Juan Pablo Russo
19/02/2014 15:01

Estrenada dentro de la competencia argentina del 27 Festival de Cine de Mar del Plata, Errata (2012), es la ópera prima de Iván Vescovo protagonizada por Nicolás Woller y Guadalupe Docampo, cuya trama, que entrecruza el género policial y el fantástico, conduce al espectador por los laberintos de un amor imposible y un particular libro de Jorge Luis Borges.

Errata

(2012)

¿Qué te llevó a indagar en un “film noir”, estilo no muy explotado en el cine argentino?
Principalmente el amor por el cine de género. Aunque la utilización del film noir en Errata es relativo. Es Buenos Aires actual pero no hay celulares, los personajes recorren calles centricas que están vacías, e interiores irreales de una noctumbridad contrastada y estilizada.

Además le incorporás elementos del género fantástico. ¿Cómo se ocurrió esta mezcla?
Errata comienza siendo una nebulosa que va dejando descubrir a un personaje perdido en el ensueño. Cuando el espectador se quiera dar cuenta ya se encuentra sumergido en una trama policial que lo lleva hacia delante. El fantástico aparece de forma más explícita en los sueños de Ulises, o como elemento concreto central en el libro con la errata, pero al mismo tiempo la idea siempre fue que la busqueda de Ulises se entremezcle con la reconstrucción de sus recuerdos, construyendo un universo que no pertenece a un lugar preciso, donde las leyes del verosímil pueden violarse.

¿Por qué la decisión estética de filmarla en 16 mm y con cámara en mano?
Queríamos que sea blanco y negro, y queríamos que fuese en 16mm. Creo que desde que empezamos a hablar de la película que eso es así. Y esta decisión tiene mucho que ver en que se vea como se ve. La cámara en mano fue la estética que adoptamos para acompañar a los personajes. Si bien por lo general hay una puesta en escena clara, con planos armados y mucho corte, fue la forma que encontramos para generar una homogeneidad que conduzca al espectador.

¿Sentís que Errata es un film diferente en cuanto a la forma y al contenido de lo que puede verse dentro del cine argentino?
Sí, creo que si. No se me ocurren muchos referentes actuales, es una pelicula de autor pero que le propone un juego al espectador, donde luego de sentirse perdido se siente parte y va descubriendo a cada momento algo nuevo, que los mantiene en vilo y concentrados en el asiento hasta el final.

Da la sensación de que conducís al espectador por un film laberintico. ¿Fue algo propuesto de antemano?
Desde el guión siempre estuvo planteada la forma anacrónica de llevar adelante el relato. Y en el montaje fuimos encontrando nuevos caminos por donde podíamos llevar tanto al espectador como a los personajes.

¿Hay una influencia borgeana más allá de la presencia de su obra en la historia?
Creo que el universo al que pertenecen los personajes de la película se encuentra influenciado por los mundos creados por la literatura fantástica de Borges y Bioy.

Así cómo Matías Piñeiro se convirtió en un director que indaga sobre la obra shakesperiana, ¿vos vas a ser el director borgeano?
No necesariamente borgeano, pero va a ser difícil sacarle el ojo de encima a la literatura fantástica argentina.

¿Planes para el futuro?
Intentar meter al espectador dentro de un relato laberíntico, pero esta vez en un relato lineal.

Comentarios