Juan Pablo Russo
04/03/2012 20:53

El actor, protagonista de films como La sombra del vampiro, Una mujer y El hombre araña estuvo en Argentina para promocionar el estreno de su última película John Carter: Entre dos mundos (2012). EscribiendoCine accedió a una entrevista exclusiva con el actor, nominado en dos oportunidades a un premio de la Academia de Hollywood, para contarnos que lo llevó a interpretar a un marciano en la película que dirige Andrew Stanton.

La sombra del vampiro

(2000)

Contános algo del personaje que hacés en John Carter: Entre dos mundos
Es muy difícil para mí decirte como es. Te puedo decir lo que es. Si te digo cómo es te cuento toda la historia porque su personaje se revela a través de la historia. Lo bueno de Tars Tarkas como cualquier personaje bueno es que no es lo que aparenta ser. Es un líder de una tribu primitiva marciana que mide tres metros de altura.

¿Qué viste en el personaje para decir "lo quiero interpretar"?
Lo que más me sedujo es que Andrew Stanton estaba ahí para hacer esta película y no el personaje en sí. Fue toda la película y que él pudiera poner toda su imaginación y el corazón como lo hizo con Buscando a Nemo y Wall-E. Eso es lo que me sedujo. Después me mostró el mundo de lo que estaban diseñando y dije qué bueno que está esto.

¿Qué sensación tenés cuando te ves haciendo de Tars Tarkas?
Siempre me pasa lo mismo cuando veo la película. Lo veo al personaje y no me veo a mí mismo. Acá particularmente lo que me pasa es que como hubo tantos obstáculos durante el rodaje que cada vez que veo las escenas recuerdo el rodaje de la película.

¿Fue un rodaje complicado por como lo decís?
Estebamos haciendo las escenas todas juntas. Mezclando los personajes computarizados con los personajes reales. Esto fue lo que lo hizo difícil. El integrar todo esto fue difícil. Para la gente de Pixar era normal porque a pesar de que la tecnología de la animación es muy complicada ellos están súper acostumbrados hacer eso. La ironía sería que ir de la animación a la acción en vivo es mucho más difícil, pero en realidad no es así. Es todo lo opuesto, creo.

¿Cómo trabajaste el personaje dramáticamente considerando que en cierta forma se trata de algo irreal?
Como yo soy un ser humano solamente me relaciono con seres humanos (risas), entonces lo hago desde ese punto de vista.  Eso es todo lo que tengo. Pero Andrew es excelente con este tipo de historias y sabe lo que se tiene que lograr. Él me decía por momentos en donde me necesitaba y eran pequeñas islas en donde yo tenía que estar. Eran como islas que tenían que ver con el establecimiento de la relación que tenía Tars Tarkas con John Carter, y eran transparentes por las diferencias culturales que existían entre ambos personajes.  Todo esto fue como un baile de gestos muy codificado y muy calculado.

¿Podés desprenderte cuando termina el día de rodaje de ese mundo de fantasía?
Cuando vivís en un mundo irreal como este, cuando volvés a tu casa y seguís con tu vida normal ese mundo te vuelve porque vos estás inmerso en él todo el día.

Venís a Argentina seguido, ¿qué te trae por acá?
Me encanta venir a la Argentina por gusto personal y porque amo el tango.

¿Te gustaría filmar algo en Argentina?
Me gustaría hacer una película sobre tango.

¿Alguna actriz particular para que te haga compañía?
Admiro mucho a Nacha Guevara.

Comentarios