Ximena Brennan
13/11/2012 15:01

Con un preestreno en el Luna Park este 17 de noviembre, Néstor Kirchner, La Película (2012) llega a los cines argentinos el próximo jueves 22 en 120 salas de todo el país. Su realizadora, Paula de Luque, habló en exclusiva con EscribiendoCine sobre el compromiso de retratar la figura de un político como Kirchner, cómo llegó este proyecto a sus manos y su relación con Israel Adrián Caetano quien finalmente no dirigió la película. "Yo no toqué ni un solo cuadro de la película de Caetano e hice algo completamente nuevo, otra película", sostiene.

Néstor Kirchner, La Película

(2012)
8.0

En esta actual situación del país, en la que hay un fuerte revuelta social, aparece una película sobre Néstor Kirchner, ¿cómo pensás que la gente la va a recibir?
No sé cómo la van a recibir, nunca se puede saber eso cuando uno hace una película. Hay mucha gente que lo quiere muchísimo a Néstor, eso es indiscutible. Yo también se que hay muchos prejuicios dando vueltas en el sentido de que por ahí sin ver la película ya considera que está mal sólo porque el personaje en cuestión no les gusta. También es el desafío que yo tomé y el compromiso que asumí cuando acepté hacer esta película. Forma parte de un todo.

¿Cómo decidiste vos hacerte cargo de este proyecto luego de que Israel Adrián Caetano se desvinculara?
Bueno, yo no lo decidí y Adrián no se bajó. Primero quisiera decir que me llevo muy bien con él, admiro mucho su cine y tiene muy buena onda conmigo. Adrián hizo un corte que terminó y a los productores no les convenció en términos formales y decidieron llamar a otro director, en este caso yo. Yo no toqué ni un solo cuadro de la película de Caetano e hice algo completamente nuevo, otra película. Todo esto fue en muy buenos términos y está todo bien. Yo vi el corte de Adrián y no encontré grandes diferencias ideológicas. Aclaro esto porque se anda diciendo por ahí que su película no se estrenaba porque no era suficientemente K y yo sí era… en fin, todo eso es una tontería. Con el mismo material dos directores te arman dos películas diferentes porque es en función de qué relato esté organizado el montaje del material. El cine no es un material en bruto, sino el modo en que uno compone con ese material un relato u otro. Entonces lo que yo hice fue armar un relato en el que hay imágenes que son funcionales a él. Muchas cosas quedaron afuera pero ese relato del que hablo es el de un militante que llega a ser presidente. No es una película que baje línea ni evangelizadora que trata de convencer a nadie, sino que lo que hago es poner a un político muy querido y muy amado por una grandísima parte del pueblo en ejercicio democrático y lo pongo en perspectiva histórica. La película viene a relatar eso… quién es Néstor. Estamos acostumbrados más quizá al homenaje televisivo, sin despreciar ningún género narrativo, pero eso es más del orden de la noticia, entonces tiene siempre una sola mirada para un personaje público y cuento todos esos aspectos complejísimos que hacen a la vida de un hombre, que no es sólo un hombre o sólo un político; es un hombre, un político, un padre de familia, es marido, es militante, es hijo, hermano… es un montón de cosas y tiene un montón de facetas que tenemos todas las personas. Sólo que él es “un hombre común con una responsabilidad bastante especial”, como él mismo decía.

Contame cómo fue cuando te llamaron los productores para este proyecto
No me lo esperaba para nada. Me enteré por los medios que Caetano ya no estaba y que yo tenía muchas posibilidades, pero a mí no me había sonado el teléfono. Un día sonó y era uno de los productores. Primero aclaré el tema de Adrián, pregunté si estaba todo bien con él, dije que yo no iba a tocar su corte, tampoco me lo propusieron, pero dije que quería hacer una película nueva y que quería filmar, que no sólo quería trabajar con imágenes de archivo. Por mi profesión me gusta poner la cámara. Filmamos casi dos meses.

¿Por qué documental y no ficción?
Yo creo que Néstor sigue estando muy vigente y presente y no creo que dé para una ficción; sería ridículo, sería casi un programa de Capusotto al poner un actor que haga de Néstor. Eso no funcionaría, yo no hubiera hecho hoy una ficción sobre Néstor Kirchner. Vengo de hacer Juan y Eva (2011), una historia que tiene 65 años, imagináte que ahí me podía dar el lujo de ficcionar todo lo que quería porque precisamente ya pasaron muchos años y pasó mucho agua por debajo del puente y uno puede ficcionar y reversionar, pero un personaje tan vigente como Néstor con su mujer en el ejercicio del gobierno, en absoluto lo haría, me parece un error aceptar una película así.

Después de una historia de amor como Juan y Eva, en la que representabas la historia de amor entre ellos, ¿qué recorte le hacés a la figura de Cristina en la historia de Néstor?
Para eso tienen que ver la película. Yo no quiero adelantar ni el cómo ni el qué. Me encantaría hablar cinematográficamente de la película pero para eso primero hay que verla, no hay que dar detalles previos.

¿Mucha gente colaboró enviando todo tipo de testimonios?
Eso fue previo a mi aparición en la película. Ya había 600 horas de material con formatos muy disímiles así que hubo que empatarlos. Cosas filmadas con celulares, etc. Después se han hecho todos los procesos de post producción con correspondientes para que ese material estuviera todo en alta.

¿Qué período de Néstor tomás?
Hablo de los últimos 30 años de nuestro país. De la militancia de los ’70, período donde sale Néstor, y con esa excusa también hablo de la historia de nuestro país. Por eso yo digo que no es una película sólo para kirchneristas. Podés estar de acuerdo o no con Néstor, te puede o no interesar la película, pero habla de nosotros, habla del país

¿Cuánto tiempo te llevó este proyecto?
Me convocaron a fin de enero, tuvimos conversaciones y reflexiones durante febrero, en marzo y abril escribí un primer guión en colaboración con Carlos Polimeni, en mayo y junio filmamos, y en julio, agosto y mitad de septiembre hice el montaje. A mitad de septiembre hasta la semana pasada terminamos el proceso técnico Un trabajo de 14 horas diarias sin parar durante muchos meses. Estoy muy contenta con la película y con muchas ganas de compartirlas.

Comentarios