Rolando Gallego
15/08/2016 20:17

Con una carrera enfocada principalmente en el cine que mezcla ficción y documental, el realizador Gabriel Árbos (Carlos Monzon: El segundo juicio, Campos de Sangre) vuelve a las salas con No me mates (2016), protagonizada por Ana Celentano y Alejo García Pintos, la historia verídica de Corina Fernández, considerado el primer caso de femicidio del país. "No me interesa más una película de un tipo que vuela”,  afirma el realizador en diálogo con EscribiendoCine.

No me mates

(2016)

¿Qué es lo que te atrapa de los casos verídicos para luego llevarlos a la pantalla?
Tiene que ver con lo que a uno le gusta, a mí me gusta mucho el cine de verdad, mis alumnos se ríen cuando les digo que a mí no me interesa más una película de un tipo que vuela, porque nadie vuela, nadie es invisible, nadie mata a veinte personas con cinco tiros. Parto de que me gusta la realidad y de cómo el cine puede intervenir en esa realidad, por eso siempre trabajo sobre esto. Disfruto en otros verlo, como que el mundo de Fernando "Pino" Solanas de humo y papelitos funcione o que Alejandro Agresti haga cosas, fui asistente de él, o lo que hace Marcelo Piñeyro, aunque yo nunca hubiese puesto como en Caballos salvajes (1995) a un tipo a putear, a mí no me saldría.

¿Cómo fue el proceso de No me mates para mezclar a la protagonista real y su versión fílmica?
Lo trabajé mucho en el montaje, tenía bien claro que era una película que al final abrazaría el documental y la ficción, para mí el reportaje contaría la historia y luego habría escenas que ilustraran, la película es más ortodoxa que lo que se piensa y se adelanta todo.

Eso queda en un segundo plano…
Entonces lo que hice está logrado, mi objetivo era que la gente ni supiera quién era Corina Fernández o Ana Celentano, y que el corte sea normal, por eso para mí era importante la línea dudosa entre ambas.

¿Cómo fue el trabajo con Corina y con Ana?
Con Corina fue simple, le dije vos contá todo y la filmé, si hubiese hecho un filme tal cual con su relato hubiese sido prohibido para mayores de 18 años, porque es mucho más fuerte todo, un delirio total y yo no soy Gaspar Noé, a Irreversible (2002) yo no la hubiese hecho, la escena del subte es de una inmoralidad inmensa, y para mí filmar una gran paliza acá era una estupidez, no era la idea. Trabajamos más en lo psícológico, cómo ella avanzó sin darse cuenta, y en el mismo reportaje nos dimos cuenta que fue por sus hijas, por eso no aparecen casi en el filme, porque las respeté mucho.

¿Vos le propusiste a Corina hacer el film?
No, la propuesta fue insólita, me llegó un mensaje de Facebook diciéndome que quería hacer conmigo el film, nos juntamos, y organizamos el rodaje y se fue dando todo. El film tiene un costo bajo, la pude producir yo, me auto aprobé el proyecto, no me sometí a ningún proceso burocrático.

No me mates se estrena justo en un momento en donde nuevamente se impuso en los medios por declaraciones desafortunadas…
Sí, yo no quiero hacer oportunísimo, pero para mí Gustavo Cordera es un infeliz que tiene que pagar, darle un castigo y el INADI tiene que salir y decir, tanto que te gusta andar en pijama y cantar canciones revolucionarias andá a pintar escuelas pelotudo, así se calla la boca.

¿Está pensado difundir el film en escuelas e instituciones?
Sí, así fue pensada, la ONG de Corina Fernández, la llevará por lugares posteriormente.

¿Qué expectativas tenés ante el estreno?
Quiero que la película tenga la mayor difusión posible. Yo me la auto regalé para mis 60 años, otros se van de viaje o se cambian el auto, y si recupero el costo bien, sino, mala suerte, de ganar plata ni hablar. Recuperando el costo estaría bien.

¿Estás trabajando en algo nuevo?
Sí, en un guion que tengo hace tiempo, sobre un sindicato en medio del conflicto del campo de 2009, una pelea interna sobre qué decisión tomar, en SICA estuve 10 años y tengo un know how muy grande sobre esto, pero es una película muy cara porque tiene 400 personas todos los días de filmación, un buen elenco, pero principalmente mucha gente, si me va bien con No me mates… quizás la presento al INCAA.

Comentarios