Matías E. González
29/03/2017 18:51

“Para todo hay una primera vez”, dice la famosa frase. El primer amor, el primer proyecto, el primer trabajo, son solo algunas de las situaciones iniciales que atravesamos a lo largo de nuestra vida. Por más diferentes que sean las circunstancias todas suelen presentar una sensación de incertidumbre ya que uno no sabe con total certeza cómo afrontar el nuevo acontecimiento porque precisamente… es algo nuevo. Hay sucesos que pueden otorgarnos aciertos, así como hay otros que pueden hacer visibles nuestros errores… sin embargo, en todos los casos nos dejan un aprendizaje.

Cómo funcionan casi todas las cosas

(2015)

EscribiendoCine dialogó con Fernando Salem, director de Cómo funcionan casi todas las cosas (2015) y con Francisco Varone, director de Camino a La Paz (2015), en el marco de la entrega de los Premios Sur 2016 , otorgados por la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de la Argentina. Los cineastas no solo comparten un estrecho vínculo de amistad y la pasión por crear en el séptimo arte, sino que además los une el debut en la dirección con sus respectivas óperas primas.

Él éxito del primer largometrage

Las películas de Fernando Salem y Francisco Varone presentan similitudes en cuanto al género y al desempeño de cada una de ellas. En ambos casos se trata de road movies (películas de carretera), el cual no es un género muy común en el cine nacional. En Cómo funcionan casi todas las cosas, es la joven Celina (Verónica Gerez), quien vende libros puerta a puerta junto a Raquel (Pilar Gamboa) en un largo camino por rutas desérticas; mientras que en Camino a La Paz es el remisero Sebastián (Rodrigo de la Serna) quien emprende una travesía con el anciano Jalil (Ernesto Suárez) con destino La Paz, Bolivia. En ambos films no se trata solo de un viaje físico sino que éste también es espiritual. Tanto la ópera prima de Salem como la de Varone se proyectaron durante un extenso período en distintos espacios en los que contaron con la presencia de fieles espectadores que a través del “boca a boca” recomendaron los largometrajes; y además se presentaron en festivales nacionales e internacionales en los que lograron muy buenas repercusiones.

“Seguir yendo a festivales, poder proyectarla, hablar con el público, ver qué les gusta, que hagan preguntas y que la película no muera con el estreno comercial que, a veces es muy breve, es como una sensación de todo el esfuerzo”, reflexionó Francisco Varone.

“Tuve la fortuna de haber transitado el estreno de una forma que estuvo buena, porque la película estuvo más de un año en cartel. Así que llegamos a un montón de gente y eso es reconfortante por el proceso tan largo”, relató Fernando Salem. “Nos pusimos las películas al hombro, fueron equipos extraordinarios los dos e hicimos la prensa nosotros, trabajando fuerte en redes sociales y encontramos al público. Porque para nuestro caso, que son operas primas, uno tiene que tratar que ese público se entere que esta el film en cartel, que vaya, que es una linda experiencia”, agregó el director sobre la difusión de los largometrajes.

Premios Sur

Camino a La Paz estuvo nominada en tres categorías: Guión Original, Ópera Prima y Revelación Masculina por la actuación de Ernesto Suárez. Por otra parte, Cómo funcionan casi todas las cosas contó con cuatro nominaciones: Ópera Prima, Revelación Femenina por la interpretación de Verónica Gerez, Actriz de Reparto por la actuación de Pilar Gamboa, y Guión Original, resultando ganadora en las tres primeras categorías. Ambos cineastas se hicieron presentes en la premiación con la alegría plasmada en sus rostros.

“Está buenísimo ser parte de este mundo, estar como representación de la película porque es un montón de gente la que trabajó ahí. Además está genial estar con amigos operaprimistas porque hicimos todo el proceso juntos. Fueron como nueve años de soñar un proyecto y finalmente encontrarnos acá casi en el fin del recorrido de nuestras pelis, es una linda experiencia. Ya empezamos a pensar en la próxima película pero estoy feliz de estar acá”, sostuvo Fernando Salem.

“Es la alegría de hacer una película y tener el reconocimiento. Tener el premio o no, eligieron un par de películas y estamos acá. Da la casualidad que soy amigo de Fer por lo que es más lindo todavía. Estoy disfrutando”, expresó Francisco Varone.

Clases en conjunto

Los directores y guionistas brindarán el seminario “El Camino a la Ópera Prima” en el que contarán sus experiencias en sus primeros largometrajes, desde que las ideas surgieron en sus cabezas hasta el estreno de los films, pasando por la realización de los guiones, la elección de los repartos, los rodajes, la post-producción y los lanzamientos, entre otras etapas. El seminario se dictará en el Club Cultural Matienzo desde el sábado 1 de abril.

“Nos llevó casi ocho años desde que empezamos a escribir hasta que terminamos filmando, y después estrenando. Con muchos aciertos y errores, sentimos que por ahí con este seminario podemos ayudar a que en vez de ocho años sean seis o cuatro. En vez de equivocarse veinte veces, como nos equivocamos nosotros, se equivoquen diez. Es compartir para que todos los que estén emprendiendo el camino de su primera película, lo transiten con más herramientas”, explicó Francisco Varone.

“Nosotros nos consultamos muchas decisiones, desde '¿vos con que cámara vas?' o 'Yo lo voy a llamar a Rodrigo de la Serna a ver si me da bola o no '. Hacer de esa experiencia un seminario donde contamos, y no nos guardamos nada, a los colegas que quieren hacer su película cómo nos fue a nosotros con las decisiones que fuimos tomando para que ellos saquen sus conclusiones y vivan su propia experiencia”, describió Fernando Salem.

Comentarios