Rolando Gallego
04/07/2017 14:17

Diez años después de la primera entrega, Camila Toker, Tamae Garateguy y Santiago Giralt regresan a las pantallas con UPA 2 El Regreso (2015), secuela de la innovadora Upa! Una película argentina (2007) que reposó su mirada en el detrás de escena del cine independiente. Afianzados en sus roles y con la convicción de poder estrenar su propuesta en un momento bastante particular de la producción cinematográfica, EscribiendoCine dialogó con el terceto de realizadores sobre la vuelta de un clásico del cine indie argentino.

UPA 2 El Regreso

(2015)

Upa! Una película argentina fue un hito por su particular visión sobre el cine independiente argentino, ¿cómo fue retomarla después de tantos años y por qué?
Camila Toker: Upa! Una película argentina fue fundante para cada uno de nosotros, además de un hito para el pensamiento sobre el nuevo cine argentino. Cuando terminamos UPA!, la banda explotó, como nuestros personajes, no supimos qué hacer con la bestia. Pasaron los años y cada cual encaró sus proyectos, pero el recuerdo de UPA! para nosotros y para los otros era presente y gratificante. Entonces nos volvimos a juntar y pensamos que había pasado ya lo suficiente y que la banda debía volver, y encontrar a estos personajes ocho años más tarde. ¿Qué era de sus vidas?

Tamae Garateguy: No queríamos perdernos la oportunidad de hacer una obra que se extienda en el tiempo, que sea un reflejo de lo que es hacer cine en un lugar y momento determinado. Retomarlo fue como andar en bicicleta, puede ser que haga años que no te subas a una, pero cuando te subís, ya está… andás.

Santiago Giralt: Surgió de una manera muy natural. Nos reunimos para una nota en INCAATV (CINE.AR TV) sobre la primera parte y nos dimos cuenta de que la química estaba intacta. Nos reímos, los recuerdos que nos inspiraba la película nos llevaban rápidamente a la carcajada. Luego de la nota nos quedamos charlando por dos horas en la puerta del lugar. Sentimos los tres que estábamos listos para volver a esos personajes tan queridos.

Con el paso del tiempo no sólo se transformaron los personajes, sino, principalmente, ustedes ¿cómo fue abordar UPA 2 El Regreso desde este nuevo lugar?
Camila Toker: Desde ese nuevo lugar nos encontramos, y creímos que íbamos a estar maduros, y entonces pensábamos en buscar plata para hacerla de otra forma. Pero en cuanto nos juntamos todo empezó a andar espontánea y potentemente, como siempre. Y cuando nos dimos cuenta ya estábamos filmando UPA 2 El Regreso. UPA! es una manera de hacer cine.

Tamae Garateguy: O sea… resumen: seguimos igual de inmaduros y/o ansiosos, lo de la financiación para las UPAs no estaría saliendo, si hay financistas entre los lectores sepan que pueden ser inmortalizados en los personajes de “El/La financista salvador/a”. (Risas)

Santiago Giralt: El tiempo ha pasado pero hacer cine siempre es el mismo asunto. Uno tiene una visión, en este caso colectiva, y se busca el modo de reflejarla de la mejor manera. Lo más divertido fue que encaramos la película con las mismas inquietudes y, a la hora de rodar, repetimos vicios y virtudes de la primera. Lo más importante era no caer en el academicismo y que UPA! siga siendo una película fresca. No queríamos que se pierda ese efecto disruptivo que tiene filmar de este modo.

Si bien la terminaron hace unos años UPA 2 El Regreso llega en un momento en el que la industria está paralizada, ¿sirve el estreno para demostrar que se puede trabajar por fuera de todo?
Camila Toker: Sirve para defender la producción desde la producción. No estaría bien pensar que todas las películas pueden hacerse sin apoyo ni subsidio. Pero UPA! sí, y muchas también. En este momento UPA! vuelve a ser una forma posible, que se apoya en lo colectivo, y que llega “a pesar de” sus condiciones de producción. El cine independiente existe y existirá, y eso depende de nosotros y de los próximos.

Tamae Garateguy: Eso ya se demostró con el Nuevo Cine Argentino (NCA), siempre se puede producir por fuera, la idea era que creciera una industria que de hecho venía haciéndolo con 200 películas por año, lo que está sucediendo es totalmente destructivo.

Santiago Giralt: Sirve para demostrar que la creatividad sobrevive a los malos gobiernos y a las malas decisiones de estado. El cine argentino fue luego de la crisis del 2001 un pionero en el mundo y luego esa fuerza se diluyó hasta casi desaparecer hoy en el mapa de festivales internacionales. Hoy Chile, Colombia y Brasil tienen más impacto que Argentina en el mundo de festivales internacionales. Nosotros somos cineastas de raza, es decir, nos gusta hacer del modo que sea. Hoy, que desde el estado solo se sostiene el cine industrial, es casi una responsabilidad frente a las futuras generaciones poder demostrar que hacer cine es, además de un sistema de negocios, una forma de expresión personal.

La idea de cine independiente que hay en la primera propuesta, a la segunda, es completamente diferente, hoy ese cine independiente pseudoindustrializado del que hablan en UPA 2 El Regreso corre grave peligro ¿cómo se sienten al respecto?
Camila Toker: Es tremendo. La cinematografía argentina está en peligro. La mirada comercial le pone el pie en el pecho a las miradas, a las búsquedas estéticas y narrativas personales, que hacen a la diversidad y riqueza de nuestro cine.

Tamae Garateguy: De todas maneras es inspirador, seguro para UPA 3 tengamos unos villanos inspirados en estas épocas.

Santiago Giralt: Estamos en un momento donde la industria está casi parada y eso es preocupante. En un país con más de diez mil estudiantes de cine y con directores y técnicos de primera esta es una política para anular un sector de la cultura que siempre ha sido vital.

Amigos, ¿compañeros, es más fácil rodar de a tres o todo lo contrario?
Camila Toker: UPA! es fácil, más que eso, es fantástico. Lo que se da entre los tres nos potencia y complementa.

Tamae Garateguy: ¡Es una onda! Es como un equipo de fútbol, una banda de rock, o cualquier actividad en donde la química da sus frutos, donde hay entendimiento de sólo mirarse.

Santiago Giralt: Rodar de a tres es muy fácil porque nos conocemos bien y nos queremos de verdad. Cuando la energía de uno decae, el otro toma la posta y así. El proceso es altamente dinámico y se mantiene en constante agitación.

¿Les fue más fácil trabajar UPA 2 El Regreso desde el humor? Porque bien podría haber sido otra propuesta…
Camila Toker: Creemos en el humor. Como herramienta y como desquite. UPA! funciona cuando nos reímos los tres. Cuando podemos de nuestros personajes y de las situaciones por las que pasan.

Tamae Garateguy: Es que siempre es a través del humor!!! Tomarse en serio no va con UPA!.

Santiago Giralt: Es la clave. Nosotros queremos hacer UPA! para reírnos de todo lo que ha quedado fuera de la pantalla de nuestra película como directores solistas. Hay algo de exorcismo y limpieza en reírse de los demonios internos y hacerlos película. Al compartir la experiencia y transformarla en algo colectivo uno purga esa locura y se puede seguir adelante con más libertad.

¿Cómo surgió la idea de incorporar a Nancy Dupláa y Martín Slipak en unas versiones odiosas de sí mismos?
Camila Toker: Nos gusta la idea de incorporar a otros, que vengan a meter sus uñas entre nuestros personajes. La propuesta siempre es que hagan la versión de sí mismos que sea monstruosa o que a ellos les sirva para reírse de ellos mismos. Los dos hicieron cosas increíbles, porque son grandes actores y porque dejaron crecer estos alteregos tremendos.

Santiago Giralt: Los dos nos parecen actores excelentes y necesitábamos ampliar el núcleo duro de la trama para que surgieran antagonistas nuevos. Hildegunn cumplía el rol en la uno de ser el extraño en el grupo. En este caso, el público no sabe si finalmente Nancy o Martín serán aliados o más bien todo lo contrario, parte de la gracia de la trama está en revelar cuál es la agenda de cada personaje. No quiero matar la sorpresa pero es parte de lo que el público descubrirá de los personajes, su otra cara.

¿Cuánto tiempo llevó la escritura del guion? Un material con diálogos impresionantes sobre los egos y el divismo en el cine…
Camila Toker: (risas) Nunca hay guion, sí trabajamos sobre ideas de lo que queremos contar o que cuenten los personajes y una escaleta que nos organiza. Luego se trabaja con lo que hay y se invita a otros actores a improvisar situaciones y dejarlas crecer. Cuando está claro a dónde se quiere llegar con una escena, los actores trabajan libremente y van hacia allí.

Tamae Garateguy: Para improvisar bien hay que tener las reglas del juego bien sabidas y creo que cada uno de nosotros se las sabía, incluyendo a Martín y a Nancy. Es decir que cada uno se inventaba sus propias líneas.

Santiago Giralt: UPA 2 El Regreso se basa en improvisaciones así que el guión es más bien una escaleta, una descripción de las escenas principales que llevarán la trama y luego de hacerlas vamos pensando qué otras escenas necesitamos para completar la línea argumental. Todo suena muy escrito pero es en realidad la efectividad del método de trabajo con los actores (todos excelentes, desde el menor al mayor actor) y la genialidad de los montajistas de armarlo todo de tal manera que parece escrito.

La película finalmente llega a las salas, y de una manera también independiente tras el paso exitoso por festivales y muestras ¿cuáles son sus expectativas?
Camila Toker: La expectativa total es llegar al público que aún no pudo verla porque se la perdió o porque no va al BAFICI y festival de Mar del Plata. Sacarla de ese pequeño nicho y ponerla en un lugar posible para más gente.El deseo es que sean muchos y que se diviertan.

Tamae Garateguy: Que la gente ría y que vea las bambalinas del cine independiente.

Santiago Giralt: La expectativas se hacen camino al andar, es decir, vamos buscando objetivos a medida que vamos encontrando obstáculos.

¿Cómo sigue el año de cada uno?
Camila Toker: Estrené la semana pasada La muerte de Marga Maier, y espero que la película tenga su recorrido y poder acompañarla. En primavera planeo filmar una película co- dirigida y co-protagonizada con Edgardo Castro. Estoy desarrollando un guion para una película protagonizada por Mirta Busnelli y María Inés Aldaburu, sobre un doble crimen en el hipódromo, que me gustaría hacer el año próximo. Y con una serie El mal por el mal buscando una narrativa diferente.

Santiago Giralt: Gané una beca del Departamento de Estado de USA y la Universidad de Iowa para participar del International Writers Program así que pasaré el resto del año en los Estados Unidos escribiendo una novela que es otra de mis grandes pasiones.

Tamae Garateguy: Santi es un artista “completo e internacional” y tiene miles de facetas. Es un gran escritor y también actor y guionista, y también productor. Es uno de los ejecutivos junto a Fede Carol de Hasta que me desates [ (2017) la película que hice junto Rodrigo Guirao Díaz y Martina Garello. Cuando se destrabe el INCAA voy a filmar una road movie en Mendoza que se llama Las furias y a fin de año estrenaré 50 CHOUSEOK mi primer documental sobre Chang Sung King.

¿Sueñan con otro trabajo en conjunto? ¿En otro registro? ¿Soporte?
Camila Toker: Nunca vamos a parar. Porque upa es un lugar de juego y desafío colectivo y mas allá de los proyectos individuales, volver a upa es siempre el recreo del humor y el desquite. Está en marcha UPA! 3, y andamos armando registros que se convertirán seguramente en una película intermedia, necesaria, urgente, diría, para estos momentos.

Santiago Giralt: Creo que tenemos cuerda para rato. UPA! 3 será un hecho, y, quién sabe, si haremos el spinoff del spinoff con UPA! las nuevas generaciones. Es un chiste, pero nunca se sabe.

Comentarios