Rolando Gallego
30/11/2016 13:30

En su debut en la ficción, los realizadores Francisco D´Eufemia y Javier Zevallos se arriesgan con Fuga de la Patagonia (2016), un western basado en hechos históricos que trabaja con el género y potencia la propuesta con sus imponentes imágenes. EscribiendoCine pudo dialogar con ambos realizadores en el marco del 31 Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, días antes del estreno y en donde presentaron en competencia el film con gran repercusión de crítica y el acompañamiento del público.

Fuga de la Patagonia

(2016)

¿Fue difícil pensar una película basada en hechos históricos y transformarla en un producto entretenido?
Francisco D´Eufemia: Tomamos la anécdota histórica como puntapié inicial para hacer una película de aventuras, estamos acostumbrados a ver films de este tipo encarados en el extranjero, pero no acá, y por otro lado genera una recepción particular en el público, piensa que es histórica y que verán una mirada de los directores sobre el hecho, pero la verdad es que el hecho es muy complejo y sería difícil resumirlo, si lo haríamos sería un film tan largo como La hora de los hornos (1968), y ese ruido se genera en el espectador, porque no se da una postura sobre el hecho.

Eso es común en el cine….
Francisco D´Eufemia: Si, el reflejo de la postura está, pero nosotros nos enfocamos en el conflicto humano y el hecho histórico está más en el fuera de campo, pero los personajes están, los actores sociales de ese conflicto están. No nos olvidemos que si bien Perito Moreno es el protagonista, el secundario es Francisco Sayhueque, alguien complejo. No entramos en un maniqueísmo en la construcción , y todos tienen sus dudas, no es una película en la que los personajes tiene certezas, sino que cuando el conflicto comienza los personajes dudan y llevan su trabajo al bosque, y cuando pueden distenderse lo hacen, esto de que sean perseguidos, que tengan hambre y que los quieran matar.

¿Ayudó trabajar de a dos?
Javier Zevallos: Si, fue muy fluido, nos conocemos hace tiempo, tenemos una productora, a veces cada uno se centra en una cosa, por ejemplo él en lo dramático y yo en el ritmo. Esta película es muy ambiciosa y nos apoyamos uno al otro, y siempre consensuamos las decisiones y como tuvo mucho tiempo de gestación  al ser dos logramos medias posturas para sacar lo mejor de lo que cada uno quería hacer.

¿La demora en el estreno les sirvió para lograr una buena comunicación y arte?
Javier Zevallos: Siempre fue la estrategia estrenarla posterior a la participación en el 31 Festival Internacional de Cine de Mar del Plata y la película se está moviendo mucho, es muy grande para una sección como la Competencia Argentina que no tiene este tipo de films, apostando a que no hicimos antes ficción y tuvimos una atención del detalle.

En el arte eso se ve…
Francisco D´Eufemia: La iconografía deja en claro qué película es y a quién va digerida y el impacto en gráfica se sacó de lo que ves en la película, en el marco de la Patagonia, un escenario único para hacer western, muy poco utilizado en Argentina. Relacionado al estreno, se pospuso, no fue pensado, sino que es difícil porque somos una productora pequeña, rodamos siete semanas en Patagonia y luego todo el proceso se adelantó.

¿Cómo fue el proceso de casting?
Javier Zevallos: Pasamos por varias instancias, Pablo Ragoni estudió con nosotros, en todo momento estuvo en el film, pasó por otros lugares, y luego definimos que sea él, y también nos ayudó a castear. El caso de Gustavo Rodríguez es particular, porque hicimos visitas a Mapuches, no dábamos y a él lo conocía de mi documental Los Boys (2012) y es muy seguro, es bailarín de hip-hop, lo hicimos venir y nos gustó, después empezó a hablar mapuche, comenzó a interpretar ayudado por el resto de los actores y sumó su destreza física. Jorge Sesán tiene una presencia en el cine y lo sumamos. Fueron siete semanas de convivencia, mucho amor a la película y amor de gente, donde además no había mucho más que hacer que tomar una cerveza y jugar a la play station.

¿Al venir del documental, les costó rodar ficción?
Francisco D´Eufemia: Por supuesto que ayudó, teníamos un nivel de complicidad importante y básicamente no sabíamos cómo encarar una película así. Yo soy montajista y desmenucé films para entender casi a nivel científico de pensar cosas de puesta en escena y cámara. Ninguno tenía experiencia en rodar y con tanta gente, además nos rodeamos de personas muy experimentadas, como el equipo de fotografía, que es el primer acercamiento que tiene la gente con el film, o el sonido, que no es doblado, se escucha tal cual como lo rodamos, o el vestuario. Nos nutrimos de lo mejor que teníamos al alcance para lograr la calidad que tiene ahora el filme.

¿Qué expectativas tienen ante el estreno comercial?
Javier Zevallos: Estamos ansiosos, pero es alegría más que otra cosa, porque principalmente se demoró el estreno, queremos que el público vaya y sabemos que por la propuesta de la película que vaya gente. Es un filme hecho para el espectador, sabemos que está difícil por el problema de la distribución.

¿Suma que se estrene luego del paso por el Festival?
Francisco D´Eufemia: Sí, esa fue una estrategia comunicacional, no salimos con una tirada de copias amplia o una gran inversión en difusión, cuenta con los medios comunes sin incentivo extra y sabíamos que la apuesta a la sala es lo mejor que tenemos para trasladar eso en acceso en la sala. En el Festival las funciones estuvieron agotadas, la gente se quedó al debate, en un 80 por ciento, estamos muy contentos por la recepción increíble que tuvo.

Comentarios