Tomás Tito
19/08/2016 17:43

Detrás de los anteojos blancos (Behind the White Glasses 2015) retrata la vida y obra de una de las directoras más importantes de Italia y también del mundo, Lina Wertmüller. El director, Valerio Ruíz, nos muestra, con fragmentos de sus películas, entrevistas a famosas estrellas que la admiran y con momentos de su vida actual y cotidiana, la simple grandeza de la primera mujer nominada al Premio Oscar a la mejor dirección. Estrenada en el Festival Internacional de Cine de Venecia, ya está en la cartelera de nuestro país y EscribiendoCine tuvo el placer de dialogar en exclusiva con su director.

Detrás de los anteojos blancos

(2015)

¿Por qué quisiste contar la historia de Lina Wertmüller?
Tuve el privilegio de trabajar lado a lado con Lina en los últimos ocho años de mi vida, en diferentes roles, desde asistente de dirección hasta guionista y colaborador de guion. A través de sus ojos tuve la impresión de estar en contacto con la era dorada del cine italiano y aprender el verdadero oficio del arte cinematográfico de cuando ella tenía mi edad. Cuando trabajo con Lina, siempre me sorprendo de sus conocimientos sobre los aspectos cinematográficos. Desde la escritura hasta la confección del vestuario, ella siempre lidera el juego. Realmente es una maestra con un talento muy versátil. Quería tener una oportunidad de entender desde lo profundo de su ingeniosa mente. Ese era mi desafío, la razón de porque quería contar su historia.

Filmar a una persona que es un director, ¿Fue difícil?
Lina ha sido muy respetuosa de mi trabajo en el set. Ella me dejo liderar la filmación, dándome la chance de tomar mis propias decisiones en una atmosfera de respeto. Pude sentir su confianza y pienso que ella pudo sentir mi atención por todos los detalles de la filmación. Nos divertimos mucho juntos. Nunca olvidaré esos momentos donde ella hacía chistes conmigo y el equipo. Pienso que trabajamos en una atmósfera ideal.

¿Cuál es el camino sobre la estructura traumática del film para mostrarnos la vida de Lina?
El documental está estructurado como un viaje con Lina. Volvimos a los más significativos lugares de su vida en orden para contar su historia cronológicamente. He tomado estas decisiones para hacer la narrativa de la manera más lineal posible para que se pueda reflejar la personalidad de Lina. Toda gira en torno a ella, ya que ella es el único “actor”. Todas las entrevistas son con un fondo negro con solo una lámpara Tiffany para recalcar su ambiente privado. Con este viaje, descubrimos su mundo artístico, su genio detrás del proceso creativo de sus películas.

¿Como fue pensada la escenografía? ¿Y la puesta en escena?
A veces use la mise en scene en varias secuencias de la película. Esta es la razón de porqué el productor Leonardo Recalcati y yo decidimos trabajar con un equipo compuesto por 18 profesionales, quienes normalmente estaban involucrados en pequeñas películas de ficción. Mi objetivo era dar un encanto cinematográfico a la historia. Lina es una directora y el cine representa su vida, por eso pensé que el mejor camino para contar su universo era mediante la creación de un verdadero film de su vida.

Cuando las canciones aparecen, la puesta en escena es similar a un videoclip, ¿Esto fue pensado así?
No se si podemos considerar las secuencias de canciones como un videoclip. Estaba interesado en crear escenas graciosas, en el orden de revelar los mayores aspectos del talento de Lina. Hemos filmado estas partes en los estudios de Cinecitta, y estas escenas se combinan con mi idea de realizar un documental vivo donde los espectadores no saben exactamente si están viendo una ficción o un documental. Las escenas con canciones mantienen esa ambigüedad.

El documental muestra, con la idea de un making of con entrevistas, la filmografía de Lina, ¿Esta era la principal idea desde el comienzo del Proyecto?
Creo que Detrás de los anteojos blancos se parece a la investigación que hice en la mente de Lina. Es muy difícil contar el alma de un artista. Correr el riesgo de ser didáctico e intimo en las fórmulas exactas de un mundo entero con diferentes aspectos de estas vidas dentro de los artistas y a veces esto oculta la vida misma del artista. Por eso mi idea era crear alrededor de Lina, un coro de voces que pudieran ayudar a entender las tantas de facetas que componen su talento.

Suelo preguntar cómo es la experiencia de estar en un importante festival como es el Festival Internacional de Venecia. Para una persona originaria de Italia, ¿Cómo se siente?
El Festival Internacional de Venecia es el festival de cine más importante de Italia. Me sentí afortunado de ser seleccionado en la competencia oficial para documentales sobre cine. Para mi y para el productor, el Festival de Venecia representó el mejor reconocimiento por todos nuestros esfuerzos de producir Detrás de los anteojos blancos.

Comentarios