esenciales delante de la lente, creo que es una de las cosas que más me interesa y estimula”.

Acerca de Juana a los 12, Martín Shanly consideró que el proyecto empezó de muy chico, al tiempo que reconoció que era una idea que tenían ganas de concretar junto con su hermana y su madre. “La filmamos muy a pulmón y tuvimos un par de ayuda al final para terminarla”, agregó el director.

Por otra parte, el cineasta afirmó que las mayores dificultades que tuvo que atravesar fueron: conseguir la financiación y filmar en un colegio en funcionamiento. “Fue todo un desafío organizar una película alrededor de una institución que está responsable de muchas personas”, enfatizó.

En relación con la experiencia de realizar Camino a La Paz, Francisco Varone opinó: “fue muy positivo, conocí mucha gente, aprendí mucho como cineasta, guionista y director. También disfrute de mostrarla, de recibir la devolución de la gente y los comentarios. Es un proceso que me cierra por todos lados y que ojala que pueda repetir”.

Alcanzar el reconocimiento

Sin lugar a dudas, obtener buenas críticas por parte de la prensa y los espectadores es uno de los momentos más gratificantes que puede vivir cualquier director y, en especial, aquellos que llevan a cabo su primera película.

En este sentido, Emiliano Torres, se manifestó muy contento tras la consagración del Invierno” como mejor ópera prima”: “Estoy muy feliz y sorprendido. Fueron muchísimas experiencias. Me cuesta sintetizar en una sola. La verdad que desde imaginar una película, estar solo frente a una hoja con palabras y, finalmente, terminar en un lugar como este recibiendo nominaciones o premios, es maravilloso”.

En cuanto a las repercusión en el público, Francisco Varone consideró fué muy buena, ya que luego de haberse lanzado hace más de un año, el público sigue teniendo ganas de verla, inclusive en las nuevas plataformas de comunicación como Netflix. En esta línea, el director reconoció: “Eso por el momento todavía no está resuelto, pero ojalá sea pronto. Ahora sale el DVD y es como que ya llegó todo a ese paso de la exhibición que no depende para nada de mí”.

“La nominación genera alegría, porque que te elijan es muy lindo. Son todas muy buenas, así lo del premio pasa siempre por un segundo plano, porque uno sabe que compite con películas de muchos méritos”, consideró el cineasta.

Con una mirada al futuro

Respecto de futuras producciones, Emiliano Torres reveló: “terminé de escribir la primera versión de mi próximo proyecto, que es una película bastante más ambiciosa que El invierno. Tiene temáticas y búsqueda formales similares, pero es más convencional en el mejor de los sentidos”.

El próximo film del director transcurrirá tanto en España como en Argentina y -además- agregó: “me voy a animar a explorar cuestiones existenciales o emocionales, y si todo va bien contará con dos actores de cierto renombre en los roles principales”.

Tras la experiencia de su ópera prima, Martín Shanly ya se encuentra trabajando en nuevos proyectos: “tengo una película escrita, es de época y estoy buscando formas para filmar”.

Por su parte, Francisco Varone sostuvo: “Estoy trabajando en nuevos proyectos, estoy escribiendo. Sí de acá a fin de año me mantengo firme y está el guión, en un año o dos seguro se pueda filmar y mostrar. Ojalá se pueda hacer todo más rápido, veremos que deparará el destino”.

Comentarios