Rolando Gallego
25/04/2016 12:42

Los Estudios Aardman fueron uno de los epicentros del 18 Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente - BAFICI con una muestra y la exhibición de la mayoría de sus filmes y cortos. Además, la visita de Merlin Crossingham, director creativo de los míticos estudios creados por Nick Park y Peter Lord, permitió conocer un poco más sobre la manera de trabajar en él. EscribiendoCine dialogó de manera exclusiva con Crossingham para conocer más de su ingreso a Aardman, su trabajo junto a Lord y Park y cómo ve el futuro de la animación.

Shaun, el cordero: La película

(2015)
7.0

¿Cómo ingresaste a Aardman?
En los estudios Aardman empecé hace 20 años como animador, luego fui director y ahora soy director de proyectos, y veo todo el proceso de un proyecto.

¿Qué te interesaba de la animación?
Yo quería ser piloto, pero soy daltónico, entonces estudié fotografía, y un compañero de la universidad que estudiaba bellas artes me comentó de una clase de animación y a partir de ahí me di cuenta que era lo que quería hacer. Antes de eso conocía la animación pero no me daba cuenta de los desafíos y la creatividad que implicaba, eso me cautivó.

¿La animación moldeada era lo que más te gustaba o surgió de casualidad?
Grandes artistas pueden imaginar algo y plasmarlo en un dibujo, yo no puedo, es más fácil para mí moldear, por eso empecé en stop motion. Es muy importante que el artista tenga una devolución del público, y esa tiene que ser natural, por eso cuando vi que yo era bueno en esto seguí en el camino.

¿Qué animaciones te gustaban de pequeño?
Los clásicos de Disney como El libro de la selva, o Tom y Jerry, Tex Avery, el Correcaminos, y también el animador Ray Harryhausen con su película Jason y los Argonautas (1963).

¿Por qué la mayoría de sus films son artesanales?
Hacemos films digitales, hemos producido dos, pero tratamos de hacer películas con las que nos sentimos cómodos, y por eso naturalmente se nos da hacer films artesanales, pero no es una regla. Solemos trabajar manualmente, porque es desde donde vemos el mundo, pero no es definitivo.

¿Cuánto tiempo les lleva, desde que surge una idea, concretar un film?
Tal vez cinco años todo el proceso. La idea puede venir desde cualquier lado, dos años estamos con eso y preproduciéndolo, después un año más produciéndolo y rodándolo y terminándolo uno más. Cuando hacemos comerciales de 30 segundos son aproximadamente dos semanas el tiempo.

¿Cómo viste en estos 20 años de los 40 que Aardman tiene los cambios y transformaciones del mismo?
Cuando ingresé todo se filmaba en 35 milímetros con cámaras enormes, y teníamos que filmar todo el proceso para ver el resultado, hoy con las cámaras digitales filmamos y lo vemos en el momento entonces todo es más dinámico.

¿Esto redujo el proceso de producción?
Sólo seis meses, pero en cuanto a presupuestos, es una diferencia, sí lo que hace es que seamos más ambiciosos y buscar más desafíos. Cuando hicimos Pollitos en fuga (Chicken Run, 2000) tuvimos que hacer toda la postproducción fuera, hoy cualquiera con tutoriales de internet también puede hacer su película.

¿Cómo es tu relación con Nick Park y Peter Lord?
Si bien es un estudio grande, sigue siendo pequeño, y tenemos una muy buena relación, y a diferencia de Pixar, por ejemplo, ellos están en el día a día, mantienen sus puertas abiertas para que las ideas y el curso creativo de cada proyecto sea el mejor. Están siempre. Inspiran a los más jóvenes y se involucran en todo.

¿Hacia dónde va el negocio de la animación?
Como un estudio independiente tenemos que evaluar todas las opciones, creemos que el cine es el mejor lugar para nuestras películas, sin embargo hicimos dos películas estereoscópicas y en 3D, sin saber si ese será el futuro. También hicimos para Amazon unos especiales de Shaun, el cordero: La película.

¿Cómo se ha sentido Morph en Argentina?
Está pasándola muy bien, de hecho en unos momentos él va a ir a sacarse algunas fotos en la ciudad.

¿Te acompañará en la masterclass? ¿Qué expectativas tenés sobre ella?
Si, doy cuatro o cinco al año, con audiencias muy diferentes, pero el objetivo es poder transmitir que el personaje que ellos creen sea una persona de verdad, no algo animado y listo, sino que transmita su personalidad, experiencias e ideas. No soy un experto, sí trato de transmitir mi experiencia y mi visión.

Eso justamente es lo más interesante…
Gracias, en mis charlas hay estudiantes, gente que quiere conocer más y si los inspiro me siento satisfecho y feliz.

¿Viste algún film de la muestra? ¿Qué te pareció la instalación de Aardman?
No, me da pena, pero no pude ver ningún film. Sí vi la instalación, me gustó mucho, tiene un gran estilo. Refleja el estilo del BAFICI y del estudio.

¿Conocías algún film del cine argentino? ¿Algún artista de animación?
Cine no, pero ayer visité a los artistas de Can Can Club, que hacen comerciales hace ocho años para ver si pueden reunir algo de dinero para sus primeros proyectos, y les veo un futuro prometedor.

Comentarios