Rolando Gallego
26/04/2016 13:37

Con una trayectoria de años en el mundo del teatro, Helena Tritek debuta en el mundo del cine con Angelita, la doctora (2016), protagonizada por Ana María Picchio, Hugo Arana y Chino Darín, ópera prima,en la que trabaja con algunos tópicos tradicionales para construir un fresco sobre la vida en el barrio y la lucha de seres invisibles. Sobre su paso al mundo del cine, el trabajo con los actores y las expectativas ante el debut, EscribiendoCine dialogó con la realizadora.

Angelita, la doctora

(2015)

¿Cómo te sentiste en la transición del teatro al cine?
Era un deseo oculto que tenía de hacer cine, tenía cámara, había estudiado guion, lo quería hacer hace tiempo. Fue fácil porque lo hice rodeada de amigos. Una película no la hace una persona sola, si no hay equipo no se puede.

¿Sentiste que te faltaban herramientas?
Yo confié mucho en el director de cámaras y trabajamos mucho con cámara en mano, por lo espontáneo, inmediatez y emoción que sufre el personaje principal.

¿Cómo te llegó la idea?
La trajo Ana María Picchio y luego hubo dos años de trabajo sobre él.

¿Cómo fue el trabajo de dirección?
Son amigos, los conozco de la vida, por ejemplo con Hugo Arana surgieron cosas, él me dijo que iba a usar un bastó metálico y sumó.

¿Y las nuevas generaciones?
Algunos son alumnos míos y conChino Darín fue una relación muy respetuosa y amable, hicimos casting y luego trabajamos.

¿Por qué la recuperación del barrio como espacio? ¿Cómo fue el trabajo sobre él?
Todo lo que está lo escuché alguna vez en algún lugar, nada es imaginación, conozco gente con ese pensamiento, sólo me senté a escuchar y luego me senté a escribir.

La música juega un papel determinante también en el filme, ¿cómo surgió esta idea?
Trabajé mucho con el músico, y me interesaba que esté Zamba para olvidar, conmovedora, que la gente la baila, me pareció extraordinaria.

Las melodías refieren a clásicos como Esperando la carroza (1985), con una dosis de costumbrismo, ¿lo pensaste desde allí?
Para mí tenía que ser comedia, yo admiro el cine argentino, para mí hay obras gigantes.

¿Buscaste allí referentes?
No, esos maestros están para mí, Mario Soffici, Hugo Fregonese, ellos están son maestros nuestros.

¿Fue complicado el rodaje en la feria de Pompeya?
No, estaban felices, porque era la primera vez que alguien rodaba allí.

¿Las locaciones surgieron por scouting?
No, la gente de Berazategui me acercaba imágenes de lo que necesitaba y después íbamos.

¿Pensas que te faltó reflejar algo del barrio?
No sé, ellos nos dieron mucho.

¿Por qué la gente tiene que ver Angelita, la doctora?
Porque es una comedia argentina, Berazategui es parte nuestra, es verdad.

Comentarios