Galia Bogolasky
08/04/2013 17:46

Director de la premiada película Gloria (2013),  Sebastián Lelio,  se ha convertido en uno de los cineastas emblemas del novísimo cine chileno que está haciendo furor en el mundo. Protagonizada por Paulina García (Oso de Plata Berlinale 2013), Gloria es una mujer de 58 años que para compensar el vacío, llena sus días de actividades y por las noches busca el amor en el mundo de las fiestas para solteros adultos, donde solo consigue perderse en una serie de aventuras sin sentido. Este jueves el film se estrena en Argentina y EscribiendoCine charló en exclusiva con su realizador.

Gloria

(2013)

En tus primeras películas, había un sello marcador que tenía que ver con tomar temáticas religiosas, relacionadas con feriados religiosos, para contar historias íntimas, como fue primero con La sagrada familia (2005) y después con Navidad (2009). ¿Cómo fue el proceso para cambiar de temáticas y terminar filmando Gloria que al parecer no tiene que ver con temáticas religiosas?
Religión significa "volver a ligar". Volver a unir lo que estaba desmembrado. En ese sentido, el cine, y más aún, el montaje, es siempre religioso. Es un ejercicio de "remembrar", de reunir lo que estaba separado, de conectar piezas para que se eleven al sumarse. Gloria no se diferencia, en esto, de mis otras películas. Y creo que en La sagrada familia, Navidad o El año del tigre (2011), "lo religioso" ha sido siempre un caballo de Troya para hablar de lo humano. No me interesa para nada el problema de la existencia o la ausencia de Dios, me interesa el ser humano, su confusión, sus sentimientos, sus ideas, sus encrucijadas evolutivas.

A propósito de la pregunta anterior, siento que al principio tu cine tenía un sello muy marcador que estaba muy relacionado con una autoría tuya muy diferenciadora y especial. En el caso de tu película El año del tigre y el terremoto del 2010, saliste de ese sello tan marcador. ¿Esto se debió al hecho puntual de contar la historia del terremoto? o ¿tiene que ver más con haber hecho esa película bajo la marca de la productora Fábula?
No estoy de acuerdo con lo que afirmás. Creo que El año del tigre tiene una identidad fuerte. Y todo lo que se ve y suena en ella es producto de decisiones mías, tomadas con total libertad. Soy un cineasta en proceso de formación, de expansión ¿Por qué habría de "sellar mi sello", ¿Qué es un "sello"?, ¿Cuándo se fija? ¿En sólo dos películas? No quisiera tener un sello. Eso suena a camisa de fuerza. Cada película es un problema y un desafío distinto. Prefiero tener una aproximación abierta y explorativa hacia lo que puede llegar a ser el cine y reservarme el derecho a que el cine pueda ser, en cada película, una cosa distinta.

¿Cómo fue el proceso creativo en el desarrollo de la película Gloria? ¿Tiene que ver con contar una historia cercana y personal y llevarla a un nivel más global?
Fue extraño, fue largo. El guión inicial lo desarrollamos junto a Gonzalo Maza, pero pasaron dos años hasta que entramos en tierra derecha hacia lo que terminó siendo. El año del tigre se nos apareció en el camino y luego, al retomar Gloria ya había pasado suficiente tiempo y vida como para sentir que lo escrito ya no servía. Creo que revolucionamos el guión de manera radical al menos cinco veces. La película es un Frankenstein de historias cercanas, de anécdotas y de invenciones. Es una historia que emana de la ciudad de Santiago. Está hecha de trozos de cosas que han ocurrido en esa ciudad, de historias que fuimos recopilando. Lo único que jamás cambió fue el personaje central, que fue pensado desde el comienzo para Paulina García. La película fue escrita para ella.

¿Cuáles fueron los mayores desafíos que tuviste que enfrentar durante el rodaje de Gloria, especialmente a diferencia de tus otros largometrajes?
El mayor desafío de Gloria fue sortear el peligro de caer en el cliché siendo un relato que voluntariamente juega con los lugares comunes. El desafío fue llevar al espectador hacia el lugar común y luego hacerle sentir la extrañeza de ese lugar. Y también fue convertir a un personaje que es secundario en la vida del resto, Gloria, en el protagónico absoluto de la película y obligar al espectador a sentir el mundo desde dentro de su piel.

¿Sentís que tu cine se ha ido desarrollando a través de los años y se va dirigiendo a un lugar puntual? ¿Qué es lo que ha ido evolucionando en mayor medida en tu cine?
Esa es una pregunta que quizás podría responder un crítico. Yo estoy inmerso en el desafío de hacer. La auto evaluación me parece un ejercicio imposible y con demasiadas trampas como para no salir ileso.

Tus películas han estado presente en varios festivales alrededor del mundo, ¿cómo crees que es percibido tu cine a nivel internacional?
Habría que preguntarle a aquellos que lo perciben. No puedo responder por ellos. Y lo que yo crea no demasiado relevante.

¿Creés que el premio a tu protagonista Paulina García, en el reciente festival de Berlín, va a ayudar a que tu cine sea más conocido a nivel mundial? ¿Cuál es el valor del premio para vos?
Lo cierto es que la película ya se había convertido en un éxito comercial y de crítica varios días antes de la premiación. Los dos premios de los jurados independientes y el Oso de Plata a Paulina García son regalos muy bienvenidos y de los que estamos orgullosos y agradecidos. Pero el hecho de que Gloria será distribuida en muchos países, y tendrá una distribución internacional fuerte es el verdadero gran premio; que la película será vista en todo el mundo, eso es muy emocionante.

¿Cómo ves el futuro del cine chileno en los próximos años y tu relación con la industria local?
El cine chileno está pasando por un momento de mucho vigor, un momento expansivo. Espero que se encuentre la manera de consolidar todo esto y que se conquiste la continuidad de la producción y quizás, lo más importante: la renovación constante de las formas expresivas.

¿Cuáles son los mayores desafíos con los que te enfrentas en el proceso de desarrollo de tus películas?
El mayor desafío es siempre la película misma, la película como problema; que tenga vida, que tenga fuerza, que diciendo algo sobre el cine acabe por decir algo sobre el mundo.

¿Qué proyectos tienes a futuro?
Estoy trabajando en varias ideas al mismo tiempo. Aún no sé cuál acabará por tomar la delantera.

¿Cuáles son los principales aspectos que hay que mejorar, en tu opinión, en la incipiente industria del cine chileno?
Leyes que protejan al cine nacional, que asuman su fragilidad ante la violencia del mercado, entendiendo que su desaparición o debilitamiento será siempre una derrota para nuestra dignidad cultural y para nuestra identidad.

¿Cuál es el aporte de los cineastas independientes, versus los que tienen una productora que los respalde, para lograr proyección a nivel internacional? ¿Cómo ves tu caso puntual con respecto a este punto?
En Chile sólo existe el cine independiente. Hay diferentes escalas de producción, lo que es natural, hay diferentes momentos evolutivos en las carreras de los cineastas, lo que es natural. Pero comparado con países donde hay industria, el cine en Chile sigue estando definido por su fragilidad.

Comentarios