Juan Pablo Russo
20/07/2014 14:27

Desde el próximo 23 de julio en MACBA (San Juan 326 - CABA) el realizador Lucas Turturro (Un rey para la Patagonia) presentará la video-instalación La sombra invertida. El inconsciente colectivo del cine. La misma, está compuesta de un sistema de múltiples pantallas en las que se proyecta un gran compendio de sueños de películas: Imágenes oníricas de diferentes épocas y lugares dialogan entre sí, desde Cuando huye el día de Ingmar Bergman hasta películas emblemáticas como Cuéntame tu vida de Alfred Hitchcock o Ocho y medio. En exclusiva le adelantó a EscribiendoCine detalles de lo que será uno de los eventos artísticos del año.

Un rey para la Patagonia

(2010)

¿Qué se va a encontrar el público frente a La Sombra Invertida?
El público se va a poder sumergir en el inconsciente del cine. Recorrer un sueño que, en algún punto, es todos a la vez. Son cerca de cien escenas resignificadas, unidas a un circuito sin comienzo ni final. Cuando entre a la sala, el espectador se enfrentará a un vidrio, y detrás de éste, una gran pantalla con imágenes oníricas. Luego las pantallas se van multiplicando armando una orquesta visual en que la imagen-sueño lo domina todo. Finalmente, ese vidrio se convierte en una trampa para el espectador y abre las preguntas que propone la obra.

¿Qué te llevó a realizar esta puesta?
El simple acto de abrir los ojos con la cabeza en la almohada, despertame una madrugada con el recuerdo de haber soñado con una escena de la película 8 ½ de Federico Fellini. La escena tal cual. El cine además de ser vocación y profesión, empieza a meterse en lugares íntimos que no puedo controlar porque son inconscientes.

Hacer esta obra es intentar recuperar un poco lo que me pertence. Mi forma de dormir cambió mucho. Tuve sueños lúcidos, sueños recurrentes, de todo. Ahora soy yo el que se mete en el mundo íntimo del inconciente colectivo del cine y el que trata de descifrarlo.

¿Cómo trabajaste el dispositivo de montaje?
Fue bastante complejo, me llevó más de un año y medio articularlo. Solo fue posible gracias al programa de desarrollo de arte tecnológico que ofrecía hasta el año pasado la Fundación Telefónica. Una pena que haya acabado. Rodrigo Alonso y Mariano Sardón, coordinadores de este programa, fueron piezas fundamentales y fueron quienes me ayudaron a desarrollarlo.

Hubo mucha investigación, mucha horas de concentración en pensar en el dispositivo. Mucho trabajo de desarrollo. No me fue nada fácil, pero aprendí muchísimo en el proceso, tengo una cantidad de borradores y pruebas interminables. Cambió mi forma de trabajar.

¿Cómo fue el trabajo de recopilación de imágenes para su concepción?
De a poco, desde lo más cercano (las películas que tenía en mi casa), hasta recorrer varias videotecas. Luego la selección de películas es arbitraria. La verdad es que cualquier escena de sueño podría tener lugar en esta video-instalación. El cine sueña siempre lo mismo, son recurrentes los símbolos y arquetipos que aparecen una y otra vez insistentes, incansables.

Lo que era importante, era tener la seguridad de que se trate de un sueño. No valen imágenes poéticas o con un límite difuso entre el mundo despierto y el de los sueños.

¿Por qué los sueños de las películas?
En algún punto las películas son una especie de “sueño” de la realidad. Uno como espectador se sienta en una butaca del cine, se acomoda, se apagan las luces de la sala y se vive algo muy parecido a un sueño. La ficción es un poco soñar. Entonces la pregunta sería ¿Qué son los sueños de la películas?

¿La Sombra Invertida es una nueva concepción del cine?
Se podría hablar del concepto de cine expandido. Creo que es la mejor manera de definirlo, aunque esta definición tiene ya algunas décadas. Yo creo que el cine debería tener un cambio de lenguaje radical fruto del cambio tecnológico. Pero falta, la tecnología hoy va más rápido que el lenguaje.

Esta obra nace del cine, se convierte en una videoinstalación para volver a ser cine. Me encantaría hacer la versión cinematográfica del tema, con Andrea Bruno y los Geometras del Señor Sur.

La sombra invertida podrá visitarse de Miércoles a Domingo 14 a 16:30 / 17:00 a 19:00. Ingreso hasta 30 minutos antes del cierre. Martes cerrado.

Comentarios