Juan Pablo Russo
29/08/2011 13:46

Julieta Ortega posee uno de los rostros más bellos y enigmáticos del espectáculo argentino. De poca incursión en el cine, se apresta a estrenar Rita y Li (2010), un drama intimista centrado en la relación de dos mujeres inmigrantes dirigido por el cordobés Francisco D´Intino; y Verano Maldito (2010), la esperada película de su hermano Luis Ortega basada en un cuento del japonés Yukio Mishima.

Rita y Li

(2010)
6.0

¿Creés que Rita y Li es una película sobre la inmigración o es un disparador para tocar otros temas?
La película roza el tema de los inmigrantes. Habla de la gente que viene y entra de manera ilegal al país. Pero yo siento que el tema central es la amistad entre estas dos mujeres que están solas, una que es paraguaya y la otra china. La inmigración ilegal es una excusa para hablar de lo soledad y de esta cosa que tenemos las mujeres de crear vínculos bastantes íntimos y hondos con otra mujer. El tema de la inmigración es un tema enorme pero no siento que la película profundice tanto en eso, sino que es un disparador.

¿Cómo te llega la propuesta para Rita y Li?
Estaba esperando el rodaje de Verano Maldito que dirigió mi hermano Luis Ortega, que era una película muy distinta, mucho más compleja y que emocionalmente iba a demandarme muchísimo más. Estaba en casa muy ansiosa y me llegó esto y me dije por qué no hacerlo. Hacía un montón que no filmaba y me parecía que estaba bien hacerla.

¿Qué te cautivó de tu personaje?
Cuando leí el guión me pareció que era una película muy chiquita, muy intimista, muy poco pretensiosa y que como cosa simpática tenía esto de que son dos chicas que están todo el tiempo al borde de que les pase algo malo por estar solas y tener todo en contra. Son dos personajes a los que le podrían pegar las balas pero no les pegan. Son como esas personas de buen corazón que andan por la vida y que están bien protegidos.

¿Cómo lograste el acento paraguayo para que sea tan real?
Como pude (risas). La verdad es que tenía poco tiempo y fui a ver a una chica que trabaja con la voz y los acentos. Nos vimos en dos oportunidades y después me dio links de cosas que están en Youtube para que las escuchara. Ahí fue complicado porque las paraguayas no hablan todas iguales, así que armé mi propia paraguaya. Fue complicado porque sentía que tenía eso en el medio y tenía que estar siempre atenta.

¿Sos de aportar cosas al guión o respetás lo que está escrito?
El guión se respetó mucho porque lo que estaba escrito me parecía que era lo que había que decir. En lo que sí me meto es en el primer armado del personaje, lo que sería el dibujito. Sugerir ropa, el pelo, los aritos, alguna medallita, más en ese tipo de cosas que en la historia que es muy simple.

¿Cómo te llevás con el cine ya que hace mucho que no te vemos en alguna película?
Me encanta pero no me ofrecen tanto cine como televisión o teatro. Las pocas cosas que me han ofrecido en estos últimos años por alguna razón terminé no haciéndolas y me arrepentí mucho. No de todo, pero de algunas cosas sí. Por ahí me ofrecían películas a las que no le encontraba el sentido y después veía que la terminaba haciendo una actriz que a mí me gusta con un elenco de actores con carreras que están buenísimas y me di cuenta que hay que filmar. No importa que no sea la película de tu vida pero acá no se filma mucho y es un honor hacerlo. También eso te mete dentro de un circuito donde después te llaman y te da cierta continuidad.

Además estas por estrenar Verano Maldito que filmaste con tu hermano Luis Ortega, ¿cómo es que te dirija tu hermano?
Yo tenía muchas ganas de trabajar con Luis porque a mí me gusta mucho lo que hace. Es una película que costó mucho tiempo poder hacer. Él hace muchos años me pasó el cuento de Yukio Mishima para que lo leyera ya que lo quería filmar conmigo. De ahí pasó mucho tiempo, yo tuve un hijo -digo esto porque la maternidad tiene mucho que ver en la historia- y terminamos filmando con mucho esfuerzo. Ahora estamos cruzando los dedos para que finalmente se estrene. Uno hace las películas y después no sabe cuándo se va a  estrenar.

¿Esté tipo de películas independientes cuesta trabajo poder estrenarlas?
Es muy difícil. Primero porque todas las semanas hay estrenos. Después porque los tanques norteamericanos se quedan mucho tiempo. Y por último están las películas argentinas taquilleras, pero son las menos. Entonces películas chiquitas como Rita y Li o Verano Maldito pueden estar un año y medio esperando para conseguir salas. Finalmente digo que la estrenen donde puedan. Es muy raro filmar y que pasen dos años y que la película no se estrene.

Comentarios