Juan Pablo Russo
02/08/2015 17:30

El director y productor argentino Pablo Trapero adelantó a EscribiendoCine detalles de El Clan (2015), ganadora del premio a la Mejor Dirección en la 72 Mostra de Venecia y con una taquilla que ya superó los 2.200.000 de espectadores. Protagonizada por Guillermo Francella y Peter Lanzani, El Clan está basada en la historia real de los secuestros y crímenes cometidos en la década de los '80 por la familia Puccio.

El Clan

(2015)

¿Por qué llevar al cine la historia de los Puccio?
La idea de los Puccio viene rondando mi cabeza desde el momento en que empecé a estudiar cine. La idea venía desde hace muchos años pero después de Elefante blanco sentí que era el momento de hacerla.

¿Cuál fue la razón?
Una razón que es medio tonta pero a la vez muy simbólica. Elefante blanco es muy contemporánea y de una situación de mucha “cercanía". Pero después de la inmediatez y la urgencia de Elefante blanco necesitaba hacer algo más cercano a lo que después terminó siendo El Clan, algo tan extremo que para mí era un desafío hacer verosímil una historia que parecía inventada. Y además de época. Esta es mi primera película de época.

¿Al ser de época hizo que el odaje fuera muy diferente a lo que estabas acostumbrado?
Es una película que para mí fue un desafío muy grande. Con un rodaje que se hizo en varias etapas. Un poco por los compromisos de todos y otro por los lugares donde había que filmar. Filmamos el año pasado, en enero, en febrero. Fuimos filmando por etapas. La postproducción también fue muy larga por la complejidad de una historia con tantos personajes. El núcleo es Arquímedes y Alejandro, pero está el dispositivo de toda la familia que es como el corazón de la película. Es una película de muchas semanas de montaje y también de muchas cosas de postproducción por la época. Hay mucho material de archivo que nos llevó meses encontrar. Hay material de los años 80 que no estaba en ningún lado y eso nos demoró mucho.

¿Ese material de archivo al que te referís está incluido en la película y solo era para documentarte?
Está en la película. Había cosas que primero no encontrábamos, después las encontramos pero no en buena calidad, y después que lo encontrás tenés una cadena de derechos que lleva mucho tiempo.

¿Se mezcla ficción con documental?
No hay documental pero hay material de archivo que convive con los personajes. No quiero contar demasiado para no spoilear pero cuando vean la película se van a dar cuenta que ese material dice muchas cosas.

¿La historia es tal cual sucedió o te tomaste licencias?
Es lo más fiel en base a lo que pudimos averiguar. Es lo más parecido a lo que pudimos reconstruir a partir de los expedientes judiciales donde están los testimonios de todos los que pasaron por la causa. Desde los familiares de las victimas hasta los jueces. Hay mucho trabajo de investigación más parecido al periodístico.

¿Hicieron una investigación propia?
Si, porque los libros recién empezaron a salir ahora. Había uno pero solo contaba hasta el 80 y pico y todavía no se sabía la resolución del caso y se hablaba todo muy hipotéticamente porque eran conjeturas del propio autor. Había muy poco material y lo más impresionante es lo difícil que resulta acceder a ese material. Fue un trabajo muy largo de búsqueda de información porque incluso los diarios de la época no están digitalizados. Se complementó bastante con testimonios de amigos y de parte de la familia que se animó a hablar. Lo curioso es que algunos no querían hablar porque siguen convencidos de que es mentira.

¿Qué parámetros manejaron con Guillermo Francella para lograr un personaje cercano al real?
El desafío más grande fue que fuera un caso real. En ese sentido, hacer eso con Guillermo Francella que es un actor conocido, pero que tiene un registro distinto al personaje que queríamos hacer, era un desafío doble, porque si bien ese registro era una interpretación, estaba basado en un Arquímedes real. No solo era el ejercicio de encontrar un tono sino que había un referente real.

Underground está preparando una serie sobre el mismo caso para Telefe. ¿Modificó en algo a la película que haya otra producción?
Nosotros cuando apareció el proyecto de Underground ya estábamos filmando y en ese momento no sabíamos que parte de la historia iban a tomar. De hecho no lo sé aún. La vida criminal de Arquímedes empieza mucho antes que la película. La película hace un recorte entre el 82 y el 85, que es la época en que yo me pude documentar más, de esos años es de donde tomé más información. Quería que esa información fuera lo más parecida a lo que podría haber sido. Basarte en un testimonio de alguien también es muy vertiginoso porque puede ser falso o estar equivocado, pueden pasar un montón de cosas. Pero sentí que valía la pena esa parte. La vida de ellos siguió siendo intensa aún después y sobre toda la vida anterior de Arquímedes.

Comentarios