Noelia Monte
26/04/2017 13:32

Cemento: El documental (2017), película que retrata la historia y la importancia de ese reducto rockero porteño, que fue ícono de la movida contracultural, se estrena el jueves 7 de diciembre en el renovado Cine Cosmos-UBA en dos funciones diarias, a las 19 y a las 21:10 h. La música fue clave para la democracia de nuestro país y su principal refugio lo inauguraron Omar Chabán y Katja Alemann en el barrio porteño de Buenos Aires en 1985. Después de la tragedia de Cromañón, el lugar cerró sus puertas y la movida del under no volvió a encontrar un sitio igual. Partiendo de la premisa que “un pueblo que olvida sus hitos es un pueblo destinado al fracaso”, Lisandro Carcavallo presenta su ópera prima Cemento: El documental. En un diálogo con EscribiendoCine, el director afirmó: “Sí antes lo quería, ahora lo quiero mucho más”.

Cemento: El documental

(2017)

EL OBJETIVO

En palabras de su creador, el objetivo es “ubicar a este espacio donde se merece en la historia y que hace años es un estacionamiento. Ha quedado un poco de costado y es terrible que así sea, por eso la intención es reivindicarlo”. Para llevar a cabo la idea, su creador sostuvo que fue fundamental el hecho de haber ido a ese lugar, ya que le brindó las herramientas necesarias para saber por dónde empezar y como contarlo.

La película “no es un recorrido cronológico, sino conceptual por una de las usinas de rock más importantes del país”. El trabajo apunta a la reconstrucción de significado mediante los testimonios que ofrecieron diferentes artistas y personalidades del ámbito de la cultura. Teniendo en cuenta que en esa época surgieron medios como la Rock & Pop, el director consideró que no fue casual el “boom” que hace el rock en nuestro país en los años 90.

UN BALUARTE CULTURAL

Como resultado de un largo proceso de investigación y de profundización en el tema, Lisandro Carcavallo afirmó: “Sí antes lo quería, ahora lo quiero mucho más”. Además, resaltó que Cemento permitió la inclusión y el desarrollo de los artistas porque “de verdad no se pensaba sólo como un negocio, sino como una apuesta”.

El mítico boliche supo ofrecer desde música, teatro y las más diversas manifestaciones culturales. Durante los primeros años de democracia, el sitio adquirió una trascendencia y relevancia. “Pensando en la época que surge y como se empieza a desarrollar, la verdad que admiro mucho todo lo que sucedió ahí”, opinó el director.

No hay dudas de que las cosas cambian con el paso del tiempo y, por eso, con un aire de nostalgia Carcavallo sostuvo: “Hoy la escena es muy distinta, te enteras de un evento por Facebook y antes te enterabas por un volante. Y si la banda no la conocías, te fijabas qué onda y la ibas a ver”.

Acerca de la controversial figura de Omar Chaban, el director se sorprendió ante el nivel de agradecimiento que hubo por parte de todos los entrevistados, pero reconoció que “los 194 pibes que no están, nos dolieron a todos. Fue el fin de una etapa”.

LA PARTICIPACION DE RECONOCIDOS ARTISTAS Y LA RECOLECCION DE ARCHIVOS

El documental llevó dos años de preparación e implicó una intensa búsqueda de materiales. “Fue un trabajo muy lindo y muy arduo. Con la cantidad de entrevistas que tenemos y archivos digitalizados, no podemos creer que hoy estemos presentándolo. Son muchas emociones juntas y de golpe”, admitió Lisandro Carcavallo.

Respecto de los desafíos que tuvo que afrontar, el director reveló: “Cuando empecé con esto nadie sabía quién era, entonces era muy difícil conseguir determinadas notas”. Así, el equipo lanzó un tráiler “apropósito” un año antes de que salga la película, para mostrar que lo estaban haciendo “con calidad, respeto y con muchas ganas”.

Para transmitir la verdadera esencia del lugar, el trabajo contó con la participación de destacadas personalidades como el Indio Solari, Mario Pergolini, Ricardo Mollo, Ricardo Iorio, Raúl Villarreal, Juan Di Natale, Carla Ritrovato, Fernando Noy y Bobby Flores, entre muchos otros. “Ese fue el objetivo, tener músicos, periodistas para entender la opinión pública, productores y fundadores. Entender a Cemento como un todo, no llevo a una diversidad de miradas interesantes”, sostuvo el cineasta.

“Si bien hubo un laburo de producción súper intenso, del otro lado hubo una predisposición muy grande, que todos digan “Yo participo”, nos llenó de orgullo. Hubo entrevistas al borde del llanto, muy sentidas”, agregó.

Katja Alemann y muchas bandas cedieron una amplia cantidad de archivos, que luego tuvieron que ser digitalizado. Los materiales abarcan desde la construcción del sitio, su inauguración y hasta varios conciertos.

ESTÉTICA

El estilo implementado en el documental apunta a lo novedoso, así como al mundo del rock de los años 90. Los recursos más utilizados fueron los glitch de video, los papeles relacionados con flyers y grafittis, entre otros. La música está a cargo de Aldana Aguirre y la producción de artística de Alejandro Taranto. Asimismo, el director reveló que los temas “ya están registrados” y no descartó la posibilidad del lanzamiento de un disco próximamente.

Comentarios