Rolando Gallego
16/10/2014 15:01

En Rosa Fuerte (2014) su filme debut la directora María Laura Dariomerlo logra una historia intensa sobre la relación de dos personajes que se aman y se odian a la vez. En un diálogo exclusivo con EscribiendoCine la realizadora, muy ansiosa por el estreno, habló sobre el trabajo con los actores Pablo Rago y Leticia Brédice y cómo llegó con esfuerzo a finalmente poder estrenarlo.

Rosa Fuerte

(2014)

¿Cómo te sentiste al dirigir tu primer film con estos grandes protagonistas como Leticia Brédice y Pablo Rago?
Me sentí muy confiada. Sabía que estaba frente a personas que podían darme algo de gran valía y eso me permitió confiar en la visión que tenía y llevar el recurso hasta las últimas consecuencias. Aun permitiéndome alguna ida a fondo (risas).

¿Cómo surgió la idea de Rosa Fuerte?
Me gusta mucho el cine francés y había filmado un cortometraje en el que ya había explorado el código minimalista en profundidad y le había ido bien en un par de festivales. De esa manera, apareció la semilla de Rosa Fuerte y de su premisa narrativa.

¿Hubo proceso de casting?
Hubo búsqueda, pero no casting. La suerte hizo que estos protagonistas se interesaran y confiaran en mí. No tengo más que agradecimiento con ellos que se entregaron absolutamente y sin condiciones.

¿Cómo conjugas la tarea de escribir sobre cine y dirigir?, ¿se alimentan mutuamente ambas?
Las tareas de escribir sobre cine y dirigir se complementan desde un lugar compasivo. Por eso escribo columnas. Salvo raras excepciones, jamás puedo criticar películas desde un lugar demasiado objetivo. Es por eso que la gente de A Sala Llena me dio una columna. Mi visión es demasiado personal y está siempre teñida de la empatía de entender y comprender lo mucho que cuesta hacer una película. Es algo muy nutritivo que me permite un goce diferente.

¿Cuando pensaste la historia ya imaginaste la resolución final? Sin aclarar mucho para no spoilear…
Sí. La resolución era la base del conflicto y los ayudó a los intérpretes a matizar toda la composición.

Trabajaste con familiares y producís el filme, ¿cuánto cuesta hacer cine en Argentina?
Cuesta. Pero el INCAA apoya con todo lo que puede y la familia también. Tengo una hermana directora de arte que es la persona más recursiva que conozco, y mi cuñado, montajista de la peli, es un de talento remarcable. Me apoyo en ellos muchísimo y confío ciegamente es sus criterios. Me han acompañado siempre con infinita paciencia (risas). Y me ayudan con absoluta generosidad.

¿A qué público apuntas con Rosa Fuerte?
Rosa Fuerte apunta a todo el mundo. Creo que el desencuentro amoroso es un tema que nos toca a todos y nos duele de manera profunda. Creo que uno puede identificarse con estos personajes porque atraviesan cosas que hemos pasado todos. Nadie es extranjero a la pena de amor.

¿Cómo seleccionaste los espacios? ¿Fueron sumados ad hoc por cuestiones de producción y costos?
Los espacios fueron seleccionados, sí, por posibilidades de producción y por posibilidades de puesta. Y gracias a la magia de estas cosas, funcionaron perfectamente!

¿Cuáles son tus expectativas frente al estreno comercial?
Mis expectativas llegaban hasta el sueño del estreno. Lo demás, es todo regalo.

¿Estás trabajando en algún nuevo proyecto?
Estoy trabajando en un nuevo largometraje que se llama La chica que vino del espacio con gran entusiasmo. Espero tener noticias con respecto a eso, muy pronto. ¡Vamos que venimos!

Comentarios