Constanza Tagliaferri
07/06/2012 16:36

Clase Media (2011) es un documental que desmenuza los orígenes del sector medio de la sociedad argentina y reconstruye su historia a partir de una lectura heterogénea sobre esta identidad que -tanto moral, ideológica como cultural- ha fluctuando invariablemente a lo largo de los años. En exclusiva para EscribiendoCine, el realizador Juan Carlos Domínguez comenta su film antes del estreno en el Centro Cultural de la Cooperación.

Clase Media

(2011)
6.0

Tras abandonar la Carrera de Historia en la Universidad de Buenos Aires, Juan Carlos Domínguez viró hacia el cine documental, carrera que comenzó inmediatamente, cerrando sus estudios con el documental Clase Media como tesis. "Soy un ex estudiante de historia y conozco las limitaciones de la academia, el hecho de hacer historia para historiadores. Mi motivación era llegar a la gente común y pensé en el cine documental como una herramienta eficiente en este sentido", así explica su reorientación profesional y al registro documental como un recurso noble para llegar al espectador.

Entre imágenes de video y archivo fotográfico de época, aparecen las voces de reconocidos historiadores, filósofos y sociólogos, como Ezequiel Adamovsky, Jorge Halperín, Maristella Svampa, Ricardo Forster y Juan José Sebreli. En su intento por emancipar la clase media argentina del esteriotipo, los entrevistados aportan perspectivas múltiples -, a veces, discordantes entre sí- que lo explican como fenómeno ambiguo. Así, el director subraya la premisa fundamental del documental: "la clase media resulta una categoría vacía ya que no posee una definición ideológica, más bien se va adecuando a la situación, puede salir por izquierda o por derecha. En este sentido funciona como un recipiente al que se lo puede llenar con varias cosas".

¿Cómo surgió la idea de investigar la clase media?
La  idea surgió hace mucho tiempo, en charlas con amigos, sobremesas familiares, cumpleaños donde nos preguntábamos por qué la clase media funcionaba como espectadora, quejándose de todo pero nunca haciendo nada al respecto. Esa fue la premisa por la que empecé a pensar sobre la clase media y cómo se formó esta identidad, cuál es el gen que tenemos todos, cuál era el denominador común. Elegí hacer un documental porque me pareció la forma más adecuada, la idea siempre fue que la película funcionara como un disparador, que nos haga reflexionar y que conozcamos un poco más de nuestra historia. Entonces me pareció que llevarlo al documental resultaría interesante.

Clase media recorre el origen y las transformaciones de este sector social a lo largo de la historia, a través del análisis de diferentes filósofos y sociólogos argentinos, ¿cómo elegiste a los entrevistados?
La idea del documental fue hacer un sistema coral de voces con gente que estuviese en diferentes disciplinas: filósofos, sociólogos e historiadores; y, por otro lado, que piensen y representen lugares distintos. En el caso de Forster y de Sebreli, queda en claro que están en veredas opuestas desde lo político. Me pareció que era una buena manera de abarcar el tema. En este sentido, no quería que dijeran “a vos te banca Cristina Kirchner o Mauricio Macri”. La idea de abrir el abaníco no fue con la intención de ser objetivo, porque no creo que exista, pero sí algo más justo, que todos pudieran opinar de la clase media para poder reflexionar y conocer un poco más sobre cómo funciona esta clase.

En una lista imaginaria de pensadores que querías entrevistar, ¿quedó alguno que por alguna razón quedó afuera?
Sí, me hubiese gustado que esté Jose Pablo Feinmann pero después de contactarlo un par de veces, no me dio la nota. Por otro lado, también quedó afuera María Caviglia, quien escribió libros muy interesantes y mi idea era abarcar el período de la dictadura con ella, pero tampoco pudo estar.

En tu documental lográs pasar por múltiples perspectivas, siempre críticas y analíticas, haciendo del concepto de "clase media" algo más complejo. ¿Cómo te planteaste hacerlo?
Esto tiene que ver con el modo en que planeé el documental. Había leído muchos libros, siendo el libro de Ezequiel Adamovsky el que me ayudó a plasmar el recorrido histórico del tema. Me pareció muy justo hacer este recorrido, ya que dependiendo dónde te pares, la clase media puede ser reaccionaria o revolucionaria como en los sesenta. De esta manera, podía mostrarla de cuerpo entero para que después cada uno pudiera sacar sus conclusiones.

Entendiendo que la industria cultural es una gran formadora del imaginario social, en tu documental también utilizas recortes de escenas de películas nacionales que repiten ideas estereotipadas vinculadas a la clase media. ¿Por qué usaste puntualmente el cine en este sentido?  ¿Cuánto crees que ha influido el cine en tu formación como sujeto?
El cine es una gran formadora del imaginario social y de hecho el cine nacional argentino es, fundamentalmente, de clase media. Eso mismo me dijo un profesor de la Carrera de Cine Documental, "ponete a ver cine nacional que de ahí vas a sacar mucho material". Así fue que miré las películas de Niní Marshall, de Tita Merello; o películas más actuales, como Cama adentro (Jorge Gaggero, 2004). Estas películas me ayudaron mucho a construir el documental. En las películas de Nini y Merello aparece mucho la tensión que había, a principios del siglo XX, entorno al estereotipo del argentino típico y la lucha continua por pertenecer a esta clase social o rechazarla de cuajo. Así funciona, el cine nos muestra y nos forma como sujetos.

Comentarios