Juan Pablo Russo
10/01/2016 13:31

Luego de varios años de trabajar en diferentes rubros en cine y televisión, Bruno Hernández, estrena su esperada ópera prima 8 Tiros (2013), una historia policial de venganzas y reivindicaciones protagonizada por un extraordinario Daniel Aráoz junto a Luis Ziembrowski y Leticia Brédice, entre otros. "La sensación más fuerte que está presente hasta hoy en mi, es poder lograr el objetivo de hacer una película que sostenga al espectador en la butaca transmitiéndole sensaciones", dice el novel cineasta en una charla con EscribiendoCine.

8 Tiros

(2013)

¿Dónde tiene su génesis la historia de 8 Tiros?
La idea gestacional de 8 Tiros surge de una charla entre Daniel Aráoz y Mauricio Brunetti, productor de la película. Mauricio es un amante de los autos clásicos y de la customización de vehículos americanos, y se encontraba en aquel momento en pleno proceso de desarrollo del proyecto de un Hot Road llamado 8 tiros. Vehículo protagonista de la historia. A partir de esa charla, surge esta historia de venganza que llega a mis manos a través de Marcos Carnevale, que además de ser uno de los productores de 8 Tiros, es un gran maestro y amigo personal. Llega de una manera muy diferente a la que siempre consideré que podría llegar mi ópera prima, pero asi parecen plantearse las cosas, siempre diferente a lo que uno prevee. Afortunadamente.

¿Si la tuvieras que encuadrar dentro de algún género cuál sería?
8 Tiros es un thriller psicológico con elementos de acción, suspenso y de policial negro.

Fuiste guionista de Mala (2013) de Israel Adrián Caetano pero acá preferiste filmar el guion de otros, ¿a qué se debió?
El guión a partir de que lo recibí pasó a ser mi guión también. Trabajamos a la par con Andrés Gelós (que además de guionista de la película es uno de los productores), con Javier De Nevares y Luis Langlemey. Trabajamos en muchas reescrituras juntos, mano a mano. Los diálogos los trabajamos mucho con Daniel, fue realmente un desafío encontrar el tono y transitarlo.

No podría filmar algo que no siento, y para llegar a esa sensación, el texto tiene que “ser tuyo”. De que manera ese sentir llegue es parte de cada camino. A veces trabajar con un texto ajeno o que no salió de vos, te abre posibilidades inimaginables. Marcos Carnevale fue muy generoso en el proceso de escritura tambien. La posibilidad de trabajar con este equipo fue un honor para mi.

¿Cómo fue debutar con una película de estas características, con un guion con muchos giros narrativos y una gran producción?
Creo que la sensación ms fuerte que está presente hasta hoy en mi, es poder lograr el objetivo de hacer una película que sostenga al espectador en la butaca transmitiéndole sensaciones, y que el contenido de la trama le permita completar e ir construyendo a medida que avanza el film y que cuando desenlace, te deje algo. Algún elemento para pensar en lo que uno vio. Ese es el cine que a mi me gusta y el que pretendo hacer. Debutar con una película de estas características fue hermoso, angustiante, de disfrute, con presión, desgaste y felicidad extrema. Soy un agradecido de lo que me pasó con 8 Tiros, y espero que al público le guste.

También contaste con un elenco interesante de nombres ligados al cine de género, pero sin duda el mayor desafío fue el de Daniel Aráoz, ¿qué te decidió a ponerlo como protagonista y como trabajaron el personaje?
Como comentaba anteriormente cuando la película llega a mi, Daniel ya era parte del proyecto porque había participado de la gestación del mismo. Yo había visto su trabajo en El hombre de al lado (2009) y me había gustado mucho. Fue un regalo que potenció mi deseo de hacer esta película. Daniel Aráoz era el protagonista. Eso me hizo tirarme de cabeza en el proyecto. El personaje lo trabajamos hablándolo mucho, diseñándolo, sintiéndolo, escuchándolo. Ensayos, charlas. Viendo material. Conociéndonos nosotros también. Generamos una sinergia de trabajo de mucho goce y él fue muy generoso conmigo. Nos divertimos y estuvimos muy nerviosos por momentos. Filmar se pone extremo a veces y uno conoce al que tiene al lado de manera profunda. Hoy a Daniel lo considero un gran amigo.

¿Cuáles fueron los planteos estéticos a la hora de reflejar la sordidez que manifiesta la trama?
El planteo fue poder construir un universo donde no salga el sol. Un no lugar. Que la película transcurra en un sitio indefinido. Atemporal en algún punto. Donde la densidad mande ante todo. No sale el sol y hay una tensa calma que domina la atmósfera. Esa estética la planteamos desde la música, la fotografía, el arte, el vestuario, y el diseño de sonido. Dentro de esa dirección construimos con los actores cada palabra. Esos fueron los ejes.

¿Tuviste algún referente cinematográfico a la hora de filmar?
Muchos, desde Jean Pierre Melville hasta Los comienzos de John Woo. Drive (2011), la película de Nicolas Winding Refn fue un gran referente para el tono.

Mas allá del cine que uno vio, relatos, actores y directores que admiro, tuve la posibilidad de asistir a muchos directores en sus películas o escribiéndo y poder acompañar esos procesos como asistente de dirección me ha dejado mucha influencia en todo lo que hago.

8 Tiros se vio en Pantalla Pinamar hace algunos años y su estreno se fue postergando. ¿Se debió algún hecho particular o a las necesidades del mercado?
Hubo varios motivos que retrasaron el estreno comercial. Diría que el mas relevante fue que la película fue comprada por Sony para su exhibición en Latinoamércia y el armado de este contrato llevo mucho tiempo porque era complejo. Si bien fue difícil transcurrirlo, nos dio la posibilidad de estar en muchos festivales y poder experimentar el recibimiento de públicos heterogéneos de diferentes países y provincias. Este recorrido siento que la fortaleció. La película tiene vida propia. Como dice nuestro protagonista en una línea de diálogo: Todo llega.

¿Estás en algún nuevo proyecto?
Estoy escribiendo una película que nació cuando estudiaba guión en Barcelona. Antes de filmar 8 Tiros esperaba que sea mi ópera prima. Hoy espero sea la segunda. Se llama Ramón y es la historia de un traficante de joyas.

Comentarios