Ezequiel Obregón
02/07/2012 00:27

En "3", ¿Cómo recuperar a tu propia familia? (2012), el realizador uruguayo Pablo Stoll (Hiroshima, 2009) nos presenta a una familia de clase media, compuesta por Ana, la hija adolescente, y sus padres divorciados. Los tres buscan llevar sus vidas hacia un terreno más satisfactorio. En exclusiva conversó con EscribiendoCine.

"3", ¿Cómo recuperar a tu propia familia?

(2012)
8.0

Conocido en Argentina por sus dos primeros films, co-dirigidos con Juan Pablo Rebella (25 Watts, de 2001 y Whisky, de 2004), en su nueva película Pablo Stoll ingresa a un mundo familiar, plagado de frustraciones y búsquedas. El ortodoncista Rodolfo (Humberto de Vargas), su ex mujer Graciela (Sara Bessio) y Ana, la hija, (Anaclara Ferreyra Palfi), son el epicentro de este relato, que oscila entre el patetismo, la sensibilidad y la ternura.

¿Cómo se fue gestando la idea que dio lugar al guión de "3", ¿Cómo recuperar a tu propia familia??
Esta idea la empezamos a trabajar junto a Juan Pablo Rebella y a Gonzalo Delgado en 2006. Al poco tiempo, Juan Pablo murió. Lo que quedó de ese proceso fueron 36 páginas de tratamiento y por obvias razones quedaron guardadas por unos dos años. Sin embargo durante todo ese tiempo la idea de hacer esa película me seguía volviendo a la cabeza: la idea de un padre que vuelve a la casa que dejó es algo que todos los hijos de divorciados alguna vez hemos pensado. Cuando pude, retomé la idea y la escribí de un tirón, extrañamente o no, sin recurrir a esas páginas de tratamiento. Después se lo pasé a Gonzalo, con quien colaboramos usualmente, y entre los dos fuimos terminando el guión de lo que finalmente es "3", ¿Cómo recuperar a tu propia familia?. Cuando volvimos a esas páginas originales, después de que la película estuviera terminada, me di cuenta que si bien no tiene nada que ver desde lo estructural y los personajes cambiaron mucho, hay cosas que siguen estando y sobre todo, un espíritu en que se mantiene.

En la película la soledad está vista en dos edades distintas. Un tema que ya aparecía en Whisky. Lo interesante es que aquí se ve reflejado en la adolescencia, en la intención de Ana de experimentar encuentros con el sexo opuesto. ¿Qué mirada tenés sobre este personaje?
No me animaría a decir que la soledad sea un tema más importante en la película que el egoísmo, pero puede ser que detrás de todo lo que hacen los personajes y de cómo lo hacen esté el miedo a quedarse solos. 

En todo caso, queríamos hacer algo sobre gente que está en un momento de cambios y que a partir de ahí surgieran sus contradicciones y sus dudas.

El personaje de Ana es tal vez en el que más se ve eso, y el que es a su vez más inocente. Si bien la idea es que los tres personajes tengan la misma importancia de alguna manera me siento más cerca de ella (tal vez porque soy hijo y todavía no soy padre) que de los demás. Ella es un poco la agonista de esta historia: ella abre la puerta para que la historia suceda, pero a la vez va a tener que lidiar con las consecuencias. Ana está modelado sobre mujeres que conocí a esa edad: chicas que querían experimentar un poco y que están manejando, por primera vez, el poder de su sexualidad. 

Es recurrente que los críticos engloben a la cinematografía uruguaya bajo la perspectiva del "laconismo uruguayo" o la "melancolía uruguaya". Siendo uruguayo, ¿cómo pensás esta idea?
Los críticos, en general, son medio vagos. Esto dicho con todo respeto. Hay películas uruguayas melancólicas y lacónicas y hay otras que no. Más allá que ese sea un lugar en que algunos uruguayos se sienten cómodos y en el cual resulta cómodo ponerlos cuando la visión es desde otro lado. Personalmente, cuando hago una película no la pienso desde el laconismo o la melancolía, hago lo que quiero hacer. Mi próximo proyecto es de zombis: de repente son zombis melancólicos, andá a saber. 

Los actores del film pertenecen a dos franjas etarias bien definidas, ¿cómo fue el trabajo de dirección actoral? ¿Qué tipo de metodología o acercamiento empleaste?
Los tres actores principales vienen de lados muy distintos: Humberto de Vargas con años de teatro y televisión, es un actor súper intuitivo. Sara Bessio, viene de la tradición del teatro uruguayo. De la Escuela de Arte Dramático, la Comedia Nacional y el teatro independiente montevideano que tiene una impronta muy fuerte. Anaclara Ferreyra Palfi es una actriz por naturaleza. La conocí a los 14 años y ya era una actriz, con un dominio del medio increíble. Con los tres trabajé de maneras distintas, pero en general trabajamos mucho con improvisaciones y charlas sobre los personajes y no tanto sobre el texto. Los ensayos, junto al montaje, son el período de la producción que más disfruto.  Es el momento en que la película empieza a cobrar vida, los personajes empiezan a ser reales y todo cambia.

Siento que tu film dialoga con el cine de Kaurismaki y de Rejtman, en un tratamiento que bordea el absurdo, distanciándose por momentos del naturalismo. Y ofreciendo pasajes que muestran una situación patética no exenta de ternura. ¿Qué realizadores te han influenciado? ¿Ves estas afinidades de tu película con la estética de estos realizadores?
Aki Kaurismäki es sin dudas una influencia. Martín Rejtman es un director que me encanta. Ojalá mis películas fueran tan buenas como las de cualquiera de ellos dos.

Todo lo que veo me influye de alguna manera. Miro mucho más cine viejo que cine contemporáneo. En todo caso me prefiero hablar de películas que de realizadores. Últimamente me gustaron mucho Aquel martes, después de Navidad, Los descendientes, Aquel querido mes de agosto, Los Marziano...

Comentarios